Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

El papel del pediatra en la prevención de los malos tratos

with 2 comments

No vamos a dejar de insistir en el tema de los malos tratos. Nadie es inocente ante los malos tratos. Los propios pediatras tenemos que esmerarnos más.

La Academia Americana de Pediatria publica este mes una revisión con el mismo título que esta entrada de este blog (The Pediatrician’s Role in Child Maltreatment Prevention. Emalee G. Flaherty, MD, John Stirling, Jr, MD, The Committee on Child Abuse and Neglect. PEDIATRICS Vol. 126 No. 4 October 2010, pp. 833-841 (doi:10.1542/peds.2010-2087) que merece atención . Al final incluye unas recomendaciones que aparecen a continuación, traducidas al español:

RECOMENDACIONES DE LA AAP- MALOS TRATOS

1. A lo largo de la infancia, periódicamente se debe obtener una historia social completa, así como en la primera visita. La herramienta de Bright Futures y el kit de recursos contiene una herramienta de padres y de detección que pueden facilitar la detección de factores de riesgo y los problemas familiares, así como el reconocimiento y la mejora de los puntos fuertes de la familia, la resiliencia y factores de mediación. Además, este instrumento puede ayudar a identificar y abordar las preocupaciones de los padres y reforzar a los padres eficaces, lo que mejora la fuerza y los sentimientos de competencia.
2. Los médicos deben reconocer que los padres pueden invocar como causa del tratdoque dan a los niños a sentimientos de frustración e ira, y deben por lo tanto aconsejar a los padres sobre las etapas de desarrollo que puede causar estrés o poner en marcha el maltrato infantil. Este asesoramiento puede ser incorporado a la visita de supervisión de salud o se programarán según lo recomendado por el programa de asesoramiento.
3. Los médicos deben preguntar a los padres acerca de su percepción de porque su bebé está llorando, cómo están haciendo frente a ello, y qué estrategias que utilizan para hacer frente al problema. El pediatra debe ayudar a explicar el comportamiento del niño a los padres y aconsejarles sobre las respuestas alternativas.
4. Reconociendo que los niños con discapacidad son más vulnerables a ser maltratados, los pediatras deben educar a las familias respecto a la condición del niño, mediante folletos o instrucción en grupos según el caso, y debe validar los padres tensiones e informarles acerca del estrés y técnicas de gestión de servicios de cuidados temporales. Los niños mayores deben ser informados acerca de cómo protegerse de los malos tratos y sobre la importancia de comunicarlo a un adulto de confianza acerca de las experiencias incómodas, abusivas, o experiencias indeseables
5. Los pediatras deben estar atentos a señales de alerta que sugiere la violencia infligida por la pareja parental y la depresión posparto. La depresión en los padres puede ser detectada mediante instrumentos clínicos disponibles. Los médicos deben ser conscientes de los recursos apropiados de la comunidad y la intervención necesaria si un médico elabora informes de violencia en la pareja o la depresión.
6. Los pediatras deben educar a los padres acerca de la disciplina efectiva y alternativas a los castigos corporales, incluidas las técnicas de tiempo de espera y el refuerzo positivo. Para complementar este análisis, los médicos pueden proporcionar folletos, tales como los utilizados para el programa Connected Kids y Bright Futures.
7. Los padres deben ser advertidos sobre el desarrollo sexual normal y acerca de cómo prevenir el abuso sexual. La AAP ha desarrollado un kit o herramienta educativa para facilitar esas conversaciones y brindar a los padres con los materiales educativos y otros recursos.
8. Los pediatras deberían alentar a padres y cuidadores a utilizar su centro de salud como un recurso que brinda conocimientos necesarios y medios para la remisión a servicios apropiados.
9. Los pediatras deben abogar por programas de la comunidad y ofreciendo servicios eficaces de prevención, intervención, investigación y gestión para el maltrato infantil, así como para los programas que abordan cuestiones que aumenta el riesgo de maltrato infantil, como la pobreza, el abuso de sustancias, problemas de salud mental, y los pobres habilidades de los padres.
10. Los médicos también deben abogar para que las escuelas proporcionen intervenciones conductuales positivas y apoyos y para poner en práctica las expectativas de conducta eficaces y de apoyo e intervenciones.
11. Los médicos deben reconocer los signos y síntomas de maltrato y denunciar la sospecha de maltrato infantil a las autoridades correspondientes.

Pues yo estoy muy de acuerdo.

X. Allué (Editor)

Anuncios

Written by pedsocial

12 octubre 2010 a 15:18

Publicado en Sin categoría

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Gracias
    Muy buenas recomendaciones

    José Luis Contreras

    17 octubre 2010 at 14:10

  2. […] otra segunda entrevista a una mujer que trabaja en un centro de menores. En Pediatria Social: El papel del pediatra en la prevención de los malos tratos, sobre este tema y debido a la infradeclaración que se está constatando hablaré un día de […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: