Pediatría social

Blog de la Sociedad Española de Pediatría Social

Resultados de la búsqueda

Objetivos del milenio – 2015

with 4 comments

margaritasEl año 2015, a su final, marca el fin de la era de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y el inicio de la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) nos dispara este 2016 que acaba de comenzar.

La revista The Lancet, en un artículo reciente (Child survival in 2015: much accomplished, but more to do) nos recuerda que se ha hecho mucho, sobre todo en la reducción de la mortalidad infantil en todo el mundo, pero que aún queda mucho por hacer.

Los Objetivos para el Desarrollo Sostenible comprometen principalmente a los países desarrollados entre lo que, por fortuna, nos encontramos. Los objetivos son varios, múltiples y todos muy claritos. El orden de prioridad sin embargo es variable. El primero, por ejemplo, es poner fin a la pobreza, algo que en este país es vergonzosamente sangrante y a lo que el gobierno de estos últimos años ha dedicado bien pocos esfuerzos. Más bien al contrario, las desigualdades han crecido.

Sin embargo, las prioridades pueden ordenarse en relación con lo que supone el reto de afrontarlas en cuanto a las transformaciones necesarias. En un estudio del Stakeholder Forum para ayudar a entender ese compromiso (https://sustainabledevelopment.un.org/content/documents/1684SF_-_SDG_Universality_Report_-_May_2015.pdf)  combatir la pobreza no precisa grandes transformaciones. Combatir el cambio climático, proporcionar energía suficiente y económicamente asumible o el mantenimiento de patrones de producción y consumo sostenibles, representan retos mucho mayores.

Con nuestros gobiernos (por lo menos el del estado y el de Cataluña) en situación inestable y sin constituir, llamar la atención sobre esto puede bien ser un grito en el desierto, pero en este comienzo del año quisiéramos sensibilizar a nuestros lectores hacia la importancia de informarse de las realidades. Y con ello poder exigir a nuestros gobernantes mayores diligencias. O si, como parece bastante posible, se tengan que repetir las elecciones,  ejercer nuestro voto con una mayor precisión.

X. Allué (Editor)

 

 

Written by pedsocial

3 enero 2016 at 6:00

Mujeres, niños y adolescentes: la agenda post-2015

leave a comment »

iERGMujeres, niños y adolescentes: la agenda post-2015

The Lancet (http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(14)61707-4/fulltext) ofrece en este artículo una visión de los compromisos internacionales, tan difíciles de cumplir:
Cuando los representantes de la comunidad mundial de la salud y del gobierno se reunieron en Nueva York esta semana para revisar el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y considerados sus sucesores los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), encontraron que hay algunas buenas noticias para compartir y otros no tan buenas. La mortalidad infantil en menores de 5 años de edad en todo el mundo se ha reducido de 12,7 millones en 1990 a 6,3 millones en 2013.  A pesar de que el ritmo actual de disminución no es suficiente para cumplir el ODM 4 (una reducción de la mortalidad de los niños menores de 5 años en dos tercios para el final de 2015), sigue siendo un notable progreso.

UNICEF dio a conocer su informe sobre la marcha la semana pasada el Compromiso con la supervivencia infantil: Una promesa renovada que demanda que la supervivencia del recién nacido permanezca en el centro de la Agenda para Desarrollo Mundial para después de 2015. Se argumenta que la supervivencia del recién nacido necesita un enfoque específico para acelerar aún más el progreso en la mortalidad de menores de 5 años, cuando un 44% de mortalidad de menores de 5 hoy día sucede entre los recién nacidos.

El progreso en relación con la mortalidad materna y la salud reproductiva (ODM 5) es menos alentador. La tasa de mortalidad materna ha disminuido en un 22% entre 1990 y 2013, lo que está muy lejos del objetivo de reducción del 75%. Por otra parte, este promedio esconde aumentos en algunos países. El acceso universal a la salud reproductiva es irregular en el mejor de los casos, con una necesidad insatisfecha de planificación familiar que persiste en la mayoría de los países de ingresos bajos y medianos, y manteniéndose desigualdades importantes dentro de los países. El 26 de septiembre, Día Mundial de la Anticoncepción, a las mujeres y las niñas en todas partes se les recuerda el lema: “es tu vida; es tu futuro; conoce tus opciones”. Para muchas mujeres o niñas, sin embargo, no es así de simple. Las opciones, o bien no están disponibles o factores culturales, sociales o  mentales hacen la toma de decisiones verdaderas imposible.

Sin embargo, todavía hay algunas buenas noticias. La convergencia de la salud reproductiva, maternal, del recién nacido, del niño y del adolescente, con los defensores de estas zonas seriamente tratando de hablar unos con otros, formar asociaciones, y el respeto y el trabajo con el enfoque y la agenda de cada uno, es un avance bienvenido. Los programas con un amplio apoyo y atención, como el del Secretario General de la ONU Ban Ki-moon, que toda mujer, cada iniciativa por los niños, el Plan de Acción de cada recién nacido, y la Alianza para la Salud Materna, del Recién Nacido y del Niño, aseguran que las mujeres y los niños permanezcan en el centro de las discusiones sobre la salud mundial.

Mientras, algunas áreas no reciben suficiente atención. Tampoco se cumplen con el silencio ensordecedor o insuficientes urgencias temas como: recién nacidos muertos; abortos inseguros; el matrimonio infantil; la violencia contra las mujeres y las niñas, incluida La Mutilación Genital Femenina, la violación y la violencia en situaciones de conflicto, y la violación y la violencia dentro del matrimonio; y la desigualdad de género perpetuada por las creencias religiosas. Todos estos problemas tienen profundas implicaciones y consecuencias inmediatas para la salud y el bienestar de las mujeres, las adolescentes, y en última instancia a sus hijos. Los debates, las metas y las intervenciones deben incluir estos temas, aunque algunos de ellos resulten incómodos; de lo contrario, el progreso no alcanzará a aquellos que más lo necesitan.

Aunque todavía hay mucho que hacer, ahora es el momento de dar un paso más allá y unirse detrás de los objetivos comunes que eran los ODM. El 21 de septiembre, el Grupo de Revisión de expertos independientes sobre Información y Rendición de Cuentas para la Salud de la mujer y de los niños (IErg), co-presidido por Richard Horton y Joy Phumaphi, publicó su informe anual y tercero de 2014 y ha hecho propuestas para una nueva perspectiva posterior a 2015 . Argumentan que “el cuidado de salud de alta calidad para las mujeres y los niños debe ser un derecho y no un privilegio“, y que dos aspectos descuidados necesitan ponerse a la vanguardia. En primer lugar, el informe propone que el concepto del continuum de atención que ha integrado reproductiva, materna, del recién nacido, el niño y la salud del adolescente necesita ser repensado como un ciclo de vida de bienestar que es de gran importancia para la sostenibilidad y el desarrollo económico. El segundo aspecto descuidado, con la mayor importancia para una estrategia más amplia y más inclusiva es la participación de otros sectores distintos de la salud para abordar los determinantes de la salud que están fuera del sector de la salud, como la educación.

Un nuevo concepto de salud que se aleja de los conceptos de ausencia de enfermedad y la supervivencia hacia el bienestar, la resiliencia y la capacidad podrían ser parte integral de, y unificar los muchos dominios de, los ODS que se proponen actualmente. Sin embargo, IErg advierte que no podemos darnos el lujo de esperar a que los ODS estén completamente desarrollados y acordados, y aboga por una estrategia mundial más inclusiva para la Mujer y la Salud de los Niños ahora. A partir de este programa ahora, con las mujeres, los niños y las niñas adolescentes en el centro del desarrollo sostenible, y las discusiones acerca de las metas, teniendo esto en cuenta, sería un paso verdaderamente notable hacia un futuro sostenible.

 

(Por la traducción: X. Allué)

 

Written by pedsocial

6 octubre 2014 at 6:20

Analfabetismo parental y mortalidad infantil

leave a comment »

NYHQ2011-1770Nadie nace sabiendo y, aunque esto de tener hijos se remonte literalmente al origen del género humano, no parece que la experiencia acumulada de cientos de miles de años haya servido para mejorar la supervivencia de los hijos. Al menos hasta los últimos cien años. Y, valga la pena decirlo, en los países social y económicamente avanzados. Las comunidades que no lo están mantienen cifras de mortalidad infantil como las de hace 100 años.

Existen estudios observacionales que ligan la mortalidad infantil en diferentes comunidades a familias concretas. No todos los miembros de una comunidad parecen ser igualmente competentes en cuidar y criar sus hijos. Pero incluso hay diferentes interpretaciones de fenómenos similares. Los estudios que comparan la alfabetización con las tasas de mortalidad suelen representar una relación notable. Así lo mantiene UNICEF a lo largo de lo últimos decenios. Pero sorprende que comparativamente en países de similar situación social, se da más importancia a factores sociales diversos que a la propia alfabetización. En la India se dice que la alfabetización es determinante, mientras que en Pakistán, país musulmán, se da más importancia a otros factores que no que las mares sepan leer y escribir. En los paises ricos, el énfasis se pone en la desigualdad, que es la descripción del “Cuarto Mundo”, los pobres de los países ricos.

En algún recóndito lugar de mi memoria figura un estudio sobre mortalidad infantil (años 60 del siglo pasado) de las familias reales europeas durante la segunda mitad del siglo XIX. Con la salvedad de mis deficiencias memorísticas, las familias reales europeas constituían una contingente lo suficientemente numeroso como para que los datos pudiesen tener significado. Pues mientras en Europa por esa época, la mortalidad infantil estaba alrededor del 150-200 por mil nacidos vivos, las familias reales soportaban una mortalidad de menos del 50 por mil. Esa cifra sólo empezó a alcanzarse en los países europeos casi 80 años después, cuando ya había agua corriente, sulfamidas y vacunas. Obviamente la diferencia tenía que ver con el estatus económico y social.

La mortalidad infantil se empieza a combatir en la escuela.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

16 septiembre 2014 at 6:07

Publicado en 1

Tagged with , ,

Más sobre mortalidad infantil

leave a comment »

Infant MortalityLa prestigiosa revista PEDIATRICS que edita la Academia Americana de Pediatria acostumbra a publicar en su número de enero de cada año una revisión sobre la mortalidad infantil en el mundo. Durante años he seguido esa publicación y ocasionalmente he cruzado correspondencia con los autores, especialmente cuando he apreciado algún error o valoración a mi juicio incorrecta.

Por ejemplo, hace más de veinte años argumente en una carta al editor que las cifras de mortalidad infantil que asignaban a España correspondían a una realidad distinta. Hasta los años 90 el Registro civil no contabilizaba los recién nacidos fallecidos en las primeras 24 horas, que figuraban como muertes fetales. La razonable respuesta que obtuve fue que lo importante no eran los números absolutos sino la tendencia: si se reducía la mortalidad es que íbamos bien.

En otras entradas de este blog https://pedsocial.wordpress.com/2010/08/14/el-descenso-de-la-mortalidad-infantil-en-el-mundo/  en 2010 y https://pedsocial.wordpress.com/2012/05/31/no-todo-son-malas-noticias-mortalidad-infantil-en-africa/ en 2012, nos hemos referido precisamente al descenso de la mortalidad infantil que últimamente viene registrándose.

El artículo de John Kattwinkel http://pediatrics.aappublications.org/content/131/2/e579.full.html 

Addressing High Infant Mortality in the Developing World: A Glimmer of Hope

hace referencia a lo que viene representando la introducción de medidas activas de reanimación neonatal en los países menos desarrollados con el adiestramiento de técnicos en la asistencia al parto.

Evidentemente, los momentos de máximo riesgo para la vida de un niño siguen el primer minuto, la primera hora, el primer día, el primer mes y el primer año. A partir de ahí son los desastres del hambre, la malnutrición , las guerras y la violencia, junto con las todavía no controladas infecciosas, lo que pone en riesgo la vida de los niños. Y ahí es donde podemos más facilmente actuar como colectivo. Son causas eminentemente sociales.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

11 abril 2013 at 20:04

Rankings, listados y clasificaciones

leave a comment »

Las agencias e instituciones de ámbito internacional publican listados y clasificaciones de paises en función de su situacion ante diversos valores, en lo que nos concierne, los relacionados con la salud y el bienestar infantil. Como en todas las evaluaciones, se representa una foto fija de un momento concreto, lo que tiene un interés relativo. Más interés tiene observar la evolución en el tiempo y ver progresos o deterioros.

A poco que se observen, aparecen escasas sorpresas: los ricos van bien, los pobres van mal y los de enmedio hacen lo que pueden. Los extremos suelen mantenerse, en especial por la parte de abajo, protagonizado desde hace demasidado tiempo por los paises africanos del Sahel. Los mejores de la lista, aparte de los micropaises que, por su tamaño, son poco valorables: Andorra, Liechtenstein, San Marino o Monaco. Son la mayor parte de los paises europeos, menos España, Italia, Hungría o Grecia, que están más allá del lugar 40, de los 196. Siguen Japón, Chile o Australia.  Los Estados Unidos, lamentablemente para ellos, nunca ocupan un lugar que sea paralelo a su riqueza y desarrollo, por debajo del 56.

Uno de los “rankings” que hemos visto recientemente, de la ONG Humanium, se refiere a los derechos de los niños. Los factores que evaluan han formado parte de entradas de este blog en más de una ocasión:

 

Mortalidad de menos de 5 años;
Esperanza de vida al nacer ;
Educación;
Pobreza ;
Bajo peso al nacer ;
VIH;
Trabajo infantil ;
Matrimonio infantil ;
Mutilación genital femenina ;
Registro de nacimientos;
Impacto ecológico en el futuro de los niños;
Derechos y libertades;
El sentimiento de satisfacción con la vida;
Guerra y otras situaciones violentas

Obviamente no todos los factores son idénticos ni igualmente trascendentes. Unos son causas y otros consecuencias. Unos son biológicos, al menos hasta cierto punto, y otros son sencilla y llanamente SOCIALES, culturales o políticos. Pocos escapan a la responsabilidad de los estados, por lo que estos resultan determinantes a la hora de proteger el futuro de su población: la población infantil.

 

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

16 junio 2017 at 12:29

Eutanasia infantil de nuevo

with 4 comments

134359-134154[1]Los niños se mueren poco en el mundo occidental. La principal causa son los accidentes y con lo que tienen de súbito no plantean consideraciones sobre la dignidad del proceso de la muerte. Hay sin embargo una serie de circunstancias en las que la muerte viene precedida de actuaciones clínicas que debieran ir encaminadas a evitarla o aplazarla. Lamentablemente no siempre tienen éxito y el final se hace inevitable. Actualmente las situaciones más comunes suceden en el ámbito de la Neonatología, en recién nacidos prematuros de muy bajo peso que hayan padecido lesiones neurológicas irreversibles como la hemorragias periventriculares tipo IV, o bebés con grandes malformaciones, sobre todo las que afectan al Sistema nervioso Central, sin tratamiento eficaz. Menos frecuentes las enfermedades neoplásicas avanzadas y la fase final de enfermedades neurodegenerativas. A diferencia de la atención médica al adulto o al anciano, todos estos escenarios son infrecuentes, casi siempre limitados a centros hospitalarios de mayor nivel asistencial, por lo que la experiencia de muchos facultativos pediatras en estas materias es escasa por muy ocasional.

Ya hemos tratado este tema con anterioridad, reconociendo su dificultad

Para suerte de los pediatras, la gestión de la muerte infantil con todo su dramatismo, en los últimos 50 años, de cuando la mortalidad infantil en esta parte del mundo estaba en el 50/1000, ha pasado a ser una rareza. Y algo de ese éxito podemos atribuirnos los pediatras.

La propia infrecuencia hace que las situaciones terminales representen una carga social y emotiva algo más dramática. Para el personal sanitario la experiencia de la la muerte infantil y la carga de fracaso que comporta añade dificultades.

Sin embargo, todo ello no puede obviar una actuación profesional ética, compasiva y eficaz. Que la situación salga fuera de los limites asistenciales y trascienda a los medios de comunicación se debe a errores en la gestión clínica o a posturas confesionales radicales que comporten conflictos entre los diferentes actores: familia, profesionales, juristas y administración.

El lamentable caso que ha ocupado los medios esta semana de una menor en situación terminal en un hospital en Galicia es una muestra de esas situaciones indeseables. Más lamentable aún que sea el escastillamiento en una postura intransigente por parte de un jefe de Servicio y por motivos ideológicos. El concurso de los Comités de Ética Asistencial debe ser la mejor ayuda decisoria y su composición y eficacia debe ser objeto de constante atención en los centros hospitalarios. El recurso a la justicia ordinaria en caso de conflicto siempre es la menos deseable de las soluciones.

Desde aquí estimulamos a los lectores a desprenderse de prejuicios, estudiar la materia y reconocer que la limitación del esfuerzo terapéutico es una opción clínica adecuada a algunas situaciones y con un sólido respaldo científico y ético. Y que la ideología tiene muy poco lugar en las actuaciones clínicas.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

6 octubre 2015 at 8:12

“Preemies”, recién nacidos prematuros

leave a comment »

premieLos recién nacidos prematuros, los que nacieron antes de tiempo, antes de las 36 semanas de un embarazo, son un montón de gente.

Según la OMS/WHO un 9.6% de los nacidos en todo el mundo (http://www.who.int/bulletin/volumes/88/1/08-062554/en/), casi tres millones de bebés en el año 2005, según ese informe de 2009. Ahora son aún más.

En los países menos desarrollados sube hasta un 12.5% de los nacimientos mientras que en los países desarrollados baja a un 7.1%. El grueso de las muertes infantiles ocurre entre este grupo de recién nacidos, con mortalidades de hasta la mitad de los nacidos con menos de 27 semanas de edad gestacional.

Las unidades neonatales en los países occidentales hacen verdaderos milagros consiguiendo la supervivencia con integridad de la inmensa mayoría de los recién nacidos prematuros por encima de las 28 semanas y 1.000 gramos de peso al nacer. La atención a los prematuros es un reto constante sobre el que se abocan recursos humanos y materiales. Vale la pena.

Cada vez más se va haciendo evidente que la supervivencia y el cuidado de los niños prematuros mejora con la creciente participación de la familia en los cuidados. El método canguro como estímulo de la lactancia materna y la utilización de lactancia con leche humana de los bancos de leche han sido de capital importancia en los últimos diez años. Como lo fue el decenio anterior la incorporación del surfactante pulmonar y los métodos de asistencia a la ventilación para superar los problemas que la inmadurez pulmonar plantea. Todo ello más el control de las infecciones y el manejo de las malformaciones cuando existen.

Las unidades neonatales más modernas se organizan en habitaciones individuales donde las familias pueden compartir la hospitalización con el recién nacido prematuro. Las salas abiertas van cediendo el paso como hace cien años lo hicieron las salas abiertas de los antiguos hospitales, con docenas de camas alineadas contra la pared.

Pero lo que resulta más evidente es que los prematuros son seres que generan durante bastante tiempo una gran dependencia. Mientras que la legislación sobre la dependencia en España está siendo criticada por sus aspectos restrictivos, apenas hace referencia a la tremenda dependencia que general los prematuros cuando son dados de alta.

La Resolución de 25 de julio de 2013, de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad sobre criterios comunes, recomendaciones y condiciones mínimas de los planes de atención integral a menores de tres años en
situación de dependencia o en riesgo de desarrollarla ,  en el preámbulo dice:

Objetivo 3.2: Garantizar la detección precoz de los menores de 0-3 años en situación
de dependencia, o en riesgo de desarrollarla.
Acciones a desarrollar:
— Mejora de los protocolos diagnósticos existentes e incorporar pruebas diagnósticas
específicas para conseguir una detección temprana en los controles pediátricos.
— Colaboración en «Programas de Cuidados Centrados en el Desarrollo», desde las
Unidades de Neonatología.
— Potenciación y colaboración en programas sanitarios, sociales y educativos, de
detección de niños o niñas con alteraciones del desarrollo (detección de metabolopatías
congénitas, detección de defectos congénitos, detección precoz de la hipoacusia, etc).

pero a lo largo de sus prolijas 63 páginas de BOE,en donde se explica con todo lujo de detalles, tablas y cuadro sinópticos lo que se pretende, en ningún momento se menciona a los recién nacidos prematuros. Hay referencias a la sordera, la ceguera, el retraso del desarrollo… Un prematuro puede tener todo eso y más. O nada más que su prematuridad y no parece claro que ello se considere una dependencia.

En este país se asume que los cuidados los debe asumir la madre “porque todos los niños son dependientes”. La referencia a los programas de la Unidades de Neonatología resulta esperanzadora si éstas unidades contemplan las dificultades en los tiempos posteriores al alta y, especialmente, si disponen de recursos sociales para el seguimiento. La ampliación del periodo de baja maternal es un requisito esencial, en todo caso. La diversidad de los recursos en los diferentes centros asistenciales y entre Comunidades Autónomas muestran que las iniciativas pueden materializarse también de forma diversa o, lamentablemente, incompleta. Como tantas directivas estatales, está llena de buenos deseos pero sin referencias presupuestarias precisas que les den realidad, cosa a la que nos tiene ya muy acostumbrados el gobierno del estado. En inglés dicen “put your money where your mouth is“: ponga su dinero donde ponga su boca(palabra). La diferencia entre la palabra y la realidad está en el soporte presupuestario.

Algo más de un cuarto de millón de solicitudes de prestaciones por dependencia recibieron atención en 2012. A ellas se dedicaron 1.404 millones de euros. Cifras que, por absolutas, no son fáciles de detallar. La media nos lleva a unos 5.000 euros al año o 443€ al mes. Lo que ocurre es que ahí se incluye todo y, a menudo, no llega.

Mientras, las familias y, especialmente, las madres de niños prematuros continuarán realizando esfuerzos incontables para sacar adelante sus preciosos niños que se adelantaron en su llegada la mundo. Y los demás estamos obligados a ofrecer el máximo soporte posible.

X. Allué (editor)

Written by pedsocial

23 octubre 2014 at 6:00

Tabaco y niños

leave a comment »

OMS-tabacoFumar es un placer…dice la copla. Genial y sensual, añade. Pero eso era un cuplé de hace 100 años!!!, que luego resucitaron en los años 60 del siglo pasado con Sara Montiel. Antiguallas. Hace más de cincuenta años que se conocen científicamente los efectos nocivos del consumo de cigarrillos, especialmente como causa de Enfermedad Pulmonar Crónica, la enfermedad coronaria y diversos procesos neoplásicos como el carcinoma bronquial, el cáncer de vejiga en hombre y el de ovario en las mujeres, hasta convertirse en una de las más importantes causas de mortalidad en el mundo.

El principal argumento contra el tabaco y su uso social es que es algo pasado de moda. Y desde aquí no vamos a dejar de insistir.

El argumentario contra el uso de tabaco entre los más jóvenes parece tan redundante que resulta casi antiguo.

De hecho, desde siempre, se ha impedido fumar a los niños. El tabaco es una cosa de mayores. Pero el efecto paradógicamente inverso es que fumar un cigarrillo de tabaco continúa teniendo un si-es-no-es de rito de paso a la edad adulta. La inmensa mayoría de los usuarios de tabaco accedieron al primer cigarrillo como un gesto, más o menos clandestino, que les “hacía mayores”.

Mientras y a pesar de todo, el consumo de tabaco apenas se ha reducido globalmente, aunque el perfil del fumador ha cambiado, con una inversión de la relación hombre/mujer y un desplazamiento de los lugares públicos aotros más privados.

Lo que sigue son las recomendaciones a los padres de la American Cancer Society más comunes en relación con el consumo de tabaco entre los menores:

– Recordar que a pesar del impacto de las películas , la música, el Internet , y los compañeros , los padres pueden ser la mayor influencia en la vida de sus hijos .

– Se debe hablar con los hijos sobre los riesgos del consumo de tabaco – los estudios han demostrado que esto funciona ! Si los seres queridos sufren con o murieron de enfermedades relacionadas con el tabaco , advierta a sus chicos.

– Hágales saber que, por ejemplo, que el consumo de tabaco afecta al corazón, daña los pulmones, y puede causar una gran cantidad de otros problemas, incluyendo cáncer.

– También mencionar lo que puede hacer a la manera en que una persona se ve y huele : el fumar hace que el pelo y la ropa apesta , provoca mal aliento y mancha los dientes y las uñas. Causa la pérdida de dientes, y la pérdida ósea en la mandíbula.

– Los hijos de padres fumadores tienen muchas más probabilidades de fumar. Pero incluso si se usa tabaco , aún se puede marcar una diferencia. El mejor paso, por supuesto, es dejar de fumar. Mientras tanto, no consuma tabaco cerca de sus hijos, no se lo ofrezca, y no lo deje donde puedan tomarlo fácilmente.

– Empiece a hablar sobre el consumo de tabaco cuando sus hijos tengan 5 o 6 años de edad y continúe a lo largo de sus años de escuela. Muchos niños comienzan a consumir tabaco a los 11 años. Y muchos son adictos a los 14 años.

– Entérese si los amigos de sus hijos consumen tabaco. Hable acerca de las maneras de decir “NO” al tabaco. Hable con sus hijos sobre la falsa presentación brillante del tabaco en los medios de comunicación , como los anuncios , películas y revistas… ahora en Holywood sólo fuman “los malos” ¿no?

El consumo de tabaco es un problema social y sus consecuencias son biológicas. El remedio tiene que ser social.

 

X. Allué (Editor)

 

Written by pedsocial

22 mayo 2014 at 8:10

A vueltas con las vacunas y los antivacunas

with one comment

VacunasDe los compromisos sociales con más componente biomédico que se generan alrededor de los niños, las vacunaciones, asentadas en el principio de que más vale prevenir que curar, continúan generando controversias.

Con más de 200 años de historia parecería que debiera ser un tema superado, pero no lo es. En este blog ya nos hemos referido con anterioridad e incluso denunciado los extremos hasta los que se puede llegar por parte de quienes discuten la eficacia o incluso la conveniencia de las vacunas, desde puntos de vista personales hasta religiosos. Se llega hasta el fanatismo sin ambages.

Pero no nos referimos a circunstancias más o menos exóticas y en entornos sometidos a violencias diversas como Pakistán.

Estas pasadas semanas se ha producido un brote de sarampión en Barcelona con una treintena de casos, adultos jóvenes que no había sido vacunados en su día por razones diversas y que habían coincidido en un festival de música internacional (Sonar 2013)

Aparece ahora en la prensa la controversia generada en un país de alto nivel social, sanitario y económico como Holanda, a cuenta de las reticencias a vacunar niños por motivos religiosos entre las comunidades integristas calvinistas. La consecuencia es medio centenar de niños que han padecido sarampión con una mortalidad a considerar. El titular de El País anuncia “Virus por voluntad divina”.

La cuestión está en la defensa de los derechos de los niños. Entre ellos está el derecho a su integridad, a su salud y a su vida que, a nuestro entender, están por encima de las voluntades de unos y otros, incluyendo la de los padres. Y esos derechos deben ser defendidos en todo tiempo y lugar.

X. Allué (Editor)

ADENDUM: Lo hemos publicado en Twitter: Los antivacunas ¿instalan antivirus en sus ordenadores, o se conectan a pelo?

Written by pedsocial

24 julio 2013 at 11:35

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Corrupción en el ojo ajeno y la viga en el propio

leave a comment »

tarugoQue la corrupción se haya convertido en la segunda preocupación de los ciudadanos de este país, después del desempleo que origina la actual crisis económica es una desgracia social. Y como tal nos afecta a todos. A los profesionales también. La corrupción, el uso ilegal de recursos económicos con fines lucrativos fuera y por encima–o por debajo–de la actividad normal de unos y otros es posible que haya existido siempre. Al menos hay referencias desde hace siglos en el Antiguo Egipto o en la Grecia clásica. En la Grecia moderna se ha apuntado como una de las causas de la tremenda situación que atraviesa el país más destrozado por la crisis económica actual. Pero ese es el consuelo de los tontos: mal de muchos, epidemia. O, en este caso, endemia.

Hace unos meses y al considerar los problemas que se desarrollaban alrededor de las medidas para intentar controlar el disparado coste de los medicamentos y su repercusión social, anuncié que haría una referencia a una de las corruptelas que se han sucedido en la prescripción de fármacos. Una execrable práctica que espero y deseo que haya desaparecido, era lo que se conocía como “tarugo”. Profesionales de dudosa reputación entregaban a representantes de las empresas farmacéuticas de igualmente más que dudosa reputación, el taco de papeles grapados que constituyen la matriz o “tarugo” de los talonario de recetas de la Seguridad Social. Supuestamente a efectos estadísticos para que el representante pudiese justificar qué profesional recetaba qué, pero e indudablemente, a cambio de contraprestaciones diversas.

Para nuestro lectores de otras latitudes, recordamos que los medicamentos incluidos en un petitorio publicado por el estado español, eran de dispensación subvencionada en un tanto por ciento variable en general y de forma completamente gratuita para los pensionistas. Esta situación administrativa se origina en los años de la dictadura franquista como una medida populista en unos tiempos en los que coincidieron la tremenda pobreza que aquejaba a un pais destrozado social y economicamente por la Guerra civil, con la creciente eficacia objetiva de los fármacos, notablemente los antibióticos. En muchísimas ocasiones, la población acudía a la consulta de los médicos única y exclusivamente para obtener una receta de medicamentos.

A principios de los años 70 del pasado siglo, las farmacias españolas podían dispensar más de 16.000 específicos, de los que dos terceras partes estaban subvencionados. El consumo de medicamentos en España superaba con mucho el de cualquier otro país de nuestro entorno más próximo, tanto en términos absolutos como proporcionales a la población a asistir. Además, las diferencias en los porcentajes de subvención de los fármacos llevaba a utilizar las recetas de pensionistas cuando quien iba a necesitar y, eventualmente, emplear el medicamento era otra persona.

Todo este entramado beneficiaba a la industria farmacéutica, a sus representantes, a los farmacéuticos, posiblemente a la población que obtenía bienes a cambio de nada, a goberanantes populistas que contaban con una agradecimiento tácito de esa población y todo ello, con la connivencia de los médicos prescriptores. No es difícil entender que algunos de ellos participasen directamente de alguna parte de los beneficios.

La vigilancia de estos posibles abusos estaba encomendada a los servicios de Inspección de la Seguridad Social, notorios por su habitual ineficacia y que, al menos en algunos casos que incluso en una época de escasa libertad de prensa y disfunción judicial que llegaron a denunciarse, participaron también en la cadena de corrupción. Y la otra vigilancia que pudieran ejercer los colegios profesionales, de Médicos y de Farmacéuticos, sólo se produjo en ocasiones de denuncia por facultativos enfrentados por razones personales, políticas o sociales.

Se podría argumentar que la profusión del empleo de fármacos hubiese podido contribuir a la realmente envidiable situación de la salud de los españoles. Con cifras de mortalidad infantil  y las tasas de longevidad o expectativa de vida entre los cuatro o cinco mejores países del mundo, y la percepción por parte de la población de que nuestro sistema es muy apreciado, es posible que algo que ha formado parte de nuestro histórico tenga algo que ver. Lamentablemente la tasas de resistencia a los antibióticos de la flora bacteria considerada “autóctona” más bien desmentirían esa argumentación, entre otras cosas.

Realmente ha sido a partir de los años 80 y, especialmente, desde la promulgación de la Ley general de Sanidad y la puesta en marcha de los programas de control de especialidades farmacéuticas PROSEREME, que se ha reducido primero la lista de fármacos autorizados y después los subvencionados. Y más recientemente, en los últimos dos años, con la introducción de medidas económicos supuestamente disuasorias, el consumo de fármacos se ha reducido considerablemente.

Con todo ello el fenómeno del “tarugo” ha pasado a la historia y de ello todos podemos alegrarnos. Pero no dejar de recordarlo aquí para dejar claro que en esto de la corrupción hay grandes culpables pero y simplemente, tampoco hay inocentes.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

11 marzo 2013 at 9:44