Pediatría social

Blog de la Sociedad Española de Pediatría Social

Un deporte o varios deportes

leave a comment »

wowDe Medscape nos llega el debate sobre el comienzo temprano de prácticas deportivas seleccionadas a edades tempranas. Por razones diversas y especialmente por la creciente presencia en los medios audiovisuales de niños y adolescentes triunfando en ciertos deportes, los niños se inician en deportes, generalmente de competición cada vez a edades más precoces. Algunos porque están diseñados específicamente para menores, como la gimnasia rítmica. A eso ya nos hemos referido con anterioridad (El menor y el deporte, Octubre de 2009). Otros por el atractivo que ejerce el éxito, que parece sólo puede conseguirse comenzando de muy pequeño la práctica deportiva concreta: son las historias de algunos de nuestros triunfadores como Marc Marquez o Rafa Nadal. O Messi y sus colegas de La Masía de Can Planes.

En los Estados Unidos otro atractivo lo ejercen las sustanciosas becas escolares que pueden a llegar a disfrutar los jóvenes deportistas. Incluso en niveles universitarios, donde quizá unas notas mediocres en las materias académicas se compensan por la actividad deportiva de las instituciones universitarias. En un país donde los estudios universitarios son notablemente onerosos, la actividad deportiva es un juego perverso que sirve para atraer nuevos alumnos.

El Dr. Joel S. Brenner, es el director de Medicina deportiva y Medicina Adolescente del Children’s Hospital of The King’s Daughters en Norfolk, Virginia. En ese prestigioso centro tuve la oportunidad de trabajar varios meses en un lejano pasado. Es el autor del informe a que se refiere Medscape. Y dice

Definitivamente queremos animar a los padres a que sus hijos participen en deportes y actividad física, pero no necesariamente tienen que ser deportes organizados. A menudo nos olvidamos del juego deliberado. El juego deliberado significa que es una interacción voluntaria e informal en los deportes. Es la participación para el propósito principal del disfrute. Es lo que solíamos hacer cuando yo era más joven; Salíamos y jugábamos, ya fuera baloncesto o futbol, sólo un grupo de niños sin participación de adultos. Hicimos nuestras propias reglas y nuestros propios equipos. Jugamos para divertirnos. Ya no vemos eso tanto en nuestro entorno.

Nosotros tampoco.

A la hora de aconsejar a los padres se debe primar la actividad física y prevenir con prudencia ante los excesos y las restricciones que imponen los deportes competitivos.

X. Allué (Editor)

 

Written by pedsocial

15 noviembre 2016 a 18:44

Publicado en 1

Tagged with , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: