Pediatría social

Blog de la Sociedad Española de Pediatría Social

¿Pueden los blogs irse de vacaciones?

with one comment

No se si es una alergia personal o mis interpretacions de las instrucciones de varios “libros de estilo” o, quizá, algún editor insistente que me lleva a evitar los signos de interrogación en los titulares. Parece como pretencioso planter una pregunta y ofrecer a continuación la respuesta en media docena de párrafos, lejos de la simpleza catequística del padre Ripalda SJ o, también, el del padre Astete obligado a memorizar a los 13 años cuando ya mis creencias se iban aligerando al mismo tiempo que crecian las tetas de mis compañeras de clase, y mi atención sobre ellas.

Algunas de las secuencias eran perversas por su inconsistencia:

–Pedrito: ¿Quien dijo el Credo?

Y Pedrito, pensando en esas proverbiales musarañas que nunca nadie ha visto, contesta un lacónico “No se”

Capón.

–Pedrito!–insiste–¿Quien dijo el Credo?

–El Papa, ¿no?

Capón.

–Pedritoooo, ¿quien dijo el Credo?

–Usted, Don Albino

Nuevo capón.

–¿Quien dijo el Credo?

Buscar la solución en lo mas alto, aunque sin convicción:

–Dios (?)

Esta vez fue una salva de capones, por usar el nombre de Dios absolutamente en vano.

La respuesta correcta era: “Los apóstoles”

Hay que joderse. ¿Cómo que quien dijo nada? Sería “quienes”, ¿no? ¿Cómo que “dijo”? Si acaso escribieron, redactaron, promulgaron… Además para entonces ya deberían estar todos los apóstoles muertos y enterrados, según supe cuando estudié los Concilios (¿Te acuerdas de la nemotecnia: NICOE CACOCO…) y que fue en Nicea donde lo pastaron casi todo.

Me reivindica Philip K Dick  Do Androids Dream of Electric Sheep?, porque dio lugar al Blade Runner . Que uno ya ha desplazado sus cultos de templos a pantallas de cinema.

O sea que si, que me voy de vacaciones del blog, dejando ahí un recuerdo de infancia para sugerir a los pediatras sociales que ayuden a los niños a huir de las convicciones dogmáticas tanto como de los deberes de verano. (Los jodidos nietos acabaron los cuadernos en los primeros tres días y, encima, bien hechos, para poder hacer luego lo que les vieniese en gana, ya fuera playa, excursiones al bosque frondoso, persecuciones de gatos callejeros o entierros ceremoniales de pajarillos asfixiados por “la caló”…)

X. Allué (Editor)

Anuncios

Written by pedsocial

31 julio 2011 a 8:43

Publicado en 1

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. ¡¡No te hacía tan mayor!! Aunque repasándome el catecismo del padre Ripalda me doy cuenta de que yo también lo soy…

    Buenas vacaciones, que te las mereces.

    Marisol

    1 agosto 2011 at 8:19


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: