Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

Buscar resultados

Josep Maria Jarque i Jutglar, maestro. In memoriam

leave a comment »

Josep-Maria-Jarque-perfil-Twitter_1629447290_33277105_260x366No me gusta reanudar esta serie con una noticia luctuosa, pero la vida te plantea situaciones casi siempre de forma inesperada. Este 10 de agosto ha fallecido Josep Maria Jarque i JutglarPosiblemente desconocido para muchos de los lectores de este blog, aunque le hemos citado en un par de ocasiones y en relación con la escuela inclusiva, Jarque ha sido maestro aunque se definía como “aprendiz de maestro” toda su vida, incluso cuando por razones administrativas se jubiló, como también decía, en contra de su voluntad.  Pedagogo fundador de la primera escuela, en un lejano 1958, de los Talleres Educativos “Emmaus”, de formación ocupacional per niños con discapacidades psíquiques. Una vida dedicada a la educación especial y concluida en predicar la necesidad de que las escuelas deben integrar a TODOS los niños. La escuela inclusiva es un reflejo de la sociedad, de la que todos formamos parte y no puede “especializarse” más que en ofrecer la atención que cada alumno precisa.

Con la recuperación de las competencias en materia de Educación por parte del gobierno catalán al comienzo de la década de los 80, ocupó desde el principio la dirección del servicio de Educación Especial de la Generalitat de Cataluña. Ha sido asesor del Departament d’Ensenyament hasta su jubilación y, después, ha continuado ofreciendo sus enseñanzas por todos los medios a su alcance, incluso en estos últimos tiempos como un hombre de su siglo, a través de la redes sociales. En 2000 recibió la Creu de Sant Jordi por su tarea a favor de los minusválidos.

Los que hemos gozado de su amistad y todos los que de él han aprendido la realidad de las escuelas, no lo olvidaremos.

X. Allué (Editor)

Anuncios

Written by pedsocial

10 agosto 2016 at 21:24

Publicado en 1

Tagged with , ,

A vueltas con la escuela inclusiva

with one comment

schoolYa nos hemos referido en otras ocasiones en lo que representa la escuela inclusiva y sus virtudes. La metáfora del sobre es muy ilustrativa. En esa carta al futuro que es la escuela preocupa a nuestro amigo y referente Josep María Jarque por la nueva redacción de algunas disposiciones sobre la atención a la diversidad en Cataluña.

Estos son los cuatro puntos en los que, en opinión de Jarque, merecen consideración, según explica el Diari de l’Educació:

1. La buena utilización de los medios de orden personal, técnico y material que actualmente dispone el sistema educativo, desde los CREDA, EAP, hasta los cuidadoras/es, pasando por los profesores de educación especial, logopedas, fisioterapeutas, trabajadores sociales, etc. y el personal de los centros de educación especial, una vez reconvertidos éstos en centros de recursos.
2. La formación y reciclaje de los maestros y profesores de los centros educativos ordinarios a fin de devolverlos su responsabilidad como profesionales de la educación en la tarea de responder a la escolarización de todos sus alumnos, discapacitados o no, con la colaboración y el apoyo de los recursos materiales, técnico y personales necesarios.
3. La legislación debe reflejar en todos los apartados que, de acuerdo con el principio de escuela inclusiva que proclama la LEC, las medidas adoptadas conducen inexorablemente a un sistema educativo que no sólo integra físicamente los alumnos con discapacidades, no sólo los incluye , sino que los escolariza, los educa, de acuerdo con sus necesidades al igual que lo hará con todos los demás alumnos y junto con ellos. Sin por ello dejar de ser también exigente con todos ellos, de acuerdo con sus capacidades, dentro de un espíritu cooperativo y no competitivo.
4. Se debe garantizar la participación activa de los padres o tutores de los alumnos en la evaluación de las necesidades educativas de sus hijos y en la elaboración, revisión y evaluación continuada de los Planes personalizados establecidos en cada caso por los EAP y los maestros tutores de sus hijos y también en su aplicación, tanto si ésta tiene lugar en un centro ordinario como en un centro de educación especial.

Desde el convencimiento de que la escuela inclusiva beneficia a todos, es decir tanto a los que puedan presentar algún aspecto diferenciado en forma de discapacidad como el común del alumnado, continuamos defendiendo que TODOS los niños compartan espacios y experiencias en los centros escolares. La escuela debe ser un reflejo de una sociedad en la que la igualdad complemente la libertad, si la queremos justa.

Los pediatras y los demás profesionales que trabajan con niños deben sensibilizarse y ofrecer información y prescripciones consistentes y razonadas sobre la escolarización que respete la diversidad.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

19 febrero 2015 at 7:00

Publicado en 1

Tagged with , ,

La escuela inclusiva

with 2 comments

escuela inclusivaJosep Maria Jarque explica la escuela inclusiva con la metáfora (más bien es una parábola) del sobre.

La escuela es como un sobre de una carta que enviamos al futuro. En el sobre hemos de meter, por ejemplo, una foto. Si tiene un tamaño adecuado para el sobre, lo introduciremos sin problemas. Pero si la foto es de una forma menos común, redonda o pentagonal, no cabe bien. Mal si la dejamos fuera: no la podremos enviar. Y si la doblamos para que quepa, lo más probable es que se deteriore. Toca usar un sobre más grande…

Los niños no son iguales. Y muchos, 10, 20 % tienen características especiales, a veces dificultades o deficiencias. Pero de mayores, en la sociedad, estamos todos juntos. No se puede dejarlos “fuera del sobre”.

La escuela inclusiva es la que no excluye a nadie. Ni por razones de sexo (eso que llaman ahora “género”), ni de origen o procedencia, ni por peculiaridades o limitaciones físicas, sensoriales o intelectuales.

Claro que es más complicado. Y que requiere mayores esfuerzos por parte de todos. Pero no quiero hablar de la monstruosidad de las escuelas elitistas o la separacion de los ciudadanos en α, β, γ, δ, ε… en el más puro estilo de “Un mundo feliz“.

El desastre de la nueva ley de educación tiene en su interior el gusano de la marginación, la carcoma de la descriminación y las telarañas de la privatización.

Tenemos que defender a los niños y, especialmente a los que tiene necesidades especiales, entre ellas la necesidad de protección especial y la de no ser discriminados.

Eso es lo que representa la escuela inclusiva. Pública, universal y sostenible si queremos sostenerla.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

14 noviembre 2013 at 6:30