Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

Buscar resultados

La plaga de la pobreza infantil

with 2 comments

El gobierno de España, en la reestructuración de la Presidencia del año pasado incluyó el Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil.  https://www.comisionadopobrezainfantil.gob.es/

El texto legislativo dice así:

Real Decreto 419/2018, de 18 de junio, por el que se reestructura la Presidencia del Gobierno.

Artículo 10. Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil.

1. Bajo la dependencia directa del Presidente del Gobierno existirá un Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil, con rango de Subsecretario, que se encargará de la coordinación de actuaciones dirigidas a luchar contra la desigualdad y la pobreza infantil y, en particular, llevará a cabo las siguientes funciones:

a) Establecer instrumentos de planificación y seguimiento de políticas públicas dirigidas a luchar contra la pobreza infantil.

b) Diseñar sistemas de evaluación del impacto de las decisiones políticas en la desigualdad y la pobreza infantil.

c) Proponer a los departamentos ministeriales medidas e iniciativas en los ámbitos de su competencia.

d) Elaborar análisis y estudios sobre desigualdad y pobreza infantil.

e) Impulsar la actuación de la Administración General del Estado en el ámbito de sus competencias y establecer relaciones de colaboración y cooperación con otras Administraciones territoriales.

f) Analizar el estado de la protección de la infancia de acuerdo con la Convención de los derechos del Niño y el resto de acuerdos internacionales suscritos sobre la materia.

2. Con funciones de apoyo técnico al Alto Comisionado, se crea en el Gabinete del Presidente del Gobierno la Oficina del Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil, cuyo titular tendrá rango de director general.

______
Los datos que ofrece su página web son bastante deprimentes. La posición de España en relación con el resto de los países de la UE es lamentable.
Con el gobierno patas arriba y de camino a unas nuevas elecciones legislativas sería interesante ver que espacio ocupa en los programas electorales la pobreza infantil. Pero me temo que los más gritones, ensimismados en sus delirios sobre Cataluña o la momia del penúltimo dictador, le van a dedicar poco a la pobreza infantil. Corregidnos, si podéis.
X. Allué (Editor)
Anuncios

Written by pedsocial

7 marzo 2019 at 6:51

Los malos tratos conducen a la pobreza en la vida adulta

leave a comment »

imgresEsa es la afirmación que se deduce del artículo de Snehal M. Pinto Pereira, PhD, Leah Li, PhD, Chris Power, PhD del Great Ormond Street Institute for Child Health de Londres (http://pediatrics.aappublications.org/content/pediatrics/early/2016/12/15/peds.2016-1595.full.pdf) que publico la revista de la American Academy of Pediatrics el lunes pasado online, y que saldrá en el número de enero próximo.

Los autores examinaron el estado socioeconómico de los adultos de 8.076 personas nacidas en 1958, para ver cómo se comportaron como adultos, observando marcadores como las bajas por enfermedad de larga duración, desempleo e inseguridad financiera. De sus hallazgos se deduce que el maltrato infantil se asocia con malos resultados socioeconómicos en la mitad de la edad adulta, con un riesgo mayor para aquellos que experimentaron múltiples tipos de maltrato. Esto sugiere que el impacto del maltrato infantil persiste durante décadas y es un determinante negativo en la vida de las víctimas.

No creo que sorprenda a nadie, pero es una buena cosa que quede cientificamente demostrado. Con esta evidencia en la mano se puede instar a la justicia que sea más rigurosa con los maltratadores. Y a los responsables de la atención social a las víctimas de malos tratos a mantener su vigilancia y apoyo extendido a la vida adulta.

Los malos tratos no son sólo un episodio. Hacen daño a corto, medio y largo plazo. Y hasta, como hemos sugerido, pueden incorporarse como genes negativos en la dotación epigenética de las víctimas y, con ello, trasmitirse a las siguientes generaciones.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

22 diciembre 2016 at 7:04

Publicado en 1

Tagged with , ,

La feminización de la pobreza

leave a comment »

imgresNo vamos a pretender que introducimos un tema nuevo. Ya hemos hecho referencia antes (https://pedsocial.wordpress.com/2012/08/02/los-ninos-con-riesgo-ii-los-riesgos-economicos/)

Que la feminización de la pobreza mantenga una rabiosa actualidad no debe ocultar que hace casi cuarenta años que se acuñó el término en el trabajo seminal de Diana Pearce (The Feminization of Poverty: Women, Work, and Welfare The Urban & Social Change Review,  Special Issue on Women and Worlc Volume 11, Numbers 1 and 2 1978, pag. 28-38) en 1978. Pero no fue hasta que la Plataforma de Acción aprobada por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing en 1995, identificó la erradicación de la persistente y creciente carga de la pobreza en las mujeres como una de las 12 esferas de especial preocupación que requiere especial atención y acción de la comunidad internacional , los gobiernos y la sociedad civil.

Todas las organizaciones sociales, y especificamente las plataformas feministas, llaman la atención sobre los factores determinantes de esta realidad. Las estadísticas no reflejan adecuadamente la pobreza de las mujeres; el principal problema es la forma de cálculo de la pobreza, que se basa en la renta del hogar. Se mantiene o crece la tradicional brecha de género tanto en términos de desempleo como de pobreza, brecha salarial que entre hombres y mujeres en España ronda el 17%. Las mujeres dedican más tiempo a actividades no remuneradas que los varones, como aquellas que tienen que ver con el cuidado del hogar y de la familia, El tiempo dedicado a labores de cuidado no sólo se observa durante el día, sino también a lo largo del todo ciclo vital. y así sucesivamente.

Los factores de la pobreza no sólo se representan en el entorno laboral: con menos tiempo y, en general, menos formación, el acceso a puestos de trabajo de mejor remuneración queda siempre limitado. La valoración, o como se dice ahora, la puesta en valor, desde el punto de vista macroeconómico de las dedicacions de las mujeres a la vida familiar está ausente, carece de reconocimiento.

Sin pretender profundizar mucho más, desde esta plataforma, en todos los aspectos de la realidad de la feminización de la pobreza, sobre lo que si queremos insistir es que esa parte de la pobreza es la que más incide sobre la pobreza infantil. Y empeorada porque la laboralización intensiva de la mujer sin compensaciones que tengan en cuenta su condición, limita también la dedicación que puedan dar la los hijos. La feminización de la pobreza es paralela a la pobreza infantil.

Desde la Pediatria social animamos a nuestros lectores a profundizar en el conocimiento y análisis en su entorno de la feminización de la pobreza y sus consecuencias en la pobreza infantil. Y que canalicen sus esfuerzos sociales a sensibilizar a quienes tengan posibilidad de contribuir a corregirlo en esta dirección.

X. Allué (editor)

 

Written by pedsocial

29 septiembre 2016 at 6:51

Pobreza, educación, 10 años perdidos (UNICEF)

leave a comment »

Los niños de la recesiónEn éste blog a veces escribimos originales y otras recogemos informaciones de otros medios. Como es natural cuando se defienden los derechos y los intereses de los niños, citamos a menudo la organización UNICEF. UNICEF, como ya hemos señalado en alguna otra ocasión, es el acrónimo en inglés del Fondo de las Naciones Unidas para los Niños. La “E” significa “emergency” porque cuando se fundó esta organización en 1946 los esfuerzos se dirigían a ayudar a los niños de Europa después de la Segunda Guerra Mundial. Se trataba de una emergencia generada por una guerra tremenda que había dejado a millones de niños huérfanos, desplazados, sin hogar, hambrientos y enfermos. A pesar del esfuerzo varios millones no sobrevivieron el quinquenio siguiente pero, con todo, el esfuerzo se consideró un éxito que llevó, en 1953, a convertirse en un organismo permanente de las Naciones Unidas y a extender su acción a todo el mundo. 70 años después sabemos que la situación de los niños en el mundo, a pesar del progreso y todos los cambios, mantiene unas características de “emergencia”, no porque haya “emergido” más o menos catastróficamente, sino porque requiere ayudas de emergencia. De acciones con la intensidad de una respuesta ante una emergencia.

Recogemos hoy una información del rotativo inglés The Guardian que nos cuenta de una década perdida para los niños españoles. La pobreza y los retrocesos en materia de educación son las consecuencias terribles que ha producido la recesión económica, la “crisis“. Allí se recogen datos procedentes del estudio “Los niños de la recesión“, editado por UNICEF. Gonzalo Fanjul, editor del informe lo resume en las páginas de EL PAIS Planeta futuro, como siete preguntas.

Para vergüenza de unos y otros coincide en el tiempo con la publicación de que las 20 mayores fortunas de España acaparan tanto como 14 millones de españoles pobres. Podríamos también decir que coincide con la publicación de nuevos políticos corruptos del Partido Popular, pero eso ha dejado ya de ser noticia por lo habitual. Que los titulares de las 20 fortunas españolas las hayan alcanzado honradamente apenas se puede alejar del expolio de los políticos corruptos y el vergonzante encubrimiento por parte de sus líderes.

En cualquier caso, lo que persiste es la situación de la pobreza y la emergente necesidad de ponerle remedio. Como sea.

X. Allué (Editor)

 

Written by pedsocial

30 octubre 2014 at 16:00

Publicado en 1

Tagged with , , ,

El frío mata: pobreza energética y sus víctimas

leave a comment »

Pobreza energéticaEl frio mata. Especialmente niños. Directa o indirectamente. Una niña de 3 años ha muerto en un incendio en una vivienda mal acondicionada en Balaguer, Lleida, a pocos metros donde hace un par de años fallecieron tres niños por una causa similar: un incendio doméstico por un sistema de calefacción primitivo e inseguro.

Mientras la factoria Disney estrena su última película Frozen festivamente ambientada en un mundo de hielo, en el hemisferio norte la anual variación del eje de la tierra determina que las temperaturas bajen por debajo de un nivel de confort para la vida al aire libre. En esta parte del mundo, que aparece como soleada y templada a los millones de turistas que nos visitan, existen numerosas zonas en las que hace frío. En cuanto te alejas unos kilómetros de la balsámica costa mediterránea, el clima continental europeo determina temperaturas ambientales en la proximidad del índice de congelación. La calidad de muchas viviendas en nucleos de población no permite una adecuada climatización y se continúa recurriendo a la combustión de leña con llama abierta, como se ha hecho desde hace miles de años.

Como tantas otras cosas los accidentes sólo tienen prevención. Y la prevención precisa de información previa, aunque parezca un pleonasmo. Y más cosas como éste decálogo.

Dentro del programa de salud preventiva infantil debe incluirse información sobre el tipo de vivienda y, también, del sistema de calefacción de que se disponga como ya hemos  propuesto anteriormente.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

12 diciembre 2013 at 7:56

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Hoy es el Dia Mundial para la erradicación de la pobreza

leave a comment »

Y es una lástima porque el Día para la erradicación de la pobreza debería ser cada día. La Naciones Unidas lo instituyeron el 1993 y no hemos avanzado demasiado en diecinueve años.

En algunos sitios, como donde yo vivo y donde nos consideramos (o nos consideran) unos privilegiados, las cosas están peor. El informe del Sindic de Greuges, el defensor de las personas de Cataluña publicado hace pocas semanas es bastante preocupante. (El del enlace está escrito en español, para los lectores de habla hispana)  30 páginas de realidades preocupantes. Los políticos que han leído el informe están en que si la crisis y el expolio fiscal. De hecho han convocado nuevas elecciones para que se decida como repartir el poder para poder decidir. Pero también para saber como administramos lo que tenemos. Las recomendaciones del Síndic son concretas y de políticas sociales y educativas que nada tienen que ver con la crisis ni tiene que costar más dinero público. Se trata de enfocar las cosas a un objetivo que ayude a erradicar la pobreza infantil de ese niño de cada cuatro niños catalanes que está siendo marginado y en riesgo de quedarse apartado del camino.

A ver que hacemos entre todos.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

17 octubre 2012 at 8:32

Las heridas de la pobreza

with one comment

Esta semana, a menos de 400 metros de nuestro hospital ha fallecido una niña de 2 años y su madre al derrumbarse la techumbre de la vivienda que ocupaban. El accidente se produjo de madrugada mientras la familia dormía. El edificio es una vivienda aislada, abandonada, en una zona de chalets antiguos degradada, que la familia compuesta por el matrimonio y seis hijos había ocupado ilegalmente. Los recursos económicos de la familia se reducían a las ayudas de beneficencia y lo que producía la recogida de chatarra. La niña sufrió graves lesiones traumáticas por aplastamiento y, aunque fue trasladada al hospital con vida, no sobrevivió la gravedad de las heridas.

En este privilegiado país europeo, con una renta per capita demás de 30.000 dólares anuales, que se produzcan situaciones como la mencionada no es extraño. La marginación y la miseria no nos son ajenas. Uno de cada cuatro niños en Catalunya vive por debajo del nivel de pobreza y otros tantos, aunque no los mismos lo hacen en viviendas inadecuadas, especialmente en lo que respecta a servicios higiénicos de agua corriente y sanitación.

Por ahora la pobreza no se manifiesta en forma de problemas de enfermedades infecciosas o de otro modo sistémicas por existir una asistencia sanitaria gratuita y universal. Sí en cambio en forma de problemas carenciales proteico-calóricos o, también, su reflejo opuesto, la obesidad, así como en una deficiente higiene dental.

Pero si la causa más importante de mortalidad infantil, salvado el período neonatal, son las lesiones traumáticas, no es menos cierto que la incidencia de traumatismos es mayor entre los hijos de familias menos privilegiadas. Sin eufemismos: los pobres. Sufren más atropellos, más caídas y más agresiones en todos los grupos de edad infantil, desde el primer año hasta la adolescencia.

Las causas sociales de padecimiento y muerte tienen, en el mundo infantil, la máxima representación. Y poco remedio como no sea su prevención. Ésta pasa por la detección de situaciones de pobreza y marginación, que se puede y debe hacer desde la propia consulta del pediatra y la oportuna notificación a las agencias sociales.

Una vivienda inadecuada es también una forma de maltrato infantil.

X. Allué (Editor

Enhanced by Zemanta

Written by pedsocial

18 abril 2012 at 9:39

Publicado en 1

Tagged with , , , ,

Notre-Dame de París y la atención sanitaria a los niños del mundo

leave a comment »

La iglesia catedral de Notre-Dame de París ha sufrido un pavoroso incendio (los incendios son “pavorosos”, como los terremotos son terribles, y las inundaciones devastadoras) que ha destruido una parte importante de la estructura de la cubierta y ha destrozado la aguja central. Tremendo. Lamentable.

Pero en menos de una semana se han recaudado (o comprometido, que eso del dinero va lento) más de 600 millones de euros para su reconstrucción. No está mal.

Se trata de un templo católico, la sede de la archidiócesis de París. Construida entre 1163 y 1245 en la Île de la Cité, la catedral de Notre Dame de París es una de las catedrales góticas más antiguas del mundo.

Pero en Francia las iglesias, desde la Revolución francesa, son propiedad del estado. De manera que a la Iglesia católica la reconstrucción no le va a costar ni un euro.

La llamada en petición de ayudas del presidente Macron ha sido atendida por múltiples donantes pero, y muy especialmente, grandes empresas e industrias. Como donación , fácilmente lo incluirán en sus cuentas de gastos deducibles, así que probablemente además de quedar bien, se van a ahorrar dinero. Por otro lado, el incendio muy fácilmente relacionable con las obras que se estaban llevando a cabo en el edificio, casi seguro que cuenta con alguna cobertura de seguros. O sea que algo pagarán los seguros. Todos contentos.

Esta cosa de quemar edificios o, más concretamente, iglesias tiene su historia. Durante la revolución de 1936 en donde vivo no se quemaron muchas. Principalmente un convento de clarisas. Lo reconstruyeron y aún sirvió de hospital de sangre durante parte de la Guerra civil, hasta que lo bombardearon los cruceros italianos desde el mar porque nuestra ciudad era centro de suministros para la batalla del Ebro. Hubo que derruirlo y durante la última dictadura construyeron en su sitio un flamante hotel con las ayudas al turismo.

Lo que desde aquí entendemos, con toda la sensibilidad hacia edificios góticos religiosos o no, es que con 600 millones de euros se pueden construir y atender el funcionamiento al menos durante una año, de más de mil Centros sanitarios en los países menos favorecidos. La construcción por ahí está barata y el personal sanitario acostumbra a sobrevivir con estipendios modestos.

Una catedral gótica nos habla del pasado y de la vida perdurable. Mientras que un centro asistencial nos habla del presente, Y de que la vida perdure al menos un tiempo razonable y no se extinga antes de los 5 años por el hambre, la pobreza, las enfermedades infecciosas y la malnutrición.

A la hora de recabar recursos no parece que todos pensemos lo mismo.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

22 abril 2019 at 7:43

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Frutas escarchadas

leave a comment »

frutas escarchadasLa tarde del día de Reyes siempre me ha parecido el verdadero Fin de Año. Los jolgorios de las fiestas navideñas en nuestro entorno que deben recordar el comienzo del nuevo año, del solsticio, en realidad lo difuminan. Las reuniones familiares convidan a los recuerdos. El reencuentro sirve para el relato del pasado más o menos reciente y eso lo integra en el tiempo del año pasado. El final de fiestas, la epifanía de que algo nuevo llega, realmente se manifiesta ahora.

Del roscón de Reyes siempre quedan, abandonadas a su suerte, unas cuantas piezas de frutas escarchadas. Los gustos han cambiado y, con la excepción del abuelo, a la mayoría las frutas escarchadas les resultan demasiado dulces. Los orígenes aragoneses del abuelo le mantienen la afición a esas frutas cocidas y azucaradas hasta la saturación. Contemplándolas me evocan, si es que el futuro se pudiera evocar, el abandono de lo que queda por venir. Varias piezas del futuro año van a tener que surgir de los dulces relegados al olvido.

Los mejores planes para el nuevo año van a tener un comienzo inseguro, como es el intento de remediar lo que en el pasado no se pudo.

El frío nos recordara que todavía amplios sectores de nuestra población, de la población infantil, no cuenta con una climatización adecuada en viviendas precarias a las que les condena la pobreza. Los niños en situación de marginación y vulnerabilidad son aún demasiados. Los azúcares exagerados son uno de los componentes de dietas inadecuadas cuya consecuencia viene a ser la epidemia de obesidad infantil a la que no parece que podamos ponerles freno.

Al mismo tiempo, si ampliamos la mirada podemos ver que el hambre, la malnutrición continúan siendo la causa de mortalidad precoz más extensa en el mundo. Si lo sumamos a todo lo que contribuye a empeorar las condiciones climáticas y, con ello, dificultar la producción de alimentos, contemplamos lo que se ha definido como la  Global Syndemic of Obesity, Undernutrition and Climate Change, La sindemia de obesidad malnutrición y cambio climático.

Lo que tiene de capricho algunas de las celebraciones nos evoca lo que también tiene de capricho la decisión de no vacunar a los niños. La falta de racionalidad, la inconsistencia de las argumentaciones, el griterío que acompañan las manifestaciones de los antivacunas tiene más de veleidad o extravagancia, propia de personalidades acomodadas que se resisten a aceptar lo que entienden como imposición. Mientras que no dudan en instalar protecciones antivirus en sus ordenadores personales, prefieren dejar a sus hijos expuestos a enfermedades reemergentes que creíamos olvidadas.

La violencia contra las mujeres, la que ocurre en el seno de las familias o en las escuelas (bullying), tienen a los niños como sus principales víctimas secundarias o directas.

Los profesionales que nos dedicamos a la atención a la infancia iniciamos el año con un estímulo a la vigilancia de los indicios o signos iniciales de todas esas lacras. No sólo hemos de extremar la sensibilidad sino que estamos obligados a rendir cuentas de lo que hacemos.

Todo ello debe estar presente y no quedar abandonados a su suerte como las frutas escarchadas porque, de repetidas cada año, han perdido el interés.

X. Allué (Editor)

 

 

Written by pedsocial

7 enero 2019 at 8:16

Politica sanitaria

leave a comment »

La politica sanitaria en España sigue siendo un tema de debate constante. Desde la consideración de que el sistema sanitario español figuraba entre los mejores del mundo, hasta la constante queja de usuarios (horrible palabra para designar a los pacientes) y profesionales las contradicciones abundan. En general se alaban los logros, que serían los resultados, del sistema y se critican las incongruencias y desastres administrativos.

Después del largo período que llevamos de recesión económica y los consiguientes recortes presupuestarios, el sistema se mantiene renqueando gracias a la dedicación de los profesionales. Al tiempo, entre las administraciones no hay inocentes. La administración del estado, del gobierno del Partido Popular durante el último decenio, es reconocida como desastrosa, especialmente por los recortes económicos que no sólo han hecho retroceder salarios y prestaciones, sinó que han hipotecado el desarrollo que debería haberse producido durante esos 10 años, por aquello de que “las ciencias adelanatan que es una barbaridad” y que en estos tiempos tienen un progreso de aceleración exponencial. A ello se suma que la gestión de la asistencia en este país está traspasada a las Comunidades Autónomas, diecisiete situaciones que no son parejas ni en su capacidad, ni en su composición política ni en sus aciertos.

Adentrarse en el análisis de todo el fenómeno seguro que ocuparía un espacio que excedería el habitual de este blog. Podemos intentar fraccionarlo, pero aún así, si lo hiciésemos de forma secuencial corremos también el riesgo de aburrir a nuestros lectores para siempre.

De momento ofrecemos un texto del que somos autores, en la línea de “republicar” que nos es muy querida y por más de una razón, publicado hace un par de años que, al releerlo, nos parece que mantiene actualidad. Se refiere específicamente al sistema sanitario catalán, que tiene las competencias (aunque no los recursos económicos) en materia de salud transferidas desde hace casi 40 años.

 

Publicado en

Salud 2000
Política Sanitaria, nº 146, mayo 2015

 

La sanidad, la atención a la salud en Catalunya siempre ha tenido algunos rasgos peculiares. La actividad asistencial siempre se vio acompañada de iniciativas más teóricas sobre la noción de la salud, la gestión de la asistencia y el ejercicio de la medicina. Incluso en 1976, los Médicos y Biólogos de Lengua Catalana (1), reunidos en Perpiñán porque, muerto el dictador, aún no estaban las cosas para ciertas actividades, llegaron a presentar una nueva y avanzada definición de salud: aquello que permite una existencia
autónoma, solidaria y feliz.
Tampoco sería una novedad porque planes y proyectos sanitarios para Catalunya se vienen elaborando desde cuando la Mancomunidad, a principios del siglo XX.
Durante el primer gobierno de la Generalitat, tras constituirse las comunidades autónomas, se elaboró un proyecto detallado de cómo debería ser la sanidad en Catalunya desde la Consellería, en la que se habían integrado numerosas personas procedentes de la oposición al franquismo (y más concretamente del PSUC). El primer «Pla de salut» (2) delineaba las estructuras tanto organizativas como asistenciales en lo que sirvió de base para el desarrollo de la sanidad en los siguientes años. Las competencias en sanidad fueron transferidas a la comunidad autónoma de Cataluña en 1980, durante el primer gobierno de CiU. Se transfirieron las competencias, pero no los recursos económicos, que fueron objeto de negociaciones posteriores, pero nunca de forma completa o satisfactoria. A partir de la publicación de la Ley General de Sanidad y con las competencias asumidas se desarrolló lo que se ha dado a conocer como El modelo sanitario catalán (3). El proceso se consolida con la aprobación y puesta en marcha de la Ley de Ordenación
Sanitaria de Catalunya (LOSC) en 1990 (4). Diversas fuentes oficiales de la Generalitat, del Colegio Oficial de Médicos, de diferentes universidades en programas de formación han escrito largo y tendido sobre la sanidad catalana y sus características. Además, fuentes privadas, de gabinetes de estudios como CAPS (5), los consorcios hospitalarios o los de organizaciones sindicales, han aportado su visión de cómo es y, también, cómo debiera ser la sanidad en Cataluña.

Nadie ha aportado jamás pruebas creíbles,

ni contables ni clínicas,

de que la gestión privada sea mejor

La XHUP
La realidad catalana, por la que los centros hospitalarios dependientes de lo que fue el Insalud o el INP apenas cubrían la asistencia de la mitad de la población, y las dificultades de inversión llevaron a los gobienros de CiU a diseñar un modelo en el que se integrasen en la red asistencial pública to- da una serie de centros, algunos de nivel terciario como el Hospital Clínico de Barcelona o el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Se trata de hospitales de titularidad semi-privada, gestionados por fundaciones, patronatos o directamente por los ayuntamientos que, desde tiempo casi inmemorial (6), se han hecho cargo de instituciones asistenciales y hospitales locales. Gradualmente, a la XHUP (acrónimo en catalán de Red de Hospitales de Utilización Pública) se han ido incorporando hospitales existentes, otros reformados y otros más de nueva creación en diferentes municipios medianos y cabeceras de comarca, de manera que «no haga falta recorrer más de 30 km para encontrar un hospital en Catalunya», como anunció la Generalitat. La mayor parte de estos centros se agrupa en dos organizaciones patronales: la Unió Catalana de Hospitales y el Consorci Hospitalari de Catalunya. El régimen económico de estos centros es el del concierto con el CatSalut, el macroorganismo que gestiona los recursos económicos y fun- cionales de la Consejería de Salud en la estructura de la Generalitat.

El Institut Catalá de la Salut
El Insalud catalán se encuentra también bajo el paraguas del CatSalud, aunque mantiene una autonomía de gestión y un régimen estatutario para sus empleados. Lo forman ocho hospitales, cuatro en el área metropolitana de Barcelona, uno en cada capital de provincia, más otro en Tortosa, la población grande más alejada de la capital. Y , además, la red de Asistencia Primaria de Centros de Salud por todo el principado.
Lo que podría entenderse como hacer de la necesidad virtud, al considerar públicos los hospitales que, simplemente, funcionaban con dinero público, ha encubierto una gradual pulsión hacia la privatización de la asistencia y, también, una serie de casos de corrupción flagrante que resultan escasamente edificantes y que ponen en cuestión todo el modelo. (El último el tremendo caso Innova al insertarse más de 3000 prótesis de cadera defectuosas en connivencia de hospitales privados y una empresa fabricante con fuertes ligámenes con el ayuntamiento de Reus, con más de 70 personas imputadas)
La asistencia primaria, en cambio, ha mantenido la organización y estructura del antiguo INP de ambulatorios gradualmente transformados en centros de salud, en su inmensa mayoría propiedad y gestión del Institut Catalá de la Salut, conservando su funcionamiento presupuestario y la selección de personal en los parámetros de lo que siempre hemos llamado «la Seguridad Social», el «seguro». Esta realidad es habitualmente constestada, discutida y lamentada por las patronales de la XHUP por lo que tiene de control de los flujos de pacientes. El cómo se ha mantenido así ante los continuos embates de los diferentes gobiernos, partidos políticos, patronales y otras fuerzas vivas y poderes fácticos sigue siendo, para los que observamos la realidad de la sanidad pública, un interesante misterio (!).

Las mutuas
En Catalunya existe una larga tradición, ya centenaria, de mutualismo asistencial sanitario. Con ciertos altibajos a lo largo del tiempo, en los años del desarrollo económico de fin de siglo y principio del actual, la oferta e importancia han crecido de forma notable. En algún momento, casi el 50% de la población catalana había suscrito una póliza de seguro médico asistencial y hacía uso habitual de los recursos médicos y hospitalarios que ofrecen. Además, el mutualismo se extiende a los ámbitos de los accidentes, tanto los de tránsito como los laborales, que se mueven por circuitos paralelos al sis- tema asistencial público. Este sistema de doble cobertura asistencial ha funcionado satisfactoriamente para mucha gente, eligiendo uno u otro sistema en función de las características de sus problemas de salud. Se elige la mutua para la atención de situaciones como la maternidad, el parto, natural- mente los accidentes y una buena parte de la atención especializada como la cirugía electiva, la cirugía plástica, la oftalmología o la odontología, entre otras. Y, sobre todo, por la oferta hostelera de habitaciones privadas, escasa lista de espera y trato social y atención privilegiados.
La existencia de las mutuas ha llevado incluso a decir a algún dirigente sanitario que si no fuese por eso, «la sanidad pública catalana no podría absorber la demanda asistencial de los catalanes».

La oferta privada
Al lado de todo el sistema, se tiene que considerar la prestigiada oferta privada de asistencia médica. En lo que un día se concibió como el «Barcelona Medical Center», varios centros hospitalarios de alta calidad se postulaban como centro de atención tanto para pacientes autóctonos como procedentes de otras áreas del Estado o del extranjero. Lo que fueron antiguas clínicas privadas cuyos titulares eran médicos de prestigio y, más tarde, familias, se han ido transformando en institutos como Dexeus, Puigvert, Barraquer o Planas, dedicados a especialidades concretas (ginecoobstétrica, oftalmología, cirugía plástica), u otros especializados como el Instituto Gutmann, y los hospitales privados SCIAS, Teknon, Quirón y otros.
La política de la Consellería de Sanitat ha procurado en los últimos años encontrar una forma de conciliación con todo el sistema. Aunque, tratándose de gobiernos conservadores, se ha hecho protegiendo en todo momento los intereses de las instancias privadas, y seguir manteniendo, aunque sin crecer, los centros del ICS, que, como suele suceder, asumen la patología más com- pleja y onerosa. Esta fórmula permite que unos ganen dinero y otros reciban atención cuando las cosas se ponen feas…
En el relato de la «Historia» del mo- delo catalán se incluye toda una serie de disposiciones y regulaciones que se muestran en la página web del CatSalut (7), especialmente en los últimos años, bajo una supuesta reforma que en realidad no aporta más que «humo» político ante una gestión embarrancada en recortes e insuficiencias.
En general, sin embargo, la apreciación es que se trata de un buen sistema sanitario con excelentes resultados clínico-asistenciales y razonablemente ajustado a los presupuestos económicos, lo que lo sitúa sin ambages entre los mejores del mundo. Buenos resultados y un coste proporcionalmente muy bajo cantan la eficacia del sistema.
Lamentablemente, y en los últimos años, se ha sumado a las dificultades económicas y financieras de la crisis económica la aparición y desarrollo del movimiento soberanista, agudizado a partir de las sentencias adversas al nuevo Estatut de Catalunya, que han dado lugar a la percepción generalizada de que las cosas deben cambiar. En lo que respecta a la sanidad, los tremendos recortes presupuestarios de los últimos gobiernos de CiU, sumados a los a su vez promovidos por los realizados por el gobierno del Estado, han determinado un grave deterioro tanto de la asistencia como de la satisfacción de los profesionales, que han visto sus sueldos reducidos dramáticamente y sus expectativas profesionales coartadas. A la vez se contempla un gris panorama futuro cuando los recortes han afectado muy seriamente a los programas de investigación, con la consiguiente repercusión tanto a corto como a largo plazo.
Para muchos, la única vía posible para reconducir la situación pasa por la independencia de Catalunya del Estado español. Las esperanzas que se depositan en un futuro Estado propio incluyen tanto las mejoras económicas como los necesarios cambios en el control de la gestión. Y ello sin soslayar los serios problemas que plantea la sanidad en general y la asistencia sanitaria en concreto en todo el mundo ligados a realidades como el envejecimiento de la población, las enfermedades emergentes, la inmigración, el creciente coste del sistema, la mayor exigencia de la población y la continuada necesidad de renovación de procedimientos, técnicas e incluso de los profesionales.

En un repaso rápido se pueden considerar:
1. Problemas de la sanidad asistencial pública
– Los problemas generales asistenciales de irregularidad de recursos, las trabas burocráticas absurdas y el desorden. La distribución de la población en el Principado viene siendo un determinante con una acumulación en la zona metropolitana de Barcelona, mientras que en el resto del territorio la población es mucho más dispersa. Tal situación ofrece dificultades en ambos ámbitos: en la zona metropolitana evidentemente hay más recursos hospitalarios de nivel terciario, pero a la vez el acceso a la asistencia primaria es más dificultoso. La distancia hasta los centros terciarios priva de recursos a veces vitales a una parte de la población1.
– El fraccionamiento asistencial en función de intereses corporativos (médicos, enfermeros, farmacéuticos, otros, etc.) o de gestión, y la falta de continuidad en el proceso asistencial (primaria, especialidades, terciario, etc.). Los discursos sobre la prioridad de la asis-

La apreciación es que se trata de un buen sistema sanitario con excelentes resultados clínico-asistenciales

tencia primaria y su creciente capacidad resolutiva se vienen abajo cuando se comprueba la precariedad laboral, la limitación de re- cursos y la dejadez de la gestión.
– El distanciamiento entre los intereses de los enfermos (o del público) y los de los profesionales, muchas veces de carácter cultural: dos lenguajes diferentes, horarios diferentes, prioridades diferentes. (La insatisfacción del público solo tiene un paralelo: la insatisfacción de los profesionales.)
– La desatención sistémica a la salud mental. Cuantas veces se menciona que es la pariente pobre de la sanidad, otras tantas se hace omisión de atención y se mantiene en manos privadas y con exclusividad en amplias zonas del Principado (Instituto Pere Mata, por ejemplo).
–La creencia arraigada entre los dirigentes (básicamente de derechas, pero también otros) de que la sanidad pública es «insostenible» con recursos públicos y que la gestión privada es más eficiente. Un discurso que se repite sin que NADIE haya jamás aportado pruebas creíbles; ni contables, ni clínicas ni de gestión. Solo contabilidades parciales sin garantías.
2. Problemas de la sanidad preventiva (salud pública)
– Control ambiental insuficiente. A pesar de los esfuerzos, aspectos como la contaminación del suelo por metales pesados, del aire en el área metropolitana de Barcelona y el mar en toda la costa, están muy lejos de lo deseable. Y sobre ello gravita una actitud indulgente con las industrias y actividades más contaminantes.
– Excesiva medicalización de la prevención y la promoción de la salud, que debería ser más social.
– Persistencia de tabúes sobre los hábitos y estilos de vida, y de mensajes contradictorios sobre lo que es sano y lo que puede ser po- tencialmente peligroso para la salud.
– La infuencia de los sectores industriales (farmaindustria, industria alimentaria, sector del automóvil, etc.) sobre las políticas sanitarias.
3. Problemas de salud que son problemas sociales (y viceversa)
– El envejecimiento de la población.
– La patología de la supervivencia.
– Los supervivientes con minusvalías y la carga que representan.
– Las enfermedades crónicas sin o con difícil tratamiento.
– La marginación, la pobreza y la exclusión.
– La inmigración y sus componentes sanitarios, la mayor parte ligada a lo anterior.
– La demanda sanitaria espontánea o fuera de horas: las URGENCIAS y su gestión (8), con sus anuales recurrencias coincidentes con las epidemias invernales de gripe y otras patologías respiratorias.

A todo esto hay que añadir las naturales dificultades de la asistencia sanitaria del día-a-día, con patologías de mayor complejidad, enfermedades emergentes, mantenimiento y modernización de los centros sanitarios, además de las necesidades de una salud preventiva más ancha y más profunda.
Algunas entidades se han movilizado para ofrecer una respuesta a todos estos problemas con un cambio en las políticas actuales. Como en otros puntos de la geografía del Estado, las «Mareas Blancas» llegan incluso a proponer puntos concretos en forma de decálogo con soluciones (9).

Las organizaciones independentistas incluyen en su ideario y propuestas de futuro los elementos que esperan conseguir en un futuro NUEVO PAÍS, para una Catalunya independiente:

– Una asistencia sanitaria pública, de cobertura universal, sin discriminación de clase, género o raza, gratuita, pagada con los impuestos, digna, suficiente y de calidad.
– Un sistema sanitario público con la gestión controlada directamente por entes representativos de participación de profesionales, trabajadores y pacientes, a todos los niveles de la administración y de los centros.
– Un sistema sanitario público transparente en la gestión de su funcionamiento y la de los recursos económicos disponibles.
– Un sistema sanitario público sostenible porque lo queremos sostener, a los niveles que el progreso de la ciencia y la técnica nos aporte.
– Una asistencia privada para los que lo quieran, pero con el control necesario para que prime la atención sobre el lucro y que responda públicamente de los resultados asistenciales.
– Un sistema asistencial suficiente que ordene la asistencia según criterios clínicos, de género y sociales, no económicos, donde las listas de espera solo sean instrumentales para el funcionamiento de los servicios.
– Unos profesionales y trabajadores sanitarios que accedan a sus puestos de trabajo por convocatorias públi- cas y que reciban remuneraciones y salarios dignos, puntuales y proporcionales al trabajo desarrollado.
– Un más efectivo apoyo social (sociosanitario) a los enfermos crónicos y los discapacitados y dependientes, suficiente, amplio y de distribución territorial cercana a la gente. Recursos adecuados para que quien lo precise tenga acceso a prótesis, ortesis y otros aparatos, y mecanismos necesarios para la movilidad o la actividad, y una lucha efectiva contra las barreras arquitectónicas.
– Una dedicación efectiva a los programas de salud preventiva, salud y educación sexuales, prevención de la violencia de género, el deporte y las actividades de ocio. ■

Referencias bibliográficas
1. Llibre d’actes, X Congrés de Metges i Biòlegs de LL. Cat. 1976.
2. Pladesalut1979.ConselleriadeSanitat,Generalitat de Catalunya.
3. Modelsanitaricatala http://salutweb.gencat.cat/ca/el_departa- ment/model_sanitari_catala (consultado el 3 de marzo de 2015).
4. Legislación sobre ordenació sanitària a Catalunya. Quadern de legislació 23. Sept. 1999 (ISBN 84-39-4857-6) http://catsalut.gencat.cat/web/.content/mini- site/catsalut/ciutadania/serveis_atencio_salut/com_es_gestionen/normativa_relaciona- da/losc.pdf (consultado el 3 de marzo de 2015).
5. Elsistemasanitarienfrontlacrisi.QuadernCaps Temàtic n. 35 Desembre 2013, Barcelona. http://www.caps.cat/images/stories/Quadern_caps35__SISTEMA_P%C3%9ABLIC_DE_SALUT.pdf (consultado 3 marzo 2015).
6. Comelles JM I cols. Assaig sobre l’estructura i les transformacions de les institucions d’assistència. Inst. Estudis Vallencs, 1991. ISBN 84-86083-23-0
7. http://salutweb.gencat.cat/ca/el_departament/model_sanitari_catala/historia_del_model/ (consultado el 3 de marzo de 2015).
8. Urgencias. De 0 a 24 horas, X. Allué, Ed. Mira, Zaragoza (ISBN: 84-89859-55-8).
9. Propostesperaunamareablanca: http://dempeusperlasalut.wordpress.com/2015/03/04/propostes-per-una-marea-blanca-o-de-salut-de-catalunya/ (consultado el 4 de marzo de 2015).

Referencia del artículo: “Historia, proyectos y proyecciones de la sanidad y la salud en Catalunya” X. Allué. Salud 2000, 2015, 146: 21-24

Written by pedsocial

17 septiembre 2018 at 9:21