Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

Archive for mayo 2012

Niños con convulsiones

leave a comment »

Viendo una película de la actriz norteamericana Kelly Preston, esposa de John Travolta, me entero que en 2009 ambos perdieron un hijo adolescente a consecuencia de un cuadro convulsivo. La información es incompleta pero parece inferirse que el joven padecía crisis convulsivas por las que había sido tratado con un anticomicial, ácido valproico, durante un tiempo. Al ser hijo de personajes célebres que han llevado una vida compleja y su vinculación con la Iglesia de la Cienciología, se dispararon toda suerte de especulaciones. Al cabo, la defunción pudo atribuirse a un cuadro conocido como Muerte súbita inexplicada en Epilepsia (SUDEP ) que es una causa importante de fallecimiento en pacientes epilépticos.

Las convulsiones en los niños son notablemente frecuentes. Sólo algunas son debidas a Epilepsia en sus diversas formas. La posibilidad de que alguien fallezca en el curso de una convulsión es más bien baja, por no decir extraordinaria, salvados los casos en los que la causa de las convulsiones sea ya , en si misma, una causante de riesgo vital. Por ejemplo las convulsiones que acompañan a tramatismos craneales graves o los tumores cerebrales o las meningitis.

Es indudable que una crisis convulsiva es un fenómeno escalofriante para quienes lo contemplan. Sin embargo ya los hipocráticos conocían que las convulsiones, les dedicaron un libro de los famosos Tratados (Corpus Hippocraticus) bajo el nombre de “enfermedad sagrada” y sabían que a pesar de su dramatismo, podían no ser ominosas.

Las enfermedades convulsivas y su tratamiento representan una grave peso sobre las familias de los que las sufren aún a pesar de que acontecimientos como la SUDEP sean infrecuentes. Además de la angustia que generan las crisis, la necesidad de vigilancia tiene que trasmitirse a otras personas que participan en el cuidado o en la educación de los niños, que pueden tener dificultades o reticiencias para asumir responsabilidades directas.

Las familias de los niños con epilepsia son tributarias de extrema atención por parte de los sanitarios y los servicios sociales y educativos. Desde la consulta de Pediatria se debe extender la información a todos los que rodean la vida del niño con convulsiones, ofreciéndoles información, consejos e instrucciones que ayuden tambien a los padres a afrontar las incertidumbres de la enfermedad.

X. Allué (Editor)

Anuncios

Written by pedsocial

10 mayo 2012 at 22:56

Clases de cocina

leave a comment »

Parece que nos estamos solos en esto de recomendar la culinaria para una nutrición adecuada. Varias personalidades británicas se han dirigido al gobierno de su país solicitando clases de cocina para la población con objeto de combatir la obesidad. La noticia de agencias que ayer rebotaba El Mundo indica que famosos como Steven Gerrard, capitán del Liverpool Football Club y Jamie Oliver un reconocido cocinero y restaurador que hace tiempo que defiende  una dieta adecuada en los menús escolares han puesto en actualidad la necesidad de actuaciones, enmarcadas en los próximos Juegos Olimpicos que se celebrarán en Londres este verano.

Que cocineros y futbolistas opinen y se dirijan a los gobiernos es fruto de la incluencia que generan personalidades célebres de la actualidad. La revista TIME de la semana pasada publicaba la lista de las 100 personalidades más influyentes del mundo. Eso suele ser un ejercicio de autocomplacencia en el que priman personalidades norteamericanas sobre todo. Solamente figuran dos “españoles” en esa lista: un futbolista nacido en Argentina que juega en el F.C. Barcelona, Leo Messi, y un cocinero español que tiene varios restaurantes en Washington DC, José Andrés.

Bueno pues si cocineros y futbolistas son gente influyente y pueden contribuir a mejorar la calidad de la nutrición de nuestros niños y jóvenes, pues más que bienvenido sea. Sus ámbitos de trabajo: la cocina y el ejercicio físico son las dos claves para combatir la obesidad. A ver si entre todos reconducimos esta tenebrosa tendencia que parece que está destrozando la salud de las generaciones venideras.

Desde la consulta del pediatra no es fácil enseñar a jugar al futbol, pero si se pueden dar recetas.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

7 mayo 2012 at 7:07

Mas de comer

leave a comment »

La alimentación de los niños no es sólo la administración regular de productos alimenticios que contengan una proporción adecuadade los principios inmediatos. La socialización requiere que la nutrición contenga también los elementos de la alimentación y, también, de la gastronomía. O sea, que los alimentos estén buenos, ricos.

Muchos padres ( o sea, padres y madrs, mujeres y hombres con niños a su cargo) no son buenos cocineros. Naturalmente. bastantes es posible que no se hayan planteado nunca cocinar un alimento por mil razones. Incluso los hay que, simplemente, no son capaces de encontrar deleite en la comida. Por todo ello sus hijos no tienen porqué caer enfermos ni padecer desequilibrios nutricionales. Y cada uno es dueño de hacer lo que quiera en su casa.

Pero los que hace mucho tiempo que superamos el ominoso “Pienso, luego existo” en el sentido de que comiendo pienso se puede existir, pensamos que la alimentación debe ser un motivo de deleite y una notable contribución a la felicidad. Y ello forma parte también de la salud mental.

Los pediatras pueden pensar que enseñar a cocinar a las madres y los padres queda fuera de sus responsabilidades. Pero si entendemos la Pediatria social en su sentido más amplio, cualquier actividad que contrbuya a una mejor salud física, mental y social de los niños es materia de su incumbencia. Y por ello es preciso adquirir conocimientos adecuados de culinaria.

Por ejemplo empezar a entender que la elaboración de los alimentos comienza con su adquisición, con la cesta de la compra. Los alimentos del supermercado se pueden clasificar por el grado de conservación y elaboración a que han sido sometidos antes de formar parte de las estanterías. Es lo que se conoce como Gamas de alimentos, de la primera hasta la quinta o, quizá incluso una sexta, según sean alimentos frescos, conservados, condimentados o cocinados, aparte del métodos de conservación que se emplee: enlatado, congelado, al vacío, etc. No es cierto que las gamas más elevadas requieran más trabajo en la cocina. La faena de la elaboración va a depender de lo que se quiera hacer.

Indagar en la visita de los hábitos alimentarios de las familias es un requerimiento de información inexcusable.

X. Allué (Editor)

Adjunto un vídeo (en inglés) de lo estupendo que resulta hacer las cosas bien : Produccion agricola

Written by pedsocial

3 mayo 2012 at 8:05