Pediatría social

Blog de la Sociedad Española de Pediatría Social

La marihuana es la mejorrrrr…? Bueno, pues no

with 2 comments

Una entrada de este blog hace unos meses sobre fumar ha motivado el comentario que figura como titular de hoy. Un corresponsal que se identifica como mujer y, añade, de 15 años de edad, ofrece esa opinión enfatizando las “erres”.

No se trata aquí de discutir los comentarios, que se puede hacer en la propia página, sino evaluar la realidad y los efectos de la publicación de los blogs. Para el que no quiera volver a leer nuestra entrada, nos referíamos simplemente a los efectos negativos para la salud de la inhalación de humo en el marco de la costumbre social de fumar y las consideraciones a que se ha sometido en el pasado reciente.

Encender unas virutas vegetales e inhalar el humo de esa combustión es una constumbre ancestral pero que adquirió prodominancia entre la sociedad occidental en la Edad Moderna, después del descubrimiento de América y la importación de hojas de la planta del tabaco junto con lo que era una costumbre entre los nativos del Caribe. A esa costubre se asociaban los efectos neurolépticos de la nicotina y otros alcaloides. En el Oriente y hasta el Norte de África las substancias que se fumaban eran otros vegetales cuyo humo contiene también alcaloides neurolépticos como las resinas del opio o del cannabis y sus hojas. En cualquier caso, se trata de la autoadministración de sustancias neuroactivas por vía inhalatoria y precisamente por sus efectos psicotópicos.

Pero, dejando al lado tales efectos, lo que es una realidad evidente es que la inhalación de humos es naturalmente lesiva para la función y la estructura del aparato respiratorio. La inhalación de humos durante tiempo prolongado causa modificaciones en el epitelio respiratorio que van desde la inflamación a la metaplasia cuyas consecuecias son la bronquitis crónica, el enfisema y el cáncer de laringe o de pulmón.

Como quiera que el acto de fumar tiene mucho de social y se ha ido convirtiendo en una especia de rito de paso para los más jóvenes, comenzar a fumar de jóvenes es poner en marcha un proceso de lesiones que tiene toda la vida por delante para desarrollarse y cuyas consecuencia acabamos de mencionar.

Detras de fumar se mueve una ingente cantidad de dinero. A lo largo del siglo XX la promoción de echar humo ha prevalecido en todos los medios de comunicación y se ha incorporado a la imagen de los marcadores de tendencias, ya fuesen artistas de cine o personajes famosos, a quienes se veía habitualmente fumando: Winston Churchill o Humphrey Bogart como iconos. Fumarse un puro era el epítome de la celebración en bodas y banquetes o victorias deportivas o militares.

Bueno, pues no. Fumar es un mal hábito y soy de la opinión que los más jóvenes, incluyendo nuestra entusiasta comentarista  de la marihuana veran esa costumbre ir desapareciendo, para bien.

La cuestión de si uno u otro producto para fumar es “mejorrrr” pues la dejamos para otra discusión.

X. Allué (Editor)

Adendita:  Por cierto, ¿os habéis fijado que en las pelis de Holywood de los últimos años los únicos que fuman tabaco son los “malos”?

Anuncios

Written by pedsocial

8 febrero 2012 a 10:20

Publicado en 1

Tagged with , , ,

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Me da a mí que la percepción de que es mejor es porque no deja “resaca” como el alcohol, y uno se puede haber fumado quince canutos el domingo y llegar el lunes a clase tan fresco. Pero todo pasa factura. Y los efectos en el cerebro sólo se notan al cabo de muchos años. Pero claro, esto se lo dices a un chaval de quince años y te mira como si fueras imbécil y como si a él no le importara nada lo que le vaya a pasar dentro de 25 años…

    Sol

    8 febrero 2012 at 12:20

  2. Los efectos sobre el cerebro de prácticamente todo se notan al cabo de los años 🙂
    Pero es cierto que eso suele ser difícil de explicar a la gente que apenas ha pasado años sobre los que pensar: la vida es breve, el arte largo, la ocasión fugaz… que dice Hipócrates. Pero hay que seguir diciéndolo, con palabras y con hechos que en algún momento haran su efecto.
    Y eso que a mi, realmente, lo que me vaya a pasar dentro de 25 años me importa muy poco, como no fuese la sorpresa de seguir viviendo y acordarme…

    pedsocial

    10 febrero 2012 at 8:56


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: