Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

Posts Tagged ‘antivacunas

Más vale prevenir…

with 2 comments

calvacaep-2017_principalComo vienen haciendo ultimamente , el 1 de enero de cada año la Asociación Española de Pediatria publica el calendario vacunal propuesto. Hay algunas novedades y varias sugerencias. Aquí la edición para el público en general http://vacunasaep.org/familias/calendario-de-vacunaciones-de-la-aep-2017-familias.

Aprovechad estos días tontos hasta Reyes para ver como lo tenéis. Ya hay vacunas para un buen puñado de enfermedades trasmisibles. Para lo que no tenemos vacuna todavía es para la estulticia y la insolidaridad de los “antivacunas”. Con todo, les deseamos un buen año y que no tengan que arrepentirse de no haber vacunado a sus hijos…

X. Allué (Editor)

(Clicar en la imagen para ampliar)

 

 

Anuncios

Written by pedsocial

2 enero 2017 at 7:21

Publicado en 1

Tagged with , ,

Sarampión, en vias de extinción

leave a comment »

measlesEl Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría se hace eco de que la oficina para las Américas de la OMS ha declarado que el sarampión autóctono ha sido eliminado de todo el continente.

En la misma nota se recuerda que los casos que se registraron en California el año pasado se originaron a partir de un caso importado, y que la transmisión se produjo en el parque temático Disney, a niños no vacunados. Cabe recordar que es en California donde menos se vacuna de los Estados Unidos, donde más ha calado la moda de los antivacunas.

El imbécil (Robert de Niro dixit) de Donald Trump, candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, pretende poner una valla en la frontera del rio Grande para controlar la inmigración. Pero no va a poder impedir que un niño saudí incubando el sarampión, su millonario padre lo lleve a Disneyland y contagie a todos los que le toquen en la misma cola. Algo parecido podríamos decir de Port Aventura, aquí al lado.

El sarampión sólo tiene un reservorio humano (alguna duda si macacos rhesus pudiesen ser reservorio). Cuando nos vacunemos todos, se acabará. Como sucedió con la viruela, aunque eso tomó casi 200 años. Pero tenemos que ser todos. Las familias californianas, imprudentes e insolidarias, se adelantaron en dejar de vacunar a sus hijos y pagaron las consecuencias de la globalización.

Sólo recordar que el sarampión es una mala enfermedad, que puede matar un niño, o dejarlo sordo o encefalópata de por vida. Seguro que la mayoría de los médicos que atienden niños hoy no han visto nunca un caso de sarampión. Pero yo que soy viejo sí. Y se me ha muerto más de uno, sin poder hacer nada eficaz, a pesar de inmunoglobulinas o respiradores.

Hasta que no se confirme la extinción del sarampión en todo el mundo, la vacunación continua siendo necesaria.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

13 octubre 2016 at 6:19

Publicado en 1

Tagged with , ,

Muere el niño de Olot afectado de difteria

leave a comment »

pinchoReproducimos el texto de la noticia en La Vanguardia

El niño de 6 años de Olot afectado de difteria, el primer caso detectado en Catalunya en 32 años, ha muerto esta madrugada en el Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, según han informado fuentes del centro. El menor no ha podido recuperarse de los daños causados por la enfermedad que contrajo a finales de mayo.

Tenía afectadas las funciones respiratorias, cardíacas y renales por la toxina de la difteria, y necesitaba respiración asistida, estaba conectado a un riñón artificial y llevaba varios días con circulación extracorpórea.

El pequeño, que no había sido vacunado, comenzó a notar síntomas el 25 de mayo pero no fue sometido a pruebas específicas hasta cuatro días después. Una vez confirmada la presencia de la bacteria en su organismo, fue trasladado, en estado crítico, desde Olot a la Vall d’Hebron.

La falta de medicamentos obligó al hospital a buscar por toda Europa la antitoxina diftérica, que finalmente llegó procedente de Francia. La difteria, una enfermedad infecciosa causada por una toxina que produce la bacteria Corynebacterium diphtheriae y que se contagia básicamente por vía respiratoria, no circula en el territorio español desde hace decenios y la vacunación es superior al 90%.

Con la aparición de este caso, sin embargo, la Generalitat monitorizó a “entre 100 y 150 personas” que estuvieron en contacto con el niño. En las escuelas de Olot, por ejemplo, había 47 niños sin vacunar.

Suponemos que habrá una lluvia de comentarios en todos los medios.

Desde aquí, además de lamentar el desenlace, sólo nos atrevemos a recordar que las enfermedades que son prevenibles mediante vacunas pueden ser mortales en su ausencia. Lo fueron durante milenios, plagas que mataron millones de niños y adultos. No debería haber marcha atrás en la prevención de enfermedades transmisibles.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

27 junio 2015 at 11:26

Publicado en 1

Tagged with , ,

No vacunas, no recibes asistencia infantil

leave a comment »

vaccineEl gobierno de Australia ha decidido que a partir de enero de 2016 las familias que no vacunen a sus hijos no recibirán asistencia social del estado en los diferentes programas que el país dispone.

Texto en inglés

The Australian government has announced that parents who have not vaccinated their children will not receive welfare or childcare benefits from January 2016.

On Sunday, Prime Minister Tony Abbott and Social Service Minister Scott Morrison announced the “no jab, no pay” policy. The strong stance against those known as “anti-vaxxers” will see Aussie parents potentially lose thousands of dollars in government assistance.

“Parents who vaccinate their children should have confidence that they can take their children to child care without the fear that their children will be at risk of contracting a serious or potentially life-threatening illness because of the conscientious objections of others,” Morrison’s office said in a press release.

Es una decisión drástica y que puede despertar discrepancias múltiples. La más elemental es que sólo los “ricos” que no dependan de ayudas sociales podrán permitirse el discutible lujo de objetar las vacunaciones. Pero pone de manifiesto lo en serio que se toma una democracia acreditada como la australiana el tema de las vacunas. La frase final de la nota del primer ministro australiano dice: “La elección que hacen las familias de no vacunar a sus hijos no tiene el apoyo de la políticas públicas ni la investigación médica, por lo que no debe tener el apoyo de los contribuyentes en forma de pagos por asistencia infantil.”

En este país hemos sido más tolerantes, quizá excesivamente. Los que ya hemos vivido otras épocas recordamos que las vacunaciones en la época de la dictadura eran obligatoriaspor ejemplo para acceder a la enseñanza, ingresar en una escuela o instituto. Como tantas otras cosas durante la autocracia resultó ser más un requerimiento burocrático que asistencial: lo que hacía falta era el papel, el certificado. Luego el acceso a las vacunas era menos fácil, aunque existiesen programas de vacunación escolar. Pero amplios sectores de la población infantil no se vacunaban, no por objeción sino por desidia, desinformación e incultura. Y la falta de provisión por parte del estado.

Deseamos que aquí y ahora encontremos el suficiente sentido común para no privar a ningún niño de su derecho a protegerse de las enfermedades prevenibles mediante vacunas.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

15 abril 2015 at 9:12

Publicado en 1

Tagged with , , ,

A vueltas con las vacunas y los antivacunas

with one comment

VacunasDe los compromisos sociales con más componente biomédico que se generan alrededor de los niños, las vacunaciones, asentadas en el principio de que más vale prevenir que curar, continúan generando controversias.

Con más de 200 años de historia parecería que debiera ser un tema superado, pero no lo es. En este blog ya nos hemos referido con anterioridad e incluso denunciado los extremos hasta los que se puede llegar por parte de quienes discuten la eficacia o incluso la conveniencia de las vacunas, desde puntos de vista personales hasta religiosos. Se llega hasta el fanatismo sin ambages.

Pero no nos referimos a circunstancias más o menos exóticas y en entornos sometidos a violencias diversas como Pakistán.

Estas pasadas semanas se ha producido un brote de sarampión en Barcelona con una treintena de casos, adultos jóvenes que no había sido vacunados en su día por razones diversas y que habían coincidido en un festival de música internacional (Sonar 2013)

Aparece ahora en la prensa la controversia generada en un país de alto nivel social, sanitario y económico como Holanda, a cuenta de las reticencias a vacunar niños por motivos religiosos entre las comunidades integristas calvinistas. La consecuencia es medio centenar de niños que han padecido sarampión con una mortalidad a considerar. El titular de El País anuncia “Virus por voluntad divina”.

La cuestión está en la defensa de los derechos de los niños. Entre ellos está el derecho a su integridad, a su salud y a su vida que, a nuestro entender, están por encima de las voluntades de unos y otros, incluyendo la de los padres. Y esos derechos deben ser defendidos en todo tiempo y lugar.

X. Allué (Editor)

ADENDUM: Lo hemos publicado en Twitter: Los antivacunas ¿instalan antivirus en sus ordenadores, o se conectan a pelo?

Written by pedsocial

24 julio 2013 at 11:35

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Antivacunas asesinos – los problemas sociopolíticos de los fundamentalismos.

with 14 comments

2013-05-28T105536Z_1_CBRE94R0UCS00_RTROPTP_2_PAKISTAN-POLIOEl verano pasado nos hacíamos eco de los esfuerzos de la fundación de Bill y Melinda Gates en la lucha contra la poliomielitis epidémica. No nos podíamos imaginar que un par de meses después unos fanáticos impresentables declaraban la guerra a las vacunaciones antipolio en Pakistan.

Lamentablemente estos hechos se continúan produciendo de manera que las autoridades sanitarias ha interrumpido la campaña de vacunación al producirse otro ataque a un equipo sanitario en Peshawar.

Desde hace tiempo, en otros foros y, también desde este blog, nos hemos ocupado de las diferencias culturales y la necesidad de su consideración en el ámbito de la salud y la asistencia sanitaria. Y, con ello, del respeto que merecen todas las culturas y todas las creencias, políticas y religiosas. Pero ese respeto se detiene ante los fanatismos. Y fanatismos son las actitudes y los actos de quienes basándose en sus creencias religiosas ejercen la violencia sobre los demás. En algún punto hay que poner el límite. Los derechos humanos son valores universales y desde ellos no se puede tolerar que por creencias, tradiciones o costumbres se atente contra la vida o la integridad física de los demás, especialmente de los niños.

Resulta más desesperante que precisamente se den estas incidencias de fanatismo entre miembros de sectas de las religiones mayoritarias del libro: judaísmo, cristianismo e islamismo, donde existe el referente escrito y consultable: la Torah, la Biblia y el Coran. Interpretaciones torcidas (se dicen torticeras, creo) llevan a los integristas a encontrar justificación a lo que no pasa de ser superstición (de super sticio, por encima) a mutilar prepucios, abladir clítoris, asesinar adolescentes, o atacar a profesionales de la salud ya sean en clinicas dedicadas a la prática de la interrupción del embarazo (IVE) o a la administración de vacunas antipolio.

De los desastres humanos somos algo responsables todos. Pero de los que se enraízan en las creencias tienen especial responsabilidad los administradores de las mismas: los clérigos, los hombres de religión.

Y también los políticos. Acaba de llegar a nuestras manos el libro “El drama de la polio, un problema social y familiar en la España franquista” coordinado por Mª Isabel Porras, Mariano Ayarzagüena, J. de las Heras y M.J Báguena (ISBN 978-86-8319-797-4)  que en 12 capitulos recoge la perspectiva histórica que su titulo anuncia.  Agustín Tarrés y yo hemos sometido para publicación una aportación histórica sobre una epidemia de polio con una tremenda tasa de mortalidad en 1969 que fue negada por el gobierno a instancias del entonces ministro de turismo, Manuel Fraga. No hay inocentes.

Los millones de Bill y Melinda Gates podrán poner todas las dosis de vacunas posibles, pero no conseguirán cambiar mentalidades obtusas, equivocadas y perversas. Al próximo majadero antivacunas que me tropiece le voy a invitar a pasarse un verano en Peshawar.

X. Allué (Editor)

(Foto: Mohammad Sajjad/Associated Press. Familiares de un trabajador sanitario asesinado lamentando su muerte, tomada del NYT)

Written by pedsocial

29 mayo 2013 at 5:26