Pediatría social

Blog de la Sociedad Española de Pediatría Social

La compleja situación de la adopción en España

leave a comment »

Home and familiesMientras que más de 18.000 niños esperan que se desarrolle la ley para ser adoptados, la asociación Familias de Colores denuncia la “paradoja y la vergüenza” de que haya 33.000 familias en espera. De las múltiples cuestiones que el bastante inoperante Gobierno de España tiene pendientes, la modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia que se publicó hace una año (Ley 26/2015, de 28 de julio) no se ha desarrollado. El legislador se marcó un “Preámbulo” de 9000 palabras en un texto apretado de más de 15 folios para justificar el texto, estilo bastante insólito para una “modificación”. Con la excusa de adaptarse a acuerdos, convenios y disposiciones internacionales, en un recurrente ejercicio de recentralización, pretende crear un marco legal que comprenda todo el estado en aras de una “igualdad” supuestamente necesaria. El texto topa con la legislación y competencias de varias, por no decir casi todas, las Comunidades Autónomas, sobre las cuestiones de la adopción, ampliamente desarrolladas en algunas de ellas y de mejor y mayor eficacia, especialmente por estar más centradas en las situaciones locales específicas. Si alguna virtud tiene la administración del estado de las autonomías español, consagrado por esa constitución que no aprobaron todos y que aparece cuestionada cada dos por tres, es la de aproximar la administración a los administrados. En una materia tan sensible, que afecta niños y familias, como es la custodia y la adopción, la especificidad de los condicionantes sociales, culturales y, también económicos, deberia permitir a que la gestión y las decisiones tuviesen la proximidad y la sensibilidad necesarias para evitar retrasos y errores. La composición social y los recursos son notablemente diferentes en las Comunidades Autónomas. No hace falta entrar en detalles ni provocar sentimientos políticos sino, simplemente, tener en cuenta que entre comunidades como la de Madrid, o la de Cataluña, fuertemente urbanas y populosas y las comunidades periféricas como las insulares o las que tienen menos población y más dispersa, hay diferencias más que notables. Cualquier connotación de “ley del embudo” sólo perjudicará a los niños y a sus familias. Ni siquiera la consideración “estatal” de la adopción transacional, por lo que se refiere a la condicion de ciudadanos que adquieren los niños adoptados de otros paises, sirve para justificar “centralizaciones”.

En cualquier caso la falta del necesario desarrollo administrativo de la mencionada ley 26/2015 no ayuda nada. Y la lamentable situación política de desgobierno com más de 200 dias con el ejecutivo “en funciones”, todavía menos. Y los niños siguen inexorablemente creciendo en ámbitos extrafamiliares en los que la mejor de las voluntades y las más exquisita organización no deja de quedar muy corta para lo que es deseable para cualquier niño. Y más para los que sufren situaciones de desproteción, abandono u orfandad.

La plataforma Change.org ofrece una petición de firmas dirigida a los políticos, promovida por Susana Morales.

A ver si espabilamos unos y otros.

X. Allué (Editor)

 

 

Written by pedsocial

11 julio 2016 at 6:10

La mitad de las publicaciones científicas no son verdad!!!

with 3 comments

imgresAsí lo dice el editor jefe de The Lancet, Richard Horton.

“The case against science is straightforward: much of the scientific literature, perhaps half, may simply be untrue. Afflicted by studies with small sample sizes, tiny effects, invalid exploratory analyses, and flagrant conflicts of interest, together with an obsession for pursuing fashionable trends of dubious importance, science has taken a turn towards darkness.”

(“La postura en contra de la ciencia es sencilla: gran parte de la literatura científica, tal vez la mitad, puede ser simplemente falsa. Afectada por estudios con tamaños de muestra pequeños, efectos mínimos, análisis exploratorios no válidos, y conflictos de interés flagrantes, junto con una obsesión por la búsqueda de las tendencias de moda de importancia dudosa, la ciencia ha dado un giro hacia la oscuridad “.)

Lo cierto es que no se puede creer en nada. (Como decía un apuesto cirujano extremeño: “No creo ni en la Iglesia Católica, que es la única verdadera…”) Creer está reñido con la ciencia. Lo verdaderamente científico es dudar, y pedir explicaciones.

La revista The Lancet, en su larguísima historia, puede muy bien ser testimonio de ello. Siempre he mantenido mi confianza en su seriedad, especialmente desde que en 1977(1) me publicaron un artículo con lo que era mi proyecto de investigación sobre la Fibrosis Quística. O cuando, puesto a a escribir un libro sobre la demanda asistencia en Urgencias, descubrí que ya en 1849, hace 160 años, The Lancet se hacía eco del abuso de los servicios públicos por parte de la gente(2). Que bien!

Pero también supe que tardaron 10 años, diez larguísimos años, en reconocer que el estudio que relacionaba el autismo con la vacunación contra el sarampión era una asquerosa falsedad de un desaprensivo en busca de notoriedad (Affair Wakefield https://pedsocial.wordpress.com/2011/01/14/vacunas-autismo-fraudes-y-la-libertad-de-informacion/. Varios niños muertos de sarampión por no estar vacunados por padres pusilánimes puede ponerse The Lancet como muescas en la culata…

La prudencia del científico resta en su desconfianza ante todo lo que exija simple credibilidad. No creerse nada que no esté claramente demostrado y reproducido. Y los pediatras deben ser los últimos en aceptar novedades y los primeros en abandonar lo que caiga en obsolescencia o pierda eficacia.

Aún así, parece que podremos equivocarnos la mitad de las veces…

X. Allué (Editor)

 

Refs.

(1) Sanjurjo P, X. Allué, and J. Rodriguez Soriano. Abnormal findings in the fatty acid composition of the lecithin fraction of mucus in cystic fibrosis. Lancet, 1977. 1:752

(2)Hodgson J., The genteel outpatient abuse at the public charities. Lancet 1849, ii, 705

Written by pedsocial

7 julio 2016 at 6:34

Emisiones (eyaculación) nocturnas en adolescentes

leave a comment »

Wet dreamerLa eyaculación espontánea durante el sueño recibe el nombre de emisión nocturna o “sueños húmedos” y es muy frecuente en la adolescencia. También recibe el nombre de “polución” nocturna con una connotación de suciedad arcaica y represiva, como tantas otras materias relacionadas con el sexo que lamentablemente impone la cultura euro-cristiana. (¿Habrá que recordar aquí que el semen es estéril y sólo “mancha” la ropa?).

Se trata de la emisión espontánea de semen durante el sueño sin mediar estimulación alguna. La página de la Vikipèdia, la Wikipedia en catalán, incluye un time lapse explícito.

El pudor impide a muchos adolescentes hablar del tema y muy raramente es objeto de consulta médica. No menos cierto es que pocos facultativos se han planteado el tema como materia médica. Los libros de Medicina y Pediatria no lo mencionan y el CIE-MC, tampoco lo incluye. El famoso Informe Kinsey (1948) hablaba de que el 83% de los varones lo habían experimentado en algún momento de su vida.

Como fenómeno fisiológico probablemente no merece más consideración que el hipo, los bostezos o los picores ocasionales, pero desde el punto de vista social no cabe duda que genera desazón y malas interpretaciones a quienes les ocurre y, también, a sus familias si lo notan. En una edad llena de confusiones como es la adolescencia sería sano que el conocimiento del fenómeno fuese general y adecuado. Los profesionales de la Pediatria, la Medicina Familiar o la enfermería y, de hecho, todos los que trabajan con adolescentes, deben tener un concimiento claro y desprovisto de tabues que permita racionalizar la percepción por parte de los adolescentes y obviar problemas indeseables tanto sociales como psicológicos.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

4 julio 2016 at 6:17

Estado Mundial de la Infancia 2016: Una oportunidad para cada niño

leave a comment »

UNICEF childLa organización internacional, que en su dia fuera un “fondo de emergencia” para los niños, UNICEF, reconoce que la emergencia puesta de manifiesto hace setenta años, al final de la tremenda II Guerra Mundial, no ha cesado y publica esta semana su informe sobre el Estado Mundial de la Infancia.

En un texto de más de un centenar de páginas presenta datos y consideraciones sobre la promesa de la equidad, la salud infantil, la educación y la pobreza, ofreciendo como encontrar los caminos hacia la equidad, porque la inequidad pone en peligro a millones de niños y amenaza el futuro del mundo.

Una información para compartir.

 

X. Allué (Editor)

 

Written by pedsocial

30 junio 2016 at 6:23

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Trabajo infantil esclavo

with 2 comments

Trabajo esclavo infantilEl pasado dia 12 de junio la ONU celebra el dia internacional contra el trabajo infantil.  Es un triste tema al que nos hemso referido en varias ocasiones: https://pedsocial.wordpress.com/?s=trabajo+infantil. Esa misma semana he sido testigo de como el chatarrero ambulante, un hombre con una furgoneta que recorre calles y urbanizaciones ofrecíendose a recoger toda la chatarra que nos sobre, se acompañaba de un menor al que a gritos obligaba a recoger unos hierros abandonados en un baldío próximo, que apenas podía acarrear. Demasido lejos para interpelarlo, llamé al teléfono de la Guardia urbana para denunciarlo, pero no tengo constancia que tal surtiera efecto alguno.

Tenemos la idea de que el trabajo infantil como algo de paises del tercer mundo. De talleres infantiles para la fabricación de material deportivo en el Lejano Oriente o de explotación en minas africanas. Pues no, pasa aquí, en nuestro entorno más próximo.

El trabajo de los menores es SIEMPRE ESCLAVO (https://goo.gl/D2nUHk) porque nunca hay una compensación por el esfuerzo, ni en la supuesta existencia de algún estipendio. Nada compensa robar la infancia a un menor para lucrarse con sus magros esfuerzos. La esclavitud es un delito común. Y sin embago lo contemplamos sin alterarnos, especialmente ahora que el verano deja a los niños libres de obligaciones escolares y sus familias les emplean en tareas que no les corresponden ni por su situación legal y social ni por su constitución muscular y su disponiblidad intelectual. Evidentemente que todo esto sucede especialmente en los extremos más pobres de la sociead, precisamente en aquellos que el escaso provecho que puedan obtener del trabajo infantil aún les resulta meramente rentable. Pero tal no debe hacernos mirar para otro lado. Si una familia tiene problemas económicos, a menudo de miseria extrema, no puede ser que la posible solución sea la esclavitud de sus miembros más jóvenes.

Es una tarea de todos.

 

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

27 junio 2016 at 7:32

Publicado en 1

Tagged with , ,

A buscar el trébole/la noche de San Juan

leave a comment »

tréboleCuando algunas efemérides se repiten cada año es casi inevitable repetirse también. O repetir algo publicado. Camilo José Cela decía que todo está escrito, pero hay que escribirlo de nuevo porque la gente se olvida. Volver a publicar, ya lo hemos dicho, es republicar, y ese es un verbo que nos agrada conjugar, lo que sigue se publicó hace cinco años por estas fechas:

La fiesta del solsticio de verano se celebra en muchos paises y localidades de Europa, no sólo en el Mediterraneo, desde el proverbial “tiempo inmemorial” de los adoradores del sol.

3.1 Austria, 3.2 Brazil, 3.3 Bulgaria. 3.4 Canada (Quebec / Vancouver), 3.5 Croatia, 3.6 Denmark, 3.7 Estonia, 3.8 Faroe Islands, 3.9 Finland, 3.10 France, 3.11 Germany, 3.12 Hungary, 3.13 Ireland, 3.14 Italy, 3.15 Jersey,3.16 Latvia, 3.17 Lithuania, 3.18 Norway, 3.19 Poland, 3.20 Portugal, 3.21 Romania, 3.22 Russia and Ukraine, 3.23 Serbia, 3.24 Spain, 3.25 Sweden,3.26 United Kingdom, 3.27 United States of America celebran los dias de 21 al 24 de junio y, especialmente la víspera del 24 con jolgorio, cohetes, fuego y brindis—literalmente—al sol.

La clásica comedia de Shakespeare “Midsummer night’s dream” habitualmente traducido al español como “Sueño de una noche de verano”,  no se refiere a cualquier noche estival sinó, precisamente, a una noche concreta, la de “Midsummer”, la del 23 al 24 de junio. Cosas que se pierden en la traducción (Lost-in-translation) aunque para muchos españoles la “noche de mitad del verano” sería la del 14 al 15 de agosto, víspera de la Asunción para los católicos, La Paloma para los madrileños.

La fiesta es para gozarla pero y lamentablemente, tiene sus riesgos. Unos son inherentes al ritual de la fiesta: las hogueras y los cohetes son oportunidades para que la imprudencia se traduzca en quemaduras o lesiones. En el Mediterráneo nos creemos que tenemos ya mucha experiencia, pero eso es algo que se adquiere con el tiempo y los niños aún no lo han tenido y son las más probables víctimas de accidentes.

Otros riesgos son comunes a todas las fiestas: las aglomeraciones, el uso y abuso de tóxicos diversos—el más común el alcohol—y el tránsito rodado, asociado o no con el consumo de alcohol, cada año se cobran algunas vidas, habitualmente jóvenes.

Algo a recordarnos a todos para que no se nos “agüen” las fiestas.

Este año, Año Shakespeare, 400 aniversario de su pase a la historia, recordamos su comedia y que la fiesta de San Juan tiene su algo de rito de paso para muchos adolescentes y tales expriencias no siempre son del todo benéficas. Pero y en cualquier caso, hechas las debidas admoniciones y precauciones, os deseamos a todos una buena fiesta.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

23 junio 2016 at 16:04

Fiesta de fin de curso

with 3 comments

graduationEstamos en los últimos dias del curso escolar y en muchos centros educativos se celebra el final de curso con actividades lúdicas y festivas. En alguno sitios enganchan con las fiestas del solsticio de verano. Para los que concluyen alguna de las etapas de la formación el fin de curso coincide con el fin de los estudios, de la carrera: discursos, despedidas, birretes al aire y alborozo por el objetivo conseguido.

Este año hace 50 que concluyeron mis estudios de licenciatura en la Universidad de Barcelona. En los años grises de la dictadura no daba para muchas celebraciones. De mi curso acababan de encarcelar al delegado y al subdelegado por motivos políticos. Una de estas mañanas, mientras esperábamos a la puerta de la facultad, a primera hora, a un autocar que habia de llevarnos de visita e invitación a un prestigioso laboratorio catalán, la policía intepretó que aquella concentración de gente tenía algún propósito subversivo y la emprendió a porrazos para que “nos disolviésemos”. En medio del lío, quien recibió unos cuantos golpes de porra fue el decano de la Facultad, el catedrático de Anatomía Patológica, que había acudido a la puerta a ver que pasaba.

Para una buena parte de los miembros varones de la promoción, el final del curso venía seguido, sin solución de continuidad, de la incorporación al servicio militar en lo que se denominaba Milicias Universitarias. Resumiendo: entre los palos de los guardias y la mili, la verdad es que no quedaba mucho para fiestas de final de carrera.

Aporto este anecdotario como recuerdo  de unos tiempos en los que la injusticia prevalecía y que costó mucho superar. Mis hijos ya hace años que concluyeron sus estudios y alguno de mis nietos se acerca a la recta final. Y lo relatado no forma parte de su memoria, como probablemente tampoco de la mayor parte de los lectores de este blog. Pero conviene tenerlo presente, especialmente este año que el final de curso y la verbena de San Juan coinciden con unas elecciones generales al Parlamento de la nación. La desgraciada legislatura concluída hace medio año y la cutrez y malaventuranza de la incapacidad de los políticos para formar un gobierno, nos ha llevado a una repetición de los comicios. Todo ello convida a pensar que ya no vale la pena y que esos políticos no se merecen nuestro esfuerzo de ir a votarles. Ya hacemos bastante con pagar impuestos.

Pues no. Que hay que ir a votar. A favor o en contra de unos y otros, teniendo en cuenta lo que han hecho y poniendo alguna esperanza en lo que vayan a hacer. Es una oportunidad, de alguna manera, de decir lo que pensamos. Hace cincuenta años sólo habia palos, incluso sin llegar a decir nada. Además las elecciones van a dar una oportunidad de ordenar la situación política. Pero eso si son capaces, porque sinó, no van a acabar “el curso” y tendrán que volver en septiembre…

La fiesta de fin de curso se aplaza hasta el lunes que viene.

X. Allué (Editor)

(Nota: este texto no tiene un contenido pediátrico. Es más bien personal. Pero mi realidad personal me la llevo cada día a la consulta. No dejéis de hacerlo vosotros)

Written by pedsocial

20 junio 2016 at 6:45

Publicado en 1

Tagged with , ,

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 96 seguidores