Pediatría social

30 julio 2012

Los niños con riesgo

Archivado en: 1 — pedsocial @ 7:40

Iniciamos ahora una serie de entradas dedicadas a la infancia con riesgos, o los riesgos de los niños. Los textos siguen un guión elaborado para la próxima edición del Tratado de Pediatria de Cruz que edita la Asociación Española de Pediatria. Aunque cada uno es un texto independiente, al final publicaremos un índice para quien quiera bajárselo o leerlo en su conjunto.

LOS NIÑOS CON RIESGO 

Un objetivo primordial de la Pediatría es proteger a los niños. Como los elementos más frágiles de la sociedad humana, común y lamentablemente están expuestos a riesgos diversos susceptibles de convertirse en situaciones de sufrimiento, enfermedad o, incluso, muerte. La identificación de esos riesgos es el paso inicial para evitarlos, prevenirlos y, si es preciso tratar sus consecuencias. Aunque todos los niños pueden encontrarse en situaciones que ponen en peligro su integridad física o mental, algunos lo están de forma más continua y precisan especial vigilancia.

Riesgos originados en el entorno

El entorno del niño puede producir situaciones y circunstancias que actúan negativamente sobre su integridad. Existen situaciones de riesgos o riesgos dependientes de la propia geografía. El lugar donde un niño haya nacido o donde lleve su vida adelante puede ser un determinante de sus posibilidades de crecimiento y desarrollo. Sea el continente, el país, la región o la ciudad que le acoja, evidentemente no es igual nacer y vivir en África que en Europa, en Somalia que en Cantabria, en un  barrio de Calcuta que en Montparnase. Cada cual nace donde nace y la extensión del género humano por toda la superficie del planeta que ha sucedido a lo largo de miles de años, cubriendo todas las zonas climáticas y todas las altitudes, ha sido a costa de asumir unos circunstancias no siempre adecuadas para la supervivencia.

Por otro lado, la capacidad de adaptación de los humanos también lo ha permitido. No está claro que esa adaptación sea innata. Aunque puedan existir algunas características genéticas, étnicas o incluso raciales que puedan facilitar la adaptación, los humanos recién nacidos mantienen durante mucho tiempo una situación de desvalimiento necesitada de protección, si la comparamos con otros mamíferos superiores que en pocas semanas ya son capaces de valerse por si mismos. La adaptación es un proceso evolutivo del desarrollo y parece racional que la supervivencia se adapte al concepto de Spencer de la supervivencia de los mejor dotados, aunque metafísicamente se pueda aducir que es más bien la supervivencia de los más afortunados.

El clima, la orografía, el entorno comportan riesgos diferentes y, a menudo, determinantes. Las condiciones de vida en situaciones extremas aumentan considerablemente los riesgos y estos no pueden ser ignorados.

Mientras que no va a ser posible que todos los humanos vivan en Manhattan, en Chelsea o en La Moraleja, cualquier esfuerzo dedicado a aportar las mejores condiciones posibles a los que nacen y viven en zonas o regiones del planeta inhóspitas, contribuirá a disminiur los riesgos y a mejorar el destino y la vida de los niños en esos lugares.

X. Allué (Editor)

About these ads

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Silver is the New Black Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 49 seguidores

%d personas les gusta esto: