Pediatría social

Blog de la Sociedad Española de Pediatría Social

Archive for agosto 2017

En los atentados siempre matan niños

leave a comment »

Es difícil substraerse de la actualidad cuando afecta en la proximidad. Los fenómenos violentos encuadrados en lo que se conoce como terrorismo internacional. La violencia, ejercida especialmente contra ciudadanos civiles, con objetivos políticos o ideológicos, pretende modificar la realidad induciendo miedo, terror, a las gentes. Su calidad de internacional la confiere su origen en diversos países y su ejercicio en otros cuando no existen relaciones de violencia directa como es la guerra. En este siglo, se considera que es una forma de conducir la guerra sin que necesariamente existan estado y fuerzas militares involucradas. Conflictos prolongados en el tiempo y ampliados en el espacio, como lo que viene sucediendo en los paises de Oriente Medio de cultura islámica, están en la raíz de los acontecimientos más recientes en los paises europeos. Queremos entender que el contexto religioso, el Islam, y los condicionantes culturales, así como el substrato de enormes diferencias socioeconómicas sólo configuran el entorno. No es una historia de “moros y cristianos”, de medioevo contra modernidad, o pobres contra ricos, ni el trasunto de la desgraciada delimitación de países tras la caida del Imperio Otomano ahora hace 100 años (o “The Great Game” victoriano) o los rescoldos de la Guerra fría, luego alimentados con el petróleo de Golfo pérsico. Puede ser eso y mucho más. Pero principalmente es el recurso a la violencia indiscrimimada contra ciudadanos libres, cualquiera que sea el origen y el contexto.

La gran mayoria de los atentados contra civiles se suceden en lugares y países en los que ya existen conflictos armados activos. Y es donde se producen la inmensa mayoría de la víctimas, contadas por millares en los últimos años. Sólo en lo que llevamos de año, en 2017 se han producido 866 ataques i más de 5000 víctimas mortales.

En los ataques terroristas de Catalunya de la pasada semana, un niño de Rubí, una población del Vallés Occidental, y otro australiano, de Sydney, resultaron muertos y varios más sufrieron heridas de consideración diversa en los atropellos de las Ramblas. Las cifras de niños muertos en todo el mundo son difíciles de precisar, pero seguro que son millares. Pero un solo niño muerto ya es un niño demasiado. Los más cercanos se sienten más, pero la preocupación y el rechazo a toda violencia es y debe ser global.

No vamos a caer en la ingenuidad de que esto se acaba aquí. Va a seguir sucediendo y todos tenemos una obligación de contribuir a que pueda llegar a concluir. Mientras tanto, nos queda intentar entenderlo en su complejidad y también procurar explicárnoslo, nosotros y a los niños, cosa que no es fácil. Los niños se enteran y conviene que al explicarlo evitemos que se conviertan en víctimas a su vez del objetivo de los malvados, que es infundir temor, miedo. El miedo no puede evitarse, pero si reconducirse y gestionarse. A los más pequeños explicaciones simples pueden bastar. A los más mayores hay que ofrecer explicacions razonadas de lo que resulta irracional. e intentar proveer seguridad.

Estos días se ha utilizado el eslogan de fácil rima en catalán: “No tinc por“, no tengo miedo, enlazable con una cancioncilla infantil de programa más popular de la televisión catalana destinada a combatir los terrores nocturnos de los pequeños a monstruos y fantasmas, que se titula “Uh! Oh! No tinc por” (https://www.youtube.com/watch?v=2458weYDKGQ&feature=youtu.be). La “erre” final en catalán no suena, así que queda “uh, oh, ni tinc po“. Igual sirve.

 

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

21 agosto 2017 at 7:12

Niños muertos – repetimos

leave a comment »

Los expertos en “bloguerología”, que si no és una ciencia conocida, pronto lo será, dicen que después de siete años de escribir en un blog se empieza a repetir lo escrito. Nosotros llevamos casi nueve y, logicamente, hemos reiterado los temas en ocasiones múltiples. Recuerdo que el premio Nobel de literatura Camilo José Cela afirmaba: “Todo está escrito. Pero hay que seguir y volver a escribirlo porque la gente se olvida“. Damos en entender que CJC escribió bastante y, en general todo bastante original, aunque no tenemos un bagaje cultural lo suficientemente amplio como para poder comprobarlo y afirmarlo. Para los aficionados a la literatura en español, lo que recomendamos no es leer las novelas de CJC, sino la larga colección de sus escritos en “Los papeles de Son Armadans“, que a la sazón (años 50 y 70 del siglo pasado) pueden muy bien ser lo que ahora es un blog.

En la columna de la derecha de este blog aparece una “nube” con los epígrafes de los temas tratados en más de una ocasión: los que tienen la letra más grande son los que el epígrafe se ha mencionado más veces. Uno de ellos es el de los niños muertos. Clicando encima se accede a por lo menos una docena de entradas de este blog que hacen referencia a los niños muertos. Muchos, demasiados. Y, para la inmensa mayoría, los pediatras no tienen o no tuvieron remedio.

Por si queréis leerlo de nuevo y recordarlo o por primera vez y soportarlo…

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

17 agosto 2017 at 8:14

Publicado en 1

Tagged with , ,

No vienen a Europa, se van de África

leave a comment »

Ya va siendo hora de que clarifiquemos algunas cosas. La realidad de los movimientos migratorios es tan antigua como la misma Humanidad. A estas alturas supongo que todo el mundo sabe que los humanos de nuestro género (Homo sapiens sapiens, aunque a veces no parece tan “sapiens”) son originarios del continente africano, que migraron a través de Suez y el Sinaí hacia la masa continental de Eurasia y que hace menos tiempo, cruzaron a América por el norte y a Australasia por el sureste, para acabar ocupando todo el planeta. Migrar es lo que venimos haciendo con más constancia desde el origen de nuestros tiempos. Grandes migraciones más recientes han sido determinantes de la historia. Estos días se cumplen 525 años de cuando Colón zarpó en busca de las Indias y se topó con América. Como les dieron mala vida a los que entonces vivían allí, todo el continente se repobló con emigrantes europeos y africanos, unos voluntarios y otros llevados a la fuerza.

En los últimos 25 años se ha acentuado un flujo migratorio desde África a Europa que, entre el desorden y la maldad de los traficantes de seres humanos, está costando miles de vidas, básicamente por los impedimentos que se ponen en la última etapa de sus viajes migratorios que supone cruzar el Mediterráneo. (Nota: hace dos mil años, el Mediterráneo no era un elemento de separación sinó que, muy al contrario, era un medio de comunicación compartido: el Mare Nostrum)

Enmedio de continuo goteo de tragedias que aquejan a los que intentan cruzar el mar en medios precarios, veo dos informes que ponen el acento en la casus del  fenómeno migratorio, especialmente en lo que se refiere a los niños. Ambos coinciden en explicarlo. Instituciones de prestigio y experiencia, UNICEF, y Save the Children coinciden en el diagnóstico: no vienen, se van. Se marchan de donde la vida se les va haciendo insostenible por una miríada de razones sociales. Cierto, el hambre y la pobreza son determinantes, pero también las privaciones, los abusos, los malos tratos, la esclavitud, los matrimonios forzados o , en general la guerra o los conflictos armados de menor intensidad.

Los problemas de los niños emigrantes-inmigrantes no los vamos a resolver aquí. Hay que resolverlos allí.

X. Allué (Editor)

 

Written by pedsocial

7 agosto 2017 at 7:01

Publicado en 1

Tagged with , , ,