Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

Archive for enero 2012

La detección de los malos tratos en la consulta

with 3 comments

La excelente publicación “Evidencias en Pediatria” explora en un artículo del número de junio de 2010 (twiteado recientemente)la cuestión de si un niño ha sido o no maltratado cuando se le visita en Urgencias.

El artículo escenifica una situación, por lo demás habitual en Urgencias de los hospitales docentes en la que un facultativo en formación se plantea la diferenciación entre unas lesiones que puedan ser accidentales o inferidas.

Cuando se repasa la información publicada encuentran dos revisiones sistemáticas recientes (2010), una en los Países Bajos y otra en el Reino Unido que coinciden en reconocer que no existe una forma simple, un baremo que facilite la distinción entre accidentes y malos tratos.

A uno le viene a la mente la actual profusión de series televisivas procedimentales dedicadas a la policía forense (CSI en sus tres localizaciones, BonesNCIS  etc.) y la brillantez y celeridad con que se resuelven los casos y sus controversias. Obviamente la distancia entre la realidad y la ficción se acrecienta cuando aparecen instrumentos altamente sofisticados que, además, ofrecen resultados en escaso tiempo, más próximos a la fantaciencia (SciFi) que a la dura vida de los investigadores policiales.

Jóvenes profesionales pueden sentirse frustrados ante las habituales avalanchas de pacientes en los Servicios de Urgencias, el polimorfismo y variedad de la patología y la incertidumbre que preside la premura y el ambiente.

En la consulta de Atención Primaria la situación cambia algo, el profesional suele conocer—al menos al cabo de un tiempo—a su clientela y, como en tantas otras cosas, la experiencia, la veteranía es un grado. Sin embargo el compromiso de la incerteza puede a veces jugarnos malas pasadas y añadir dificultades al diagnóstico.

Cuando tengo que ilustrar a los residentes sobre el drama de los malos tratos ofrezco un listado de realidades y recomendaciones que procuro repasar en cada ocasión que el diagnóstico se plantea.

Con eso, me atrevo a ofrecer éste listado. Por ejemplo:

– Como dice la publicación mencionada, no hay una regla simple ni un score diagnóstico de los malos tratos.

– Sólo el 3% de los malos tratos llegan a Urgencias.

– Los malos tratos ocurren en todas las clases sociales y en todas las situaciones familiares.

– La forma más común del maltrato es la negligencia. Los accidentes repetidos son un indicio de negligencia.

– Los niños con dificultades añadidas (retraso mental, hiperactividad, defectos físicos o sensoriales, etc.) son más a menudo víctimas de malos tratos.

– Los bebés de menos de 6 meses no se caen solos.

– Alto grado de sospecha ante cualquier lesión inexplicada.

– La propia explicación y su verosimilitud es esencial en la sospecha

– La suma de los factores sí altera el resultado: una vez, una lesión, un accidente, es una casualidad. Dos veces es una coincidencia. Tres veces… malo, malo.

– Las lesiones—heridas, quemaduras—en lugares poco accesibles como las axilas o la cara interior de los muslos tienen que estar muy bien explicadas para creérselas como accidentales.

– El fondo de ojo dice muchas cosas, incluso antes que una TAC.

– Al forense hay que darle toda la información y, además, nuestra interpretación—con todas las “c”: clara, corta, concisa, concreta y completa.

– La obligación del clínico es saber que ha pasado; no averiguar quien hizo qué a quién.

Pero no se debe olvidar que

– Mejor un culpable libre que un inocente procesado.

Y que, afortunadamente,

– La resiliencia de los niños juega a favor.

X. Allué (Editor)

Enhanced by Zemanta
Anuncios

Written by pedsocial

12 enero 2012 at 8:42

Asesinatos e infanticidios al comienzo del año

leave a comment »

Los ominosos anuncios de que el año 2012 iba a ser un año peor parecen confirmarse, al menos desde la esfera de la muerte homicida. En los escasos diez días del año en mi entorno próximo son ya siete las víctimas de muertes violentas: Cuatro asesinatos machistas de mujeres, dos hombres apuñalados a cuenta de un conflicto de cuernos y un niño de 5 meses estrangulado por la pareja de su madre.
El consejero de Bienestar y familia, del departamento de la Generalitat que gestiona los recursos sociales intenta con escasa fortuna explicar lo inexplicable, según informa un rotativo barcelonés.
De seguir así la escalada, hacia el día ese del fin del mundo que anuncian los mayas vamos a quedar muy pocos.
Lo peor es que los asesinatos de niños se inician este año con una especial saña.
X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

11 enero 2012 at 16:24

Rebajas de enero

leave a comment »

Esta tradición anual sigue a las celebraciones del solsticio de invierno, Navidad y Reyes con una regularidad notable que permite iniciar la, también tradicional, subida de la cuesta de enero tras los dispendios festivos.

En estos años de la, así llamada, crisis económica, mercaderes y consumidores se han lanzado a la vorágine con considerable entusiasmo. Que les vaya bien, les deseamos.

Pero desde este observatorio lo que nos preocupan son otras cosas que vemos rebajadas. Nos referimos concretamente a los logros del estado del bienestar y, más concretamente, a la gestión de los presupuestos dedicados a temas sociales en general e infantiles en particular.

Aparte de que las negadas y luego implantadas subidas de impuestos del gobierno del Partido Popular que dejarán reducido el dinero disponible de las familias, los anuncios y ejecución de recortes en la sanidad y servicios sociales van a representar rebajas en la atención a los niños, especialmente los más desprotegidos.

Las justificaciones de los políticos de que no tienen dinero no merecen la más mínima credibilidad cuando, por otro lado, dedican ingentes sumas en supuestos rescates de entidades financieras que luego utilizan ese dinero para desvergonzado lucro de sus directivos.

En diferentes niveles de administraciones—muchas de ellas redundantes y duplicadas—han anunciado limitaciones en lo que dedican a servicios sociales hasta extremos como el alcalde que, después de despedir a los trabajadores sociales de su municipio, les sugirió que siguiesen prestado sus servicios gratis, de forma caritativa. Aparte del insulto a unas condiciones y legislación laboral vigentes, la actitud da una idea de lo que muchas autoridades electas entienden como servicios sociales: algo que se presta por la bondad natural de los que lo practican y de forma altruista. Y no tanto un ejercicio profesional para cubrir unos derechos de los ciudadanos administrados.

En estas rebajas de enero vamos a ver más de la destrucción de un estado de bienestar que ha costado muchos esfuerzos y sacrificios de levantar. Pero sobre todo vamos a ver rebajado al estatus de actividad filantrópica lo que es una dedicación profesional.

Y si así vemos pelar las barbas de nuestros profesionales de los servicios sociales, ya podemos poner a remojar las de los médicos y los pediatras a quienes pretenderán devolvernos a las prácticas desprofesionalizadas prehipocráticas.

X. Allué (Editor)

 

 

Written by pedsocial

9 enero 2012 at 8:07

Un decalogo también para blogueros

leave a comment »

La Nación de Buenos Aires con la firma de Fernán Saguier, su subdirector, que de hecho es el director del diario y unos de los hermanos propietarios, publica un decálogo de principios éticos del periodismo. Los blogueros no son exactamente periodistas, pero en este Nuevo Mundo de las comunicaciones conviene recordar algunas obligaciones éticas que también nos competen. Ahí van esos diez “mandamientos”.

1. Informar lo que pasa, ateniéndonos estrictamente a los hechos, que son sagrados.

2. Analizar e interpretar la realidad desde una mirada objetiva y profesional, sin segundas intenciones ni otro interés que el meramente periodístico.

3. Opinar conforme a principios basados en una línea editorial que exalta ante todo el diálogo, la concordia y la libertad en todos los órdenes, dentro de valores universales como la democracia republicana y el Estado de Derecho.

4. Dar lugar al más amplio abanico de opiniones e ideas, siempre y cuando se expresen con respeto y no incurran en provocaciones ni agravios.

5. Rectificarnos rápido ante el error, sin vergüenza ni temor por sus eventuales consecuencias. Ser constantemente autocríticos, revisar diariamente nuestro trabajo sin indulgencia, porque es fácil caer en el error y la superficialidad, y de ese riesgo no estamos exentos.

6. Procurar sorprender todos los días al lector con un diario novedoso, inteligente, profundo y cercano, que trate los temas con altura y sencillez a la vez.

7. Preguntar. Preguntar una y otra vez hasta entender y así poder explicar el significado de las cosas de la manera más comprensible posible.

8. Ponernos en el lugar de quien nos lee, estar allí donde él no puede estar para defender sus derechos, así como recordarle sus obligaciones.

9. Ser optimistas, transmisores de buenos ejemplos, reparar en aquellos casos aleccionadores que sirven de modelo y estimulan a la sociedad, porque en los diarios inevitablemente cargamos contenidos duros y descorazonadores que agrietan el ánimo del lector.

10. Contar historias. Tener siempre presente que nuestro papel es el de contarle algo a alguien, y que nuestras páginas deben referirse básicamente a las personas, con sus problemas, alegrías, angustias y vivencias cotidianas.

(Citado por Lluis Foix, maestro de periodistas y bloguero activo http://www.foixblog.com/2012/01/08/periodismo-en-tiempos-de-crisis-2/ )

Written by pedsocial

8 enero 2012 at 20:16

Los Reyes son los papás

with 3 comments

A estas alturas no creo que sorprenda a nadie. La tradición cristiana relata la ofrenda de unos hombres sabios al que creyeron el hijo de Dios. Que venían de oriente es casi obligatorio porque desde Belén, hacia poniente, queda la orilla de Mediterráneo a 70 kilómetros y ese mar era entonces el Mare Nostrum de los romanos y de allí no cabía esperar nada bueno. Que hiciesen tres ofrendas: oro del poder, incienso de la gloria y mirra de la salud, justificó que el número, nunca expresado en los evangelios, fuese de tres. Los nombres son de la leyenda, y su aspecto una creación renacentista.

En nuestro país la Epifanía se ha convertido en una orgía de consumismo con la compra de una infinidad de juguetes destinados a los niños pero para satisfacción de los papás. Los reyes son para los papás

Sigo convencido que los niños necesitan pocos juguetes para su diversión y su educación. Ahí está ese común interés que despierta a muchísimos niños el envoltorio, la caja, antes que el juguete, la velocidad con que se abandonan, se rompen o entran en obsolescencia y la desproporción que suele haber entre el precio y el grado de satisfacción.

Claro que cualquier padre querría lo mejor para sus hijos. Pero, muy a menudo, la explosión de regalos se enraiza en penurias infantiles mal recordadas, insuficiencias emocionales de quienes dan con más facilidad cosas que cariño y envidias por emular al prójimo o al vecino.

A ello se puede sumar la escasa resistencia a las exigencias de tiranuelos con el coco comido por una publicidad engañosa y oprobiosa y mucha tontería.

Los obsequios a las niños deberían estimular la ilusión y la imaginación, pero también el respeto a ellos mismos. Como respetuosos son el oro, el incienso y la mirra. La fantasía de los Magos no es una mentira. La mentira es recubrir con objetos materiales lo que debería ser una muestra de respeto y amor.

Claro que no hay oro de Playmobil, ni incienso de Barbie ni mirra Nintendo. No se puede luchar individualmente con un sociedad consumista y la presión mediática de la publicidad. Pero sólo los padres pueden darles otro sentido a los regalos y conseguir que la ilusión de un 6 de enero dure todo el año.

Los papás deben ser los Reyes.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

4 enero 2012 at 8:08