Pediatría social

Blog de la Sociedad Española de Pediatría Social

El examen MIR: listo para renovación

with 3 comments

Ayer–por el sábado 29 de enero–se celebraron en España los ejercicios del examen para el acceso a las plazas de formación de especialidad de los médicos. Eso que se sigue llamando el examen “MIR” o el sistema “MIR”.

Eme, i, erre son las iniciales de Médicos Internos y Residentes. El sistema de formación de postgrado español es un excelente medio de formación de especialistas…que hace años que precisa una renovación.

Por generación formo parte de los impulsores de un sistema de formación que, hasta los años 70, era desconocido en España. Participé en las primeras discusiones y conocí de primera mano las limitaciones que acabaron constituyendo el sistema. Al final, se había copiado el sistema de los Estados Unidos, pero sólo en parte. En su ulterior desarrollo, en medio de las incertidumbres de la transición democrática, se optó por no introducir las mejoras que precisaba y, posteriomente, el uso no ha hecho más que perpetuarlas. Ninguno de los gobiernos posteriores, ni siquiera cuando se gestó y aprobó la nueva Ley de Sanidad del ministro Ernest Lluch se atrevieron a modificar nada substancial. Supuestamente ese inmovilismo se mantenia por el convencimiento de los dirigentes en que era un sistema ecuánime, justo y equitativo. Como trataba a todo el mundo igual, ya estaba bien, cuando lo que se hacía era tratar a todo el mundo igual…de mal.

El sistema tiene numerosísimos defectos pero el peor de todos es que ha establecido una “meritocracia” entre los facultativos absolutamente artificial, donde la selección de especialidad no reconoce más orden que las preferencias de los que sacan mejor nota, preferencia cuyo factor más relevante es el futuro de rendimiento económico que pueda tener cada especialidad concreta.

El otro gran defecto es la imposibilidad de los centros dedicados a la formación, los hospitales, de participar de alguna forma en la selección de candidatos.

Muy resumido se puede decir que se copió el sistema norteamericano de los “National Boards“, pero se obvió el “National Residents Matching Program” ( también en http://www.nrmp.org/).

La otra cutrez es que un considerable número de los candidatos se apuntan a unas “academias” para preparar el examen porque, evidentemente, en la Facultades de Medicina no les enseñan lo suficiente como para pasar el examen. Encima. este año, el peso del expediente académico ha pasado de representar un 25% de la prueba a un 10%. Eso es lo que valen 6 años en la facultad. Como esas academias aconsejan a los candidatos sobre si se deben presentar o no segun sus conocimientos, resulta que se han convertido en los órganos validadores de la enseñanza de la Medicina en este país…

Por cierto, nunca supe porqué insistieron en llamarlo MIR, poniendo la I de internos, cuando en los años setenta los médicos internos (otro día os lo cuento) habían desaparecido de los hospitales, tanto en los Estados Unidos como en España.

Después de cuarenta años me parece que ya sería hora de modernizar el sistema MIR.

X. Allué (Editor)

Anuncios

Written by pedsocial

30 enero 2011 a 19:48

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Puesto a comentarme a mi mismo, esta entrada no es de un tema específico de Pediatria social, pero me pareció oportuno y actual ofrecer una visión de un aspecto de especial trascendencia en la medicina asistencial: la formación de nuevos médicos.
    Cabría añadir que la formación de los pediatras y de los médicos en general en temáticas sociales deja mucho que desear.
    Me asalta la curiosidad de saber cuántas preguntas del examen MIR tienen que ver con los aspectos sociales de la medicina.

    pedsocial

    30 enero 2011 at 20:07

  2. Yo debo decir que creo que el sistema del examen MIR es un acierto, y que también lo es el hecho de que sea completamente neutro, sin favoritismos ni enchufes por ningún lado (eso de que el hospital pueda influir en la elección de sus residentes creo que se presta a chanchullo con demasiada facilidad, ¿no?). Pone a todos al mismo nivel y, si alguien ha aprendido más que otro durante la carrera, puede demostrarlo en el examen, claro que sí.

    Sí que estoy de acuerdo en que lo estudiado durante los 6 años de carrera sirve para poco, pero no tanto por la poca importancia que tenga en la nota final del MIR (mejor, en mi opinión), sino por la poca calidad de la enseñanza que se recibe en muchas asignaturas, en muchas facultades. Yo he encontrado que, por lo general, los profesores de las academias del MIR están mucho más motivados, dedicados y actualizados que los de la facultad.

    Antes que arreglar el MIR, creo que hay que arreglar las facultades.

    Bruno

    31 enero 2011 at 16:48

    • El sistema MIR es un acierto…que necesita renovación.
      El argumento de los enchufes es el que se esgrimió en el principio, en un país con irregularidades y con las plazas ofertadas eran diez veces menos que los candidatos. Como encargado de un programa de docencia esa desconfianza en la equanimidad de los hospitales siempre me pareció ofensiva y dejarlo todo a factores incontrolables ha conducido a la “meritocracia” idiota que ha hecho de los cirujanos cardiovasculares una élite y de los Médicos de familia una consideración de chusma, cuando a menudo puede ser al revés.
      El NRMP americano es un sistema con mucho sentido común y racional.

      pedsocial

      31 enero 2011 at 20:51


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: