Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

Archive for junio 2012

Una historia de la Pediatria

leave a comment »

La revista New England Journal of Medicine presenta una recolección de la evolución de la Pediatria en los últimos doscientos años que merece atención. Un timeline gráfico la resume, pero básicamente nos deja ver que de considerar la muerte infantil como una cosa habitual, en los últimos años que un niño fallezca en las sociedades occidentales es una rareza.

Entremedio las diferentes batallas libradas y ganadas de la lucha contra las enfermedades infecciosas, la malnutrición o las malformaciones congénitas y la prematuridad que hace 200 años hacían que casi un niño de cada 5 nacidos no llegase a cumplir su quinto cumpleaños. Un esfuerzo de participaciones múltiples y de progresos científicos de la biomedicina, que los pediatras pueden presumir con orgullo de haber sido los administradores de todos ellos. Los méritos son de muchos, pero los pediatras no vamos a renunciar a los que ha sido un claro protagonismo en la densa de la salud de los niños y, con ello, a los más importantes derechos del niño.

Margaret Kendrick Hostetter, la autora del artículo, lo titula: “Lo que no se ve”. Yo creo que se ve y mucho…

X. Allué (Editor)

Anuncios

Written by pedsocial

11 junio 2012 at 7:57

La cultura de la muerte-Ritos funerarios

with 2 comments

Los próximos dos días voy a asistir al XII Coloquio de la Red de Antropologia Mèdica (REDAM) dedicado a las NUEVAS TENDENCIES SOCIALES Y CULTURALES DE LA MUERTE que se celebra en Tarragona, en la Universitat Rovira i Virgili (URV). Puede parecer un tema duro y/o macabro, pero los profesionales participantes tienen muy claro que el proceso de la muerte, desde el punto de vista de las Ciencias Sociales tiene una especial representación y significado en las sociedades modernas.

Recuerdo que, de niño, vivía en una plaza de mi localidad que presidía la parroquia de San Juan. Con una cierta frecuencia se celebraba en la parroquia el entierro de un niño. Coche fúnebre banco, tirado por dos caballos píos, del pequeño féretro salían una cintas también blancas que portaban media docena de niños, amiguitos, hermanos o compañeros del difunto. Eran años, en plena postguerra del hambre y la represión en que la muerte de niños era un acontecimiento común. La tuberculosis, la meningitis epidémica, el sarampión o la polio se llevaban por delante gran cantidad de vidas jóvenes. Para cuando empecé a estudiar Medicina, en los años 60, la mortalidad se había reducido notablemente pero aún, en el servicio de Pediatria del hospital universitario, se moría por lo menos un niño cada día. La muerte infantil era una realidad que necesitaba una gestión social, funeraria.

Hoy día la rareza de la muerte infantil en nuestra sociedad ha modificado notablemente los ritos funerarios infantiles, prácticamente reducidos a la intimidad familiar. Todavía, la muerte de un hijo es lo peor que le puede suceder a unos padres: no está en el guión, no se espera ni es posible planearlo. Nunca hay buenas explicaciones y siempre sobrevuela una sensación de impotencia que, a veces, se proyecta sobre médicos y cuidadores en busca de culpabilidades supuestas. Con esas y otras connotaciones, las dificultades del duelo, restado de expresiones públicas con algún efecto catárquico, se suele ver precisado de mayor y más intenso soporte psicodinámico o farmacológico.

Resulta difícil ofrecer recomendaciones para la participación de los profesionales sanitarios en el duelo o las exequias. Depende mucho del entorno sociocultural y aún, éste no es uniforme. Las opciones van de la sinceridad a la comprensión, la abnegación, la solidaridad o el afecto, siempre desde el plano de la más estricta profesionalidad. Y recabar la ayuda de los más expertos que, en estas materias y por razones cronológicas, suelen ser los que llevan más tiempo en el ejercicio y han vivido más experiencias.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

7 junio 2012 at 6:45

Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión – 4 de junio

with 4 comments

El 19 de agosto de 1982 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución ES-7/8 decidió conmemorar el 4 de junio Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión. La Asamblea General, «consternada ante el gran número de niños palestinos y libaneses que han sido víctimas inocentes de los actos de agresión de Israel», conmemora los niños víctimas inocentes de la agresión. El propósito del día es reconocer el dolor que sufren los niños en todo el mundo que son víctimas de maltratos físicos, mentales y emocionales. Este día reafirma el compromiso de las Naciones Unidas de proteger los derechos del niño, al lado de la celebración cada 20 de noviembre del Dia Internacional del Niño.

Evidentemente se ha ampliado el concepto y desprovisto de la natural carga política que tiene la situación del conflicto israeli-palestino y se ha referido a todas las situaciones en las que los niños sean víctimas de agresiones, muy concretamente los malos tratos en sus diferentes formas.  Algo se pierde también en la traducción al español cuando se enfatiza “victimas inocentes” que podría sugerir que otras víctimas pudieran no ser inocentes. Desde este blog hemos defendido que los niños incluso cuando son los protagonistas actores de agresiones o violencia como los niños soldado, o los matones escolares (“bully”) o los menores delincuentes, son primero víctimas, y como tales, necesitados de atención. Las consideraciones de la “inocencia” queden abiertas a discusión en otros ámbitos, jurídicos o éticos.

En todo y cualquier caso, la protección de los menores contra las agresiones debe primar sobre todo. Y no sólo por el daño inmediato que causan sino también por los efectos a largo plazo, incluso trans-generacionales si entendemos que la Epigenética, cuando las agresiones producen alteraciones en forma de metilación de las bases del DNA que se van a incorporar al genoma y condicionar actitudes violentas en la descendencia.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

4 junio 2012 at 8:00

#yosoy132 – Una esperanza para México

leave a comment »

Apenas acaban de dejar la edad pediátrica, post-adolescentes concienciados. Para un país que soporta un conflicto con más víctimas que ningún otro otro conflicto armado actual en el mundo, cualquier movimiento que contribuya a poner las cosas claras y ofrecer una visión menos corrupta de la realidad, lo menos que se puede esperar es que los jóvenes salgan a la calle para denunciarlo. Los niños también son víctimas.

Quizá no sea Pediatria social en su forma más pura y profesional, pero este blog es sensible a los problemas sociales de cualquier índole y en cualquier sitio y desea mostrar su solidaridad con quienes pueden ofrecer alguna solución.

Bienvenidos #yosoy132. Aunque sólo fuera el 133.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

3 junio 2012 at 20:28

Publicado en 1

Tagged with , , , ,