Pediatría social

Blog de Pediatría Social

Posts Tagged ‘adolescentes

Qué hacer si te sale un hijo terrorista

leave a comment »

Las familias de los miembros de la célula terrorista de Ripoll han mostrado su dolor y desesperación ante los acontecimientos de la pasada semana. Han manifestado su repulsa a las acciones violentas, han lamentado las muertes y otras víctimas y han proclamado que todo ello no tiene nada que ver con el Islam, que es una religión de paz. Algunos de los relacionados con ese grupo por razones de vecindad o de negocios próximos, se han declarado víctimas, unas víctimas más de los ataques. Como comunidad se han distanciado de todas las iniciativas violentas. Las madres que han podido, incluso exhortaron a sus hijos mientras aún estaban en busca y captura, que se entregasen a las autoridades. Lamentablemente no ha sido así. El último terrorista buscado simuló ser portador de un cinturón con falsos explosivos en un gesto que sólo le condujo a ser muerto por la policía.

Ahora sólo quedan los lamentos.

No vamos a ser tan osados como para pretender ofrecer recetas o soluciones a situaciones tan dramáticas y, a la vez, tan complejas. Una simplificación puede ser considerar el terrorismo y la participación de individuos jóvenes como cualquier otra desgraciada deriva delincuencial de post-adolescentes. Muchas de ellas contienen un germen de autodestrucción propiciado por un aislamiento de la sociedad y de un menosprecio de los valores de convivencia más elementales. Tal sucede con el consumo de drogas, especialmente las menos recreativas y más adictivas que, además, por la ilegalidad, conducen a la marginación y como consecuencia del tráfico, al crimen o al suicidio más o menos disfrazado de sobredosis.

Tampoco se puede incluir el terrorismo entre los fenómenos de vinculación dependiente como a las sectas destructivas. Aunque la metodologia de captación y el enredo de la adscripción, exclusión social y marginación pueden ser similares, los objetivos o propósitos suelen quedar reducidos al ámbito más próximo.

El terrorismo sectario contiene algunos de esos elementos de clandestinidad, dependència y autonegación, pero y sobre todo, el propósito es la destrucción de otros, su muerte y aniquilación en aras de unos objetivos casi siempre desdibujados, situados en un universo del más allá trascendente.

Si un hijo “sale” terrorista, de la clase que se está produciendo actualmente con un substrato religioso islamista, probablemente ya haya poco que hacer porque  la manifestación suele anteceder muy poco a la muerte.

La prevención puede encontrarse en la educación en valores trascendentales como el respeto a la vida humana, el respeto a los otros, a la diversidad y pruralidad social, política o religiosa. La educación en la tolerancia, la generosidad, en la evitación de las discriminaciones cualquiera que sean sus motivos: raza, sexo, ideas, creencias, orígenes o culturas. La del respeto a la libertad, tanto la propia como la de los demás que es, en realidad, donde comienza la propia. Tal es una tarea que nos incumbe a todos.

X. Allué

(Una parte de este texto aparece ampliada en una publicación propia: La percepción selectiva)
Anuncios

Written by pedsocial

28 agosto 2017 at 19:35

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Trapicheos

with one comment

ConcertaTrapiche en América es un molino. En este lado del agua se usa trapicheo para denominar el comercio de menudeo: comprar una cantidad y luego distribuirla comercialmente en cantidades pequeñas. En los últimos tiempos su uso se ha referido, esencialmente, a la compra y venta de substancias psicoactivas ilegales. O sea las drogas que trafican los “camellos“. ¿Sabemos de qué estamos hablando?

Un ámbito donde el trapicheo “campa por sus respetos“, esa ininteligible expresión antigua que quiere decir que está por todas partes, es en las escuelas. Y también básicamente, entre los escolares. Es un tema de menores de edad. Y, que yo sepa, no suele figurar en el aprendizaje de educadores y pediatras como una realidad.

Pues bueno, que quede constancia: existe. Es común. En todas partes: escuelas públicas, privadas, confesionales, de niños, de niñas, rurales o urbanas, en zonas de juego, gimnasios, estadios deportivos, parques, playas, salas de fiestas o cualquier otro lugar donde se junte gente joven. Y si no lo vemos es porque no miramos.

Pues el Journal of Pediatric Psychology nos aporta en un artículo reciente de un grupo de la universidad de Michigan que comenta Lisa Rapaport en Medscape, desde la agencia de noticias Reuters. Con el título de ADHD Drugs May Be a Prescription for Bullying, se relaciona el trapicheo de la medicación para el TDAH con el acoso escolar (bullying). O sea que no es ya el trapicheo de psicofármacos ilegales de uso recreativo, sino que fármacos con una indicación precisa pasan a formar parte de la cadena de la ilegalidad por su efecto estimulante y se negocian para evitar los acosos y la violencia.

De manera que se recomienda una vigilancia sobre el destino de los fármacos prescritos entre adolescentes y su utilización. Una responsabilidad de los padres, como siempre, pero también de educadores y médicos prescriptores.

X. Allué (Editor)

 

Written by pedsocial

10 diciembre 2015 at 6:17

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Violencia machista en adolescentes

with one comment

GUia madres de adolescentes maltratadasEl Instituto Andaluz de la Mujer publica una interesante Guía para padres y madres con hijas adolescentes que sufren violencia de género que ahi queda enlazada. (Via José Luis Iglesias)

Es un texto amplio y detallado que han elaborado Juan Ignacio Paz Rodríguez Asesor Técnico del Gabinete de Estudios y Programas del IAM, y Paola Fernández Zurbarán Coordinadora del Programa de Atención Psicológica a las Mujeres Menores de Edad Víctimas de Violencia de Género en Andalucía.

En su presentación indican que “La violencia de género es un problema social, de carácter estructural, que tiene su raíz en el machismo y la desigualdad que se reproducen y perpetúan generación tras generación en toda sociedad, a través de múltiples vías: la cultura, la moda, la música, la literatura, la publicidad, los medios de comunicación, la religión, los videojuegos, las redes sociales… Hablamos de un problema presente en toda sociedad, en todas las esferas sociales y, por supuesto, en todas las capas de población, incluidas las más jóvenes”, y parten de que  en diciembre de 2012 el Instituto Andaluz de la Mujer puso en marcha el Programa de Atención Psicológica a mujeres menores de edad víctimas de Violencia de Género en Andalucía.

En el centenar largo de páginas se exponen los aspectos más esenciales del fenómeno y se aportan indicaciones sobre actitudes y remedios antes situaciones de tan considerable trascendencia. Lectura recomendada.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

28 octubre 2015 at 19:34

Más sobre drogas y adolescentes. Dinero

leave a comment »

sniffing outLos tóxicos recreativos cuestan dinero. Los adolescentes–la gran mayoría–no lo tienen. La percepción de que necesitan “más” dinero para su vida diaria puede ser una señal de alarma para padres, familia o educadores. Pero eso no va a ser fácilmente perceptible.

Si habláis con cualquier experto, sobre todo de las fuerzas de orden público, os dirán enseguida que en lo que se refiere a tóxicos ilegales, una buena parte de los usuarios que no sean ocasionales, mantiene su hábito con tráfico, con menudeo, creándose una red de clientes. Ahí radica el enorme impacto económico del tráfico de drogas (a mi lo de “estupefacientes” me suena viejuno): funciona como una pirámide de distribución y conexiones en red. Eso ligado al enorme valor añadido creciente con los sucesivos cortes desde el productor original hasta que llega al consumidor final. No puede fallar.

En el ámbito de la adolescencia, en colegios o institutos y los lugares de ocio, el “camello” no va a ser  un personaje siniestro, con tatuajes y “piercings”, mal afeitado, de mirada huidiza y aspecto deplorable. Lo más probable es que sea un “colegui” vestido con ropa de marca y que, como mucho, ha repetido un curso de la ESO. O el tendero de las chuches de la esquina. Los estereotipos no valen. Y la “omertá” de la gente joven que proteje de indagaciones.

Por todo eso, desde las perchas de las consultas de pediatras y médicos, los despachos de trabajadores sociales o desde la aulas hay que espabilar cuando se quiera indagar sobre el consumo. Cuando se tenga una cierta confirmación pueden ser útiles algunos instrumentos de conversación como el conocido con las siglas CROSFT (CRAFTT en inglés)

C – ¿Alguna vez te has subido a un COCHE conducido por alguien (incluyéndote a ti mismo) que iba “colocado o había consumido alcohol o drogas?
R – ¿Alguna vez has utilizado alcohol o drogas para RELAJARTE, sentirte mejor contigo mismo, o encajar mejor con tus amigos?
O – ¿Alguna vez se te OLVIDAN las cosas que hiciste mientras consumías alcohol o drogas?
S – ¿Alguna vez has usado alcohol / drogas mientras te encontrabas  SOLO?
F – ¿En tu FAMILIA o tus amigos siempre te dicen que debes reducir el consumo de alcohol o drogas?
T – ¿Te has metido en PROBLEMAS, en líos, mientras que estaba usando alcohol o drogas?

Una respuesta positiva a alguna de las preguntas merece profundizar en el tema o consultar con un especialista.

Que no, que con medidas elementales no vamos a poder atajar el consumo de tóxicos con fines recreativos entre los adolescentes. Pero mucho menos si lo ignoramos y no hacemos nada.

 

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

25 septiembre 2015 at 6:17

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Tóxicos (drogas) y adolescentes. Unas notas

leave a comment »

Un canuto?El uso de psicofármacos y otras substancias químicas con fines recreativos se suele iniciar en la adolescencia. Está reconocido como un problema de salud y es un componente social del comportamiento con riesgos de que, con el abuso, se asocie a mayores problemas.

Sin embargo no acostumbra a formar parte de la anamnesis en las consultas habituales de Pediatría, a no ser que sea el motivo de la consulta. Esto hace que el conocimiento  del problema permanezca opaco y alejado de los administradores de la asistencia sanitaria: los profesionales sanitarios.

Si todos coincidimos que el uso de tóxicos recreativos está generalizado entre los adolescentes, resulta incongruente que ello no figure en la encuesta sanitaria en todas las visitas de los adolescentes.

Queremos insistir otra vez en la necesidad de incluir siempre cuestiones relativas al consumo de tóxicos en la entrevista de adolescentes.

Algunas (otras) recomendaciones:

  • Hacer de esta parte del interrogatorio una rutina
  • Evitar un tono que incluya reconvención o juicio critico
  • No dar nada por sobreentendido: ni tipo, ni calidad, ni cantidad, ni forma de administración
  • Evitar separar tóxicos legales de los ilegales. La legalidad es un factor social secundario.
  • Facilitar la intimidad proponiendo que los padres no estén presentes en la entrevista
  • Ser absolutamente exquisito con la confidencialidad a menos que existan riesgos evidentes para el entrevistado u otros
  • Obtener datos objetivos sobre dosis y frecuencias
  • Recoger los síntomas reconocidos por el entrevistado relacionados con el consumo
  • Recoger información sobre la visión del propio entrevistado, de la actualidad y de lo que espera del futuro
  • Proponer métodos de ayuda que sean participativos
  • En su caso proponer la referencia a especialistas
  • Ofrecer siempre una opción para repetir el encuentro o la entrevista en otra fecha

El uso de cuestionarios preparados puede tener utilidad en el medio escolar en programas preventivos, pero su empleo tiene notables limitaciones. Nada como una entrevista personal.

Se admiten, como siempre, comentarios y preguntas o consultas.

X. Allué (Editor)

 

 

Written by pedsocial

22 septiembre 2015 at 9:53

Publicado en 1

Tagged with , ,

Cannabis

leave a comment »

Smoking kitHasta que punto el consumo de cannabis es un problema de Pediatría social está, como tantos otros temas, abierto a debate. No es tanto que haya informaciones contradictorias, sino que , y lamentablemente, mucha argumentación está revestida de patrones ideológicos con soporte científico diverso. El soporte científico es, por definición, contradictorio. De no ser así sería cuestión de fe y eso, no es científico.

De la multitud de substancias cuyo consumo parece ser exclusivamente recreativo y en la sociedad occidental, se acostumbra a adoptar actitudes maniqueístas de: esto es bueno/esto es malo, sin demasiada reflexión y centrándose en legislaciones restrictivas que, originalmente, son de base administrativa. Me explico: unas substancias son legales porque su producción y comercialización están sometidas a impuestos o tasas, y otras no los son por ese mismo motivo. La legalización es puramente recaudatoria y poco tiene que ver con que los efectos de tales substancias sobre la salud.

No es menos cierto que la condición de legal o ilegal de una u otra substancia no modifica los efectos sobre la salud física de los que las consumen, mientras que el tráfico de las substancia ilegalizadas es determinante de conocidísimos efectos negativos sociales, especialmente de violencia delictiva. Desde Al Capone hasta los “cárteles” mexicanos, el tráfico de substancias está en la raíz de tremendos acontecimientos violentos y muertes.

Tampoco cabe en la racionalidad científica la artificiosa condición de “drogas blandas” y “drogas duras” adscrita a la intensidad del fenómeno adictivo, cuya base no es simplemente farmacológica.

Estas reflexiones quedan, por supuesto, abiertas a discusión, pero y en cualquier caso permiten inferir que el problema general de las substancias ilegales es notablemente complejo. Y que su significado en la salud de los niños, preferiblemente de los adolescentes, debe ser objeto de ocupación y desarrollo de criterios sociales y clínicos para los profesionales que se ocupan de los niños.

Hay que informarse, reflexionar y elaborar criterios propios coherentes.

Yendo de lo general a lo más concreto traemos hoy a discusión una publicación reciente de la revista Psychology of Addictive Behaviors sobre el uso crónico de marihuana por parte de adolescentes como factor de riesgo de problemas de salud física y mental de adultos jóvenes.  Se trata de un estudio amplio y bien diseñado que compara diferentes grupos de jóvenes y que viene a demostrar que no se encuentran diferencias significativas en la salud física y mental entre grupos de jóvenes que usan poco a nada marihuana y otros que la consumen crónicamente en diferentes momentos de la adolescencia y primera edad adulta. Al tiempo que demanda precaución en la interpretación de los resultados, la escasa diferencia entre los diferentes grupos, salvados otros condicionantes, cuestiona la idea de una efectos deletéreos del consumo de cannabis entre los jóvenes. Vale la pena repasar los comentarios que al artículo ofrece  en Medscape Megan Brooks (Teen Marijuana Use Not Harmful?)  cuando llama la atención sobre el hecho de que este estudio pone de manifiesto las limitaciones de estudios previos con conclusiones más discutibles.

Por tanto hay que liberarse de prejuicios y mantener una visión muy crítica ante cualquier suposición que no esté suficientemente substanciada si de verdad queremos ayudar a nuestros jóvenes y sus familias.

X. Allué (Editor)

Lecturas adicionales: La construccion social del problema de la droga

Written by pedsocial

20 agosto 2015 at 9:26

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Mujeres, niños y adolescentes: la agenda post-2015

leave a comment »

iERGMujeres, niños y adolescentes: la agenda post-2015

The Lancet (http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(14)61707-4/fulltext) ofrece en este artículo una visión de los compromisos internacionales, tan difíciles de cumplir:
Cuando los representantes de la comunidad mundial de la salud y del gobierno se reunieron en Nueva York esta semana para revisar el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y considerados sus sucesores los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), encontraron que hay algunas buenas noticias para compartir y otros no tan buenas. La mortalidad infantil en menores de 5 años de edad en todo el mundo se ha reducido de 12,7 millones en 1990 a 6,3 millones en 2013.  A pesar de que el ritmo actual de disminución no es suficiente para cumplir el ODM 4 (una reducción de la mortalidad de los niños menores de 5 años en dos tercios para el final de 2015), sigue siendo un notable progreso.

UNICEF dio a conocer su informe sobre la marcha la semana pasada el Compromiso con la supervivencia infantil: Una promesa renovada que demanda que la supervivencia del recién nacido permanezca en el centro de la Agenda para Desarrollo Mundial para después de 2015. Se argumenta que la supervivencia del recién nacido necesita un enfoque específico para acelerar aún más el progreso en la mortalidad de menores de 5 años, cuando un 44% de mortalidad de menores de 5 hoy día sucede entre los recién nacidos.

El progreso en relación con la mortalidad materna y la salud reproductiva (ODM 5) es menos alentador. La tasa de mortalidad materna ha disminuido en un 22% entre 1990 y 2013, lo que está muy lejos del objetivo de reducción del 75%. Por otra parte, este promedio esconde aumentos en algunos países. El acceso universal a la salud reproductiva es irregular en el mejor de los casos, con una necesidad insatisfecha de planificación familiar que persiste en la mayoría de los países de ingresos bajos y medianos, y manteniéndose desigualdades importantes dentro de los países. El 26 de septiembre, Día Mundial de la Anticoncepción, a las mujeres y las niñas en todas partes se les recuerda el lema: “es tu vida; es tu futuro; conoce tus opciones”. Para muchas mujeres o niñas, sin embargo, no es así de simple. Las opciones, o bien no están disponibles o factores culturales, sociales o  mentales hacen la toma de decisiones verdaderas imposible.

Sin embargo, todavía hay algunas buenas noticias. La convergencia de la salud reproductiva, maternal, del recién nacido, del niño y del adolescente, con los defensores de estas zonas seriamente tratando de hablar unos con otros, formar asociaciones, y el respeto y el trabajo con el enfoque y la agenda de cada uno, es un avance bienvenido. Los programas con un amplio apoyo y atención, como el del Secretario General de la ONU Ban Ki-moon, que toda mujer, cada iniciativa por los niños, el Plan de Acción de cada recién nacido, y la Alianza para la Salud Materna, del Recién Nacido y del Niño, aseguran que las mujeres y los niños permanezcan en el centro de las discusiones sobre la salud mundial.

Mientras, algunas áreas no reciben suficiente atención. Tampoco se cumplen con el silencio ensordecedor o insuficientes urgencias temas como: recién nacidos muertos; abortos inseguros; el matrimonio infantil; la violencia contra las mujeres y las niñas, incluida La Mutilación Genital Femenina, la violación y la violencia en situaciones de conflicto, y la violación y la violencia dentro del matrimonio; y la desigualdad de género perpetuada por las creencias religiosas. Todos estos problemas tienen profundas implicaciones y consecuencias inmediatas para la salud y el bienestar de las mujeres, las adolescentes, y en última instancia a sus hijos. Los debates, las metas y las intervenciones deben incluir estos temas, aunque algunos de ellos resulten incómodos; de lo contrario, el progreso no alcanzará a aquellos que más lo necesitan.

Aunque todavía hay mucho que hacer, ahora es el momento de dar un paso más allá y unirse detrás de los objetivos comunes que eran los ODM. El 21 de septiembre, el Grupo de Revisión de expertos independientes sobre Información y Rendición de Cuentas para la Salud de la mujer y de los niños (IErg), co-presidido por Richard Horton y Joy Phumaphi, publicó su informe anual y tercero de 2014 y ha hecho propuestas para una nueva perspectiva posterior a 2015 . Argumentan que “el cuidado de salud de alta calidad para las mujeres y los niños debe ser un derecho y no un privilegio“, y que dos aspectos descuidados necesitan ponerse a la vanguardia. En primer lugar, el informe propone que el concepto del continuum de atención que ha integrado reproductiva, materna, del recién nacido, el niño y la salud del adolescente necesita ser repensado como un ciclo de vida de bienestar que es de gran importancia para la sostenibilidad y el desarrollo económico. El segundo aspecto descuidado, con la mayor importancia para una estrategia más amplia y más inclusiva es la participación de otros sectores distintos de la salud para abordar los determinantes de la salud que están fuera del sector de la salud, como la educación.

Un nuevo concepto de salud que se aleja de los conceptos de ausencia de enfermedad y la supervivencia hacia el bienestar, la resiliencia y la capacidad podrían ser parte integral de, y unificar los muchos dominios de, los ODS que se proponen actualmente. Sin embargo, IErg advierte que no podemos darnos el lujo de esperar a que los ODS estén completamente desarrollados y acordados, y aboga por una estrategia mundial más inclusiva para la Mujer y la Salud de los Niños ahora. A partir de este programa ahora, con las mujeres, los niños y las niñas adolescentes en el centro del desarrollo sostenible, y las discusiones acerca de las metas, teniendo esto en cuenta, sería un paso verdaderamente notable hacia un futuro sostenible.

 

(Por la traducción: X. Allué)

 

Written by pedsocial

6 octubre 2014 at 6:20