Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

Archive for diciembre 2015

Los números del año 2015 en este blog de Pediatría social

leave a comment »

A la hora que se publique este post , GMT+1, faltarán un par de horas para que cambie el año…en Kiribati, que es donde cambia el día. Como aquí queda aún un rato antes de iniciar los festejos y perder la cuenta de muchas cosas, os invitamos a ver unos números.

Los duendes (unos tíos muy serios) de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

En 2015 hubo 97 artículos nuevos, aumentando el archivo completo de este blog a 645 artículos.

Unas 38.000 visitas de gente de países de habla hispana (lógicamente). Aún recibimos pocos comentarios, pero eso es habitual en los blogs.

Desde aquí os deseamos un buen 2016, que no va a ser peor que el pasado 2015, sobre todo si trabajáis para ello.

X. Allué (Editor)

Haz click para ver el reporte completo.

Written by pedsocial

31 diciembre 2015 at 6:32

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Tipología del maltrato sexual infantil

leave a comment »

5_previnfad_3La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria nos hace saber que se adhiere a la propuesta de clasificación de la “Nueva tipología de Maltrato infantil: Formas de Maltrato Sexual, que propone la Academia Española de Sexología y Medicina Sexual, reconociendo todos y cada uno de los subtipos.

Para ello, se compromete a:

1) Informar a sus asociados de esta clasificación, a través de su página web y de las sociedades federadas.

2) Incluirla en el documento sobre el Maltrato Infantil del GT PrevInfad (https://www.aepap.org/previnfad/rec_maltrato.htm)

3) Alentar a los asociados a que acrecienten su disposición a prevenir, detectar y notificar los casos que puedan estar relacionados con estas situaciones, y a que colaboren con los organismos competentes en sus respectivas CC AA en la protección de los menores ante todas las formas de maltrato físico, emocional, sexual y negligencias.

El texto de la AESMS amplía y resume los diferentes tipos de maltrato sexual a los menores de una forma exhaustiva, llamado la atención sobre algunos tipos hasta ahora descuidados.

X. Allué (Editor)

 

Written by pedsocial

28 diciembre 2015 at 6:51

26 de diciembre – “Boxing day”

leave a comment »

imgresLos últimos tiempos vemos como se impone una forma de transculturización de días festivos promovida por la universalización de las comunicaciones y, también, por los movimientos migratorios. Al mismo tiempo, al llegar el conocimiento de las distintas celebraciones en diferentes culturas nos damos cuenta de la diversidad y sus peculiaridades.

La casi universal celebración del nacimiento de Jesucristo, en su día se hizo coincidir con el solsticio de invierno. Aparentemente no hay nada en las Escrituras que apunte a que el nacimiento de JC tuviese lugar en diciembre, igual que es incierto que fuese en el año 753 AUC ( de la fundación de Roma), pero llevamos siglos celebrando y contando años con esa referencia. Nacimiento, del hijo del dios de los cristianos o del nuevo sol.

Yuletide, Hannukah o el año nuevo chino (春節) se asocian a este período del año. La influencia norteamericana que nos ha introducido Halloween, recientemente ha incluido el Black Friday en el calendario comercial.

En el Reino Unido, así como en los países de la Commonwealth, el 26 de diciembre se conoce como Boxing Day, originalmente un día dedicado a que las personas pudientes ofrecían a los menos favorecidos cajas (box)o cestas con regalos, principalmente alimentos y bebidas. También, en ocasiones, dinero. Hoy día se ha convertido en un día de regalos y, también, del inicio de las rebajas en tiendas y grandes almacenes, además de dedicarlo a los grandes espectáculos deportivos: fútbol, rugby o cricket. La Premier League ve hoy grandes partidos.

En Cataluña, aficionados a duplicar los festivos (segundo día de Pascua, el lunes que sigue al domingo de Pascua) el 26 de diciembre, San Esteban, es una continuación de las reuniones familiares alrededor de comidas que se suelen hacer con las sobras del día anterior, popularmente los canelones de carne de ave, con bechamel y queso gratinado.

De todos estos festejos, me quedo con el Boxing Day, que nos recuerda que no todo el mundo disfruta de las festividades desde la profundidad de las dificultades sociales.

X. Allué (Editor)

 

Ah!, y a los profesionales de la sanidad que han tenido que trabajar este largo fin de semana festivo, nuestro reconocimiento, agradecimiento y recuerdo.

Written by pedsocial

26 diciembre 2015 at 10:50

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Resultados, cambios, pactos…y ¡Buenas Fiestas!!

leave a comment »

hhUna respetada colega, en un arranque de buena voluntad, proponía en su blog que “…es bueno señalar aquello que debe mejorarse, desde el primer minuto de la legislatura.” Bueno, pues en el primer momento y en esta ocasión parece que lo que se presenta es bastante confusión y escasas decisiones. Entre otras cosas porque la salud en general, y la de los niños en concreto, así como los derechos de los menores ni figuran en los programas politicos de los partidos que se han presentado a las elecciones.

Los pactos que serán necesarios no parecen, de momento, probables. Igual se bloquean y, como es más que probable que suceda en Cataluña, van a ser necesarias nuevas elecciones y que las soluciones para los problemas se alejen algo más en un futuro de incertezas. Hasta cierto punto indeseable, pero eso es lo que la gente ha decidido con su voto.

En cualquier caso, lo más inmediato son las celebraciones del nuevo sol, las saturnales convertidas en Navidades y, más recientemente en el festival del consumo y el despilfarro. Y como quiera que los niños son los principales protagonistas de las fiestas, pues desde aquí os deseamos a todos las mejores felicidades y que inauguréis el nuevo año con las mejores perspectivas.

Felicitaciones!!!

X. Allué (Editor)

 

Written by pedsocial

21 diciembre 2015 at 9:52

Publicado en 1

Tagged with , ,

Reflexionando

leave a comment »

imgres-1La política es una de las ciencias sociales. Los pediatras sociales no van a ser ajenos a la política porque es el mejunje en el que estamos metidos. Las situaciones sociales que afectan o se ven afectadas por la salud están ligadas a propuestas, decisiones, condiciones o realidades políticas.

Este fin de semana los españoles concurren al ejercicio democrático periódico de elegir sus representantes en las cortes, diputados y senadores y, con ello a quienes formen el gobierno ejecutivo del estado. Dejar un día en medio para que se pose la polvareda y el ruido de la campaña electoral puede ser una costumbre prudente para serenar la decisión del voto. Pero muchas otras instituciones, naciones o poderes que usan métodos de elección democráticos perfectamente homologados no se toman ese respiro. Todo son convenciones.

Con la elección de representantes políticos determinamos como va a ser el futuro más próximo, al depositar en ellos la confianza de la mayoría y, supuestamente, el respeto a la minoría o minorías.

Los estudios de opinión, y la misma evolución de la campaña electoral nos van anunciando que el poder va a quedar algo más repartido entre diferentes opciones, en cualquier caso más de una y que se va a hacer posible una situación de pactos y balances de alguna forma nueva en el estado español. En otras partes la concurrencia de varias opciones y el correspondiente reparto de poderes ya hace tiempo que, como sucede en Cataluña, es lo habitual.

No vamos desde esta plataforma a enjuiciar la legislatura que concluye ni tampoco evaluar las opciones o partidos que se presentan. Sin embargo sí lamentar que la atención a la infancia y la defensa de los derechos de los niños no hayan ocupado más espacio en una u otras. Queda mucha tarea por hacer y convendría que los políticos prestaran más atención a un grupo de población que no vota, pero que es el depositario nada menos que del futuro.

Y a los que esto lean les animamos a que ahora que tienen oportunidad reflexionen. Y que el domingo 20 de diciembre aprovechen la oportunidad de participar activamente en el proceso electoral. Que elijan sus preferencias y después mantengan su atención para ver si los elegidos cumplen con lo que se les ha encargado.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

18 diciembre 2015 at 16:43

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Alcohol y menores

with one comment

celebration-toast-with-champagneUna recomendación de los colegas de Pediatría basada en pruebas para poner en marcha una campaña contra el alcohol en la edad pediátrica, me ha recordado una publicación antigua (“Alcohol i Infants”. Pediatria Catalana, 1998, 58:111) y otra algo más reciente en este mismo blog en 2010 sobre la iniciación en el consumo de alcohol. El texto reproducido dice:

Las celebraciones del final del año y comienzo del nuevo acostumbran a estar mojadas en alcohol en nuestro entorno. Varios milenios de uso y disfrute de los efectos salutíferos del compuesto químico CH3-CH2OH y sus derivados no van a cambiar por unas cuantas recomendaciones de las autoridades. En mi entorno más próximo, vivo rodeado de las formas más selectas de vinos y cavas, además de una industria que se precia de trabajar para la excelencia, propicia el deleite y la satisfacción ligada a unas bebidas que se dan en llamar espirituosas por lo que de evaporizable tiene su base alcohólica y, también, por sus peculiares y espirituales efectos sobre el sistema nervioso central.

En esta realidad resulta extremadamente difícil que los jóvenes y los niños, con un criterio todavía en ciernes, entiendan que el placer está en la moderación y el gusto está en saborear un elemento y no tanto en sus efectos inicialmente euforizantes y desinhibidores.

La inmensa mayoría de nuestros niños tienen el primer contacto, se toman la primera copa, en el entorno familiar y, generalmente, en los ambientes festivos. Imitan a los adultos a los que ven gozando de unos bienes con amplio reconocimiento.

Propalar los peligros del alcohol tiene entonces escasa acogida. De las prohibiciones generalizadas ya vimos la desastrosa experiencia de los Estados Unidos y la ley seca en el primer tercio del siglo pasado.

Pero las intoxicaciones alcoholicas infantojuveniles representan un peligro real y los esfuerzos para reducirlas requiere la participación de todos: familias, enseñantes y sanitarios.

Lo difícil es enseñarles a los críos la distancia que media entre el botellón y el Moët Chandon o entre un carajillo de Magno y una copa de Vega Sicilia. Encontrar el punto justo entre el disfrute y la toxicidad es un esfuerzo, sobre todo, cultural. Por eso habríamos de brindar.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

14 diciembre 2015 at 12:24

Trapicheos

with one comment

ConcertaTrapiche en América es un molino. En este lado del agua se usa trapicheo para denominar el comercio de menudeo: comprar una cantidad y luego distribuirla comercialmente en cantidades pequeñas. En los últimos tiempos su uso se ha referido, esencialmente, a la compra y venta de substancias psicoactivas ilegales. O sea las drogas que trafican los “camellos“. ¿Sabemos de qué estamos hablando?

Un ámbito donde el trapicheo “campa por sus respetos“, esa ininteligible expresión antigua que quiere decir que está por todas partes, es en las escuelas. Y también básicamente, entre los escolares. Es un tema de menores de edad. Y, que yo sepa, no suele figurar en el aprendizaje de educadores y pediatras como una realidad.

Pues bueno, que quede constancia: existe. Es común. En todas partes: escuelas públicas, privadas, confesionales, de niños, de niñas, rurales o urbanas, en zonas de juego, gimnasios, estadios deportivos, parques, playas, salas de fiestas o cualquier otro lugar donde se junte gente joven. Y si no lo vemos es porque no miramos.

Pues el Journal of Pediatric Psychology nos aporta en un artículo reciente de un grupo de la universidad de Michigan que comenta Lisa Rapaport en Medscape, desde la agencia de noticias Reuters. Con el título de ADHD Drugs May Be a Prescription for Bullying, se relaciona el trapicheo de la medicación para el TDAH con el acoso escolar (bullying). O sea que no es ya el trapicheo de psicofármacos ilegales de uso recreativo, sino que fármacos con una indicación precisa pasan a formar parte de la cadena de la ilegalidad por su efecto estimulante y se negocian para evitar los acosos y la violencia.

De manera que se recomienda una vigilancia sobre el destino de los fármacos prescritos entre adolescentes y su utilización. Una responsabilidad de los padres, como siempre, pero también de educadores y médicos prescriptores.

X. Allué (Editor)

 

Written by pedsocial

10 diciembre 2015 at 6:17

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Un largo fin de semana

leave a comment »

imgresNo se si es el recuerdo de las saturnales o que el solsticio invernal invita al ocio y las celebraciones, pero lo cierto es que los mercaderes lo tienen bien claro: el jolgorio estimula el consumo y la temporada anual se salva con las ventas navideñas. La mezcla de esa especie del “potlatch” enloquecido surfeando con la tarjeta de crédito, con la celebración del nacimiento del nuevo sol, se inicia en Centroeuropa con la llegada de San Nicolás (Sant Nic-klaus= Sinterklaas = SantaClaus) el 6 de diciembre. Por cierto que allí les dicen a los niños que el obispo barbudo vestido de verde, que luego la Coca-cola vistió de colorado, viene de España!!

Pues, hala!, a consumir.

Pero, si os sobra un rato, leed el blog anterior sobre el absentismo escolar.

X. Allué (Editor)

 

 

Written by pedsocial

6 diciembre 2015 at 9:04

Publicado en 1

Tagged with , ,

Absentismo escolar

with one comment

imagesLeo en una “carta al director” en un medio local el desespero de una madre a quien la escuela nunca notificó que su hijo no asistía a clase prácticamente nunca. Lamentable. No vamos a descubrir aquí lo que es “hacer novillos”, una imagen algo de la tauromaquia, de cuando los adolescentes se saltaban la escuela para irse al campo a torear vaquillas. En Cataluña dicen “hacer campana”. En inglés dicen “truancy“, que se asocia con “truhán”, un término con otras connotaciones más negativas, delincuenciales, en español (en inglés, dejar de devolver un libro prestado a la biblioteca hace de uno un “delinquent“).

El texto que sigue ya ha sido publicado, pero entendemos que mantiene su vigencia.

El absentismo escolar figura como antecedente de la mayor parte de las situaciones de patología social del adulto: delincuencia, toxicomanías, desempleo, embarazo precoz, prostitución, gamberrismo, pandilleo, violencia familiar, abusos sexuales, pobreza, marginación, inmigración ilegal, accidentabilidad o muerte precoz.

Nuestra sociedad ha consagrado toda una serie de libertades como base de su desarrollo. En cambio ha decidido hace ya tiempo que la enseñanza sea obligatoria. La obligatoriedad de la enseñanza contiene, además de ofrecer una igualdad de oportunidades a toda la población de acceso al conocimiento, a la educación y a la cultura, el compromiso de que esta opción no se vea alterada por la desidia o la ignorancia de los padres o la inmadurez y desconocimiento de los menores.

En este contexto, el absentismo escolar queda identificado como una forma de patología social. El pediatra está situado en un lugar privilegiado para vigilar la estabilidad de la escolaridad y contribuir a ella. Además debe evitar que sus actuaciones y recomendaciones en relación con aspectos de la salud física o mental, sirvan de coartada para absentismos más o menos justificables.

Según los datos de los departamentos de enseñanza, el absentismo afecta por igual a las escuelas del sistema público y a las escuelas privadas concertadas.

Tipos de absentismo.

Se reconocen varios tipos en relación con su duración o intensidad:

Absentismo puntual. Se trata de un absentismo ocasional, irregular, con motivaciones diversas y que cuando acumulado alcanza un 5% de las jornadas escolares merece atención.

Absentismo cíclico. Ocurre cuando las ausencias coinciden con un día de la semana o bien una parte de la jornada escolar, siempre los lunes, o sólo las tardes, etc., y que reconoce motivaciones sociales o familiares que conviene explorar.

Absentismo crónico. Períodos de absentismo que se alargan en el tiempo, con periodos intercurrentes de escolarización mínimos.

Absentismo de temporada. Coincide con épocas en que la familia pueda ver su ciclo anual alterado como sucede en épocas de cosecha o de ocupación de trabajadores temporeros, ferias ambulantes, etc.

Absentismo selectivo. La ausencia se produce en días concretos, cuando hay ejercicios o exámenes, cuando hay competiciones deportivas en la escuela o a una clase o asignatura determinada

Abandono escolar. Cesación de la escolarización antes de concluir el ciclo.

Las causas del absentismo pueden ser varias y, a menudo, se solapan y complementan en los distintos tipos.

Causas familiares. Las más comunes, especialmente en los grupos de edad más pequeños. Se incluyen las dificultades económicas y la incompetencia social, entre aquellas familias incapaces de comprender que la escolarización es obligatoria por los extraordinarios beneficios que comporta para el futuro de sus hijos. La presión laboral y el desempleo que obliga a desplazamientos, así como la imposibilidad de dejar los niños pequeños nada más que al cuidado de los hermanos mayores, ocasiona que éstos abandonen la escuela.

El hacinamiento, la mendicidad, el nomadismo y, también las viviendas en zonas remotas contribuyen al absentismo.

Las enfermedades físicas o mentales de los padres impiden la escolarización por negligencia o por obligar a los hijos a hacerse cargo de los cuidados de sus padres enfermos.

Causas infantiles. Las enfermedades recurrentes, aún banales, unidas a una interpretación muy amplia de los períodos de convalecencia alargan las ausencia de la escuela por enfermedad.

Los retos constantes del progreso escolar pueden hacer que algunos niños presenten múltiples quejas y excusas para no acudir a la escuela a los que se asocia la angustia de separación vivida igualmente por niño y padres.

Las dificultades del aprendizaje y la inadaptación escolar pesan sobre niño y padres para evitar el reto de la asistencia a la escuela.

En la adolescencia el absentismo puede ser espontáneo del joven y desconocido por los padres. Hacer novillos forma parte de la experiencia de crecer, pero su persistencia es augurio de una escolarización deficiente.

Causas sociales y culturales. Además de todas las situaciones sociales indeseadas que inciden sobre la familia, existen otras que pueden afectar al grupo familiar por su extracción sociocultural. Así los grupos de inmigrantes de otras culturas y religiones pueden encontrar dificultades en adaptarse al sistema escolar vigente. Algunos grupos religiosos integristas o sectas pueden impedir que sus miembros accedan a escuelas públicas o confesionales. Igualmente algunas minorías discriminan el acceso o la continuidad de la escolarización según el sexo de los hijos, generalmente obligando a abandonar la escuela a las hijas adolescentes.

Por otro lado, la intransigencia o intolerancia del sistema escolar ante algunas preferencias culturales con relación al vestido o al comportamiento, como puede suceder con las adolescentes musulmanas, constituyen dificultades añadidas a la continuidad de la enseñanza.

Evidentemente la detección del absentismo corresponde al sistema educativo. Sin embargo el pediatra o el médico de familia puede conocer la regularidad de la escolarización en las consultas rutinarias cuando se suceden en el período escolar o las visitas espontáneas por problemas intercurrentes y, también, cuando la cuestión es planteada por los maestros al indagar una ausencia mal justificada.

La continuidad de la escolarización debe figurar entre las materias a tratar en las consultas infantiles de forma regular. Se debe preguntar a los padres sobre el rendimiento escolar y a la conclusión de los cursos comprobar que se han superado los objetivos. Es conveniente llevar el tema de la escolarización a la entrevista pediátrica incluyendo al niño en la conversación y escuchando sus opiniones y pareceres.

El tratamiento del absentismo escolar es el de sus causas. La colaboración con la escuela, los maestros y las autoridades académicas es crucial para conseguir una normalización de la asistencia.

Las causas médicas de absentismo deben valorarse en su justa medida y deben proponerse alternativas a la escolarización como la domiciliaria en la medida que el sistema local lo permita.

X. Allué (editor)

Written by pedsocial

3 diciembre 2015 at 11:08

Publicado en 1

Tagged with , ,