Pediatría social

Blog de Pediatría Social

Archive for octubre 2011

Las alergias en nuestra sociedad moderna

leave a comment »

Los alergólogos insisten en que los problemas alérgicos de la población occidental son cada vez más frecuentes. Cualquier pediatra que lleve unos años de práctica reconoce que las alergias, en especial las respiratorias, ocupan un espacio creciente en sus agendas. Cuando se evaluan las causas la respuesta habitual es atribuirlo a factores múltiples: cambios en la respuesta inmunitaria, la disminución de la lactancia materna que tiene un efecto protector, la exposición a múltiples substancias químicas en el medio ambiente y en los alimentos.

Unos de los responsables de las alergias respiratorias y del asma en particular son los ácaros domésticos que, que sepamos, llevan con nosotros desde hace siglos. Sin embargo, supresencia en los hogares parece que han crecido y con ello el asma de niños. Una parte se debe a los cambios sociales que han hecho de nuestras vivienda un hábitat confortable para los ácaros. Basta volver la vista atrás 30 años y preguntarnos cuantos muebles tapizados había en nuestras casas entonces y cuantos hay ahora. Muy probablemente quienes tenían ese tipo de muebles también tenían alguien que los limpiase, ya fueran criados o las sufridas amas de casa que no tenian empleo fuera del hogar.

El instrumento de la foto probablemente sea algo extraño para muchos pero, producto de la artesanía popular del mimbre, servía para apalear colchones, almohadones y muebles tapizados para desprender  el polvo acumulado: sacudidor. Ya es rarísimo escuchar el palmoteo de las sacudidas en cualquier patio interior. Claro que hoy día tenemos modernos aspiradores para esa tarea. Pero ¿de verdad se usan en los muebles tapizados?

No vamos desde aquí a promocionar la higiene doméstica más allá de los que las familias están dispuestas a comprometerse. Sólo es aportar algunas explicaciones. Y recomendar a las familias de niños asmáticos que se desprendan de los muebles y enseres que acumulan polvo, o elijan aquellos que sean faciles de limpiar, con fundas lavables o material a prueba de ácaros.

X. Allué (Editor)

Anuncios

Written by pedsocial

30 octubre 2011 at 20:48

Publicado en 1

Tagged with , ,

Sexo/Violencia

with one comment

Las varas de medir varían con las culturas. El Tribunal Supremo del estado de California, un estado enorme que por si mismo podría ser una nación independiente a muchos efectos, con su decisión 7-2  ha declarado en relación a la prohibición de venta y uso de los videojuegos para menores, que los videojuegos violentos están protegidos por la regulación de libertad de expresión que contiene la Primera Enmienda de la Constitución americana. Son de libre circulación y distribución como los libros, las revistas o las películas cinematográficas. Esto no aplica, en cambio, para material con contenido sexual, erótico y literalmente pronográfico.

La tolerancia con la exhibición de la violencia contrasta con la prohibición de lo sexual.

Como se ha dicho, cometer un asesinato es un crimen, pero mostrarlo en una pelicula o vídeo no lo es. En cambio, la práctica del sexo es legal, mientras que mostrarlo está prohibido. Estas incoherencias son comunes en el sistema legal y la sociedad norteamericana.

Sin tener la misma fuerza legal, a este lado del Atlántico, las cosas se parecen bastante. Vemos en los telediarios y en las series de televisión abundantes muestras de violencia explícita, mientras que el cine pronográfico se limita a cadenas de cable de pago y a horas nocturnas.

Si todo esto es de difícil explicación para los adultos, podemos imaginarnos los efectos sobre los niños, personas sin haber elaborado todavía criterios ni con ideas educadas o preconcebidas.

¿Vamos a ser capaces de corregirlo?

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

27 octubre 2011 at 8:38

Niños que matan

with 2 comments

Es posible que alguno de los lectores haya tenido la oportunidad de  ver la película de Christian Molina ” De mayor quiero ser soldado”.http://www.filmaffinity.com/es/film654104.html No es una gran película pero pone sobre el tapete algunas de las consecuencias de la violencia.

Pero eso es aquí, donde la violencia está más o menos controlada. Justo ahora los principales causantes de violencia política, la organización ETA, han anunciado su renuncia a continuar usándola. La violencia doméstica mata mujeres y niños y, aunque desafortunadamente haya más de un centenar de víctimas al año y la tragedia es considerable, nada tiene que ver con las circunstancias de guerra en muchos otros paises donde matan a la gente a puñados.

Lo peor es que en muchos sitios, los causantes de las muertes son niños. El problema de los “niños soldado” añade a la tragedia de las muertes, la muerte en vida de los menores obligados a matar. Rwuanda, Burundi, Congo, Nepal, SriLanka han sido y aún continuan siendo luagares donde los niños participan de los conflictos armados y donde UNICEF está realizando esfuerzos para la reinserción de niños ex-soldados http://www.unicef.org/spanish/search/search.php?q=nI%D1OS+SOLDADOS La coincidencia de una camiseta del Barça en un niño que porta un Kalashnikov en bandolera que muestra la imagen viene a ser la contradicción extrema.

Desde nuestra distancia lo que cabe es recordar que la violencia no conduce a nada bueno y que en la educación infantil se debe hacer un fuerte énfasis en la no-violencia y ofrecer a los niños instrumentos sociales para la resolución de conflictos.

X. Allué (Editor)

Más información en http://en.wikipedia.org/wiki/Military_use_of_children

Enhanced by Zemanta

Written by pedsocial

24 octubre 2011 at 13:34

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Los inmigrantes somos todos, y consumimos por el estilo

with 2 comments

Parece como ocioso recordar que todos somos inmigrantes. Claro que hay que volver la vista bastante atrás, pero, total hace 400.000 años aquí no había nadie. Fuimos viniendo poco a poco. Los libros de historia que estudié de pequeños hacía escasa referencia a la prehistoria. Daba por sentado que los habitantes de esta parte del mundo “ya estaban aquí” y que luego vinieron los Iberos por el sur y los Celtas por el norte. Y luego “vinieron” los fenicios, los griegos, los cartagineses, los romanos, los visigodos, los suevos, los vándalos y los alanos. Y después los árabes (y los moros, almohades, almorávides y benimerines). Y que después se les echó (?) y aquí se quedaron “los de siempre”.  Lo que no fue óbice para que los monarcas fueran extranjeros (Carlos I nació en Flandes y no hablaba español, Felipe V era francés, y el más reciente JuanCarlos I nació en Roma y se educó en Portugal) y sucesivas llegadas de ciudadanos nacidos en otros lugares y otras culturas: japoneses en Sevilla (siglo XVI), austriacos e italianos en Madrid, holandeses y alemanes en La Carolina o en San Carles de la Rápita. En las zonas más abiertas o próximas a las fronteras, siempre imprecisas, recogemos en los apellidos orígenes foráneos: Anglés, Francés, Alemany, Moro, Milanés, etc.

Y los nacidos aquí emigraron a millones a América (antes) y a Europa (hace 40 años) en busca de una vida mejor.

Todos somos emigrantes/inmigrantes.

Claro que la llegada de varios millones de personas procedentes de países de fuera de la Unión Europea en un período de tiempo históricamente breve, unos 10 años, ha producido crujidos en la trama social al competir con la población autóctona por puestos de trabajo y servicios.

En un ámbito donde esos crujidos se oyen es en los servicios sanitarios. Como suele ser habitual, la anécdota adquiere pronto categoria de realidad cuando se observa de cerca.

No toca aquí glosar los beneficios y/o los costes de la reciente oleada migratoria en España, por más que los analistas económicos la califican de beneficiosa en general. Pero si salir un poco al paso de la creencia de que los ciudadanos recién llegados generan problemas de salud y consumen más recursos que la población autóctona.

Simplemente, no es cierto. La patología importada se mantiene en mínimos y hay evidencia publicada de que consumen menos recetas y menos servicios. También conviene escuchar a Arcadi Oliveras y sus reflexiones y denuncias

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

21 octubre 2011 at 10:19

Juegos del Mediterráneo y Dieta mediterránea

leave a comment »

Este sábado pasado se adjudicó la sede de los XVIII Juegos del Mediterráneo para el año 2017, a la ciudad donde vivo. Se trata de un evento deportivo de características olímpicas que acoge a los paises de la ribera del Mare Nostrum que, en la perspectiva histórica, incluía todo el mundo conocido. El alcalde no se ha cortado al celebrarlo diciendo que la ciudad volvía a ser el centro del mundo 2000 años después de ser la sede del imperio romano de Augusto. Entusiasmos y proyectos aparte, sirve para recordar el valor de las actividades deportivas multiformes, del ejercicio físico y la sana competición. Participan veinticuatro países que mojan sus pies en las aguas de este mar interno, cuna de la civilización occidental, a cual más diverso y, a la vez, com múltiples rasgos, aficiones, ideas, costumbres y comportamientos comunes, algunos cantados en la exitosa letra del Joan Manuel Serrat.

De hace un tiempo se ha popularizado uno de esos rasgos comunes bajo la denominación de “Dieta mediterránea“. La concepción ha tenido tantos partidarios como detractores: los primeros por sus cualidades nutrionales y gastronómicas y los segundos por ocultar en la simplificación una considerable y multicolor variabilidad que escapa a sistematizaciones. Su origen en unas observaciones en los años 40 sirvieron a interpretaciones diversas en el conocido Estudio de los Siete Paises hasta los estudios más recientes que llegaron a hacer de la Dieta Mediterránea Patrimonio Intangible de la Humanidad por parte de la UNESCO hace un año.

De forma genérica la dieta mediterránea incluye la utilización de las grasas vegetales, principalmente el aceite de oliva, cereales integrales, legumbres y verduras, pescados azules–de los que se pescan en estas aguas–y carnes magras en menor cantidad, menos lacticinios (básicamente, queso y yogurt), frutos secos y el complemento de vino en las comidas. Pero y de forma inseparable, se incluye el ejercicio físico.

Todo ello parece que ha cedido a otras conductas que puedan ser las responsables de la actual epidemia de obesidad que se padece es esta parte del mundo. Es posible que nuestras familias hayan renunciado a algunos componentes de la dieta mediterránea principlamente porque su consumo requiere elaboración. La mayor parte de los productos deben ser cocinados y algunos un tiempo considerable, como las legumbres secas.

Pero lo que más evidente resulta es el abandono del ejercicio físico. En gran parte porque la vida moderna tiende a evitar los esfuerzos: transportes mecanizados, ascensores, proximidad, entretenimiento y ocio sedentario y una monumental pereza.

Decididamente hay que incluir la recomendación continuada del ejercicio en todos y cada uno de los contactos del público infantil con el sistema sanitario. Y comenzar a entrenarse para los Juegos del Mediterráneo de 2017.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

17 octubre 2011 at 8:37

Pediatria social en Twitter

with one comment

En el reciente XX Congreso de Pediatria Social celebrado en Granada, se presentaron las actividades de la sociedad y, entre ellas, la de este blog. A la conclusión introduje la propuesta de crear una dirección de la SEPS (por cierto y recuerdo que se aprobaron las modificaciones de los estatutos que incluyen que la SPS es ahora SEPS, con la “E” por Española, requierimiento de identificación al parecer exigido por diferentes convenios) en Twitter. Se comentó brevemente y se dirigieron las miradas a los presentes más jóvenes, como invitándoles a poner en marcha este tipo de actividad. No se concretó nada, pero siendo como era en esa ocasión el más mayor (el más viejo, vaya) de los presentes, me hizo cierta gracia la llamada a la juventud. Curiosamente y después, en otra actividad, un ingeniero informático, joven por supuesto y que colaboraba en el evento, me argumentó sobre el tema, indicando que Twitter no era para instituciones… La argumentación no se prolongó, pero si la AEP tiene una cuenta en Twitter, la American Academy of Pediatrics, Obama y Rubalcaba también, no creo que nos haga daño.

No hubo oposición en la asamblea y como estoy en edad de hacer un poco lo que me plazca, a partir de hoy creo una cuenta en Twitter, aunque ya hace tiempo que el “hashtag” #Pediatriasocial ha sido utilizado.

Los “twiteros” ya sabéis como funciona y a los demás os estimulo a que perdáis esos tres minutos que cuesta aprenderlo. Estos medios de comunicación están ahí y es de bobos no utilizarlos. Quizá en un par de años utilizaremos otra cosa pero, de momento, es otra ventana abierta de la Pediatria Social.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

13 octubre 2011 at 8:07

Publicado en 1

Tagged with , ,

Acogida, adopción, protección de niños sin padres

with one comment

La ausencia de los padres fue durante siglos la consecuencia habitual del fallecimiento de ambos cuando los avatares de la vida eran especialmente duros. La enorme mortalidad maternal y la corta espectativa de via hacía común que niños de corta edad se vieran privados del soporte de sus progenitores. La orfandad ha dado lugar a muchas obras literarias, algunas convertidas en clásicos como el “Oliver Twist” dickensiano.

En nuestro país, la atención a huérfanos desamparados recayó muy comunmente sobre órdenes religiosas, esencialmente las femeninas, que crearon instituciones hospiciales en muchas ciudades. En el siglo XIX los gobiernos locales, las diputaciones provinciales, asumieron por delegación del estado la beneficiencia y con ella la atención y acogida de los huérfanos. Los grandes orfanatos que acogían ciento y a veces miles (por ejemplo la Casa de la Misericordia de Bilbao) de niños en sus instalaciones.

En la segunda mitad del siglo XX, en España como también en todo el mundo occidental, la disminución gradual de la orfandad por la mejor y más larga supervivencia de los padres y los cambios en los paradigmas asistenciales, llevaron al gradual cierre de estas instituciones, que cambiaron a modelos más reducidos y funcionales, más hogares que internados y abrieron la posibilidad de fórmulas alternativas como la acogida familiar y otras. Los cambios legislativos en la protección a la infancia también han dado lugar a notables cambios que, al menos en la común creencia, han mejorado notablemente la atención de menores en situación de desamparo.

Que sin embargo un largo camino que recorrer y mucho que mejorar en esta ámbito. En el recientemente pasado XX Congreso de la SEPS, los problemas de la acogida fueron revisados en una de las mesas redondas. A destacar la intervención del Dr. Anders Hjern, experto sueco en la acogida a menores quien, y para cierta sorpresa de la audiencia confesó que, en estas materias, el avanzado país escandinavo no tiene mejores soluciones ni menos problemas que el nuestro, una prueba más de que las habas se cuencen en todas partes y de que los problemas complejos lo son para todos.

Aunque hemos dejado muy atrás los orfanatos clásicos, los problemas permanecen como permanece la precupación por la calidad de la acogida y el resultado final cuando los menores dejan de serlo y se integran en la vida adulta.

La figura de la adopción continua siendo la mejor de las alternativas. Cualquier medida, social, jurídica o política que mejore y facilite las adopciones debe ser estimulada.

Hay numerosos ejemplos de éxito: justo esta semana ha fallecido uno de los grandes genios del pasado reciente: el fundador de Apple Steve Jobs. Steve fue adoptado por sus padres a muy temprana edad. Lejos de otra cara de la moneda como, volviendo a fijarnos en Suecia, pudo ser el personaje de ficción Lisbeth Salander de la best seller trilogía “Milennium“.

El destino y futuro de los menores sin padres biológicos debe ser de atención prioritaria en una sociedad moderna.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

10 octubre 2011 at 8:55