Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

Posts Tagged ‘Carnaval

Disfrazarse en carnaval

with one comment

La transgresión siempre ha tenido actualidad. Las culturas mediterráneas celebran el final del invierno de maneras diversas pero los clérigos introdujeron un período de abstención de comer carne y ayunar que, de simbólico, pasó hacer de la necesidad virtud. Coincide con el más que probable final de las provisiones para el invierno y sus carestías. Ya queda poco de la matanza del gorrino allá por el otoñal San Martín. Y también coincide con la preñez de muchas especies de mamíferos, a los que dejar tiempo para que paran y se desarrollen.

Para aliviar las penurias nada como una fiesta: la fiesta de las “carnes tolendas” las carnes quitadas. El jolgorio se asocia al consumo de lo que quede del tocino, de los chicharrones y, en Cataluña, la morcilla de huevo. Y a los disfraces.

El disfraz que oculta la identidad que, por un día, permite a uno parecer lo que no es. Tradiciones centenarias que nunca gozaron del acuerdo de los poderosos porque el disfraz permitía la crítica anónima. Los totalitarios como Franco, los prohibieron donde pudieron.

Por suerte se ha mantenido como celebración infantil o mucho más amplia en algunos lugares notorios, como Cádiz, Venecia, Sitges o Rio de Janeiro. Conviene fomentar que los niños aprendan que la burla y la chanza forman parte de la realidad. Pero también es bueno explicárselo.

X. Allué (Editor)

 

 

Anuncios

Written by pedsocial

4 marzo 2019 at 7:35

Publicado en 1

Tagged with , ,

Carnaval de gordos

leave a comment »

Pues es una observación casual, inocente, no intencionada, pero no por ello menos objetiva: la mitad de las comparsas, mozas y mozos, de la rua del Carnaval de mi pueblo están gordos.

Será que las ropas son más escasas y que la desinhibición propia del festejo favorece que la gente exiba sus chichas en la via pública, lo cierto es que me ha llamado poderosamente la atención la generosidad de las carnes del personal.

Es posible que otros años mi atención se desviase a las lentejuelas o al atractivo de las opulencias. Incluso puedo atribuirlo a la edad que, no por deseables e inalcanzables en cualquier ocasión, ahora se me aparezcan como lorzas lo que antes fueran morbosidades sexualmente estimulantes. Pero en estos últimos años mi apreciación de los cuerpos no ha cambiado tanto y, además ambos sexos se me han aparecido por igual desmesurados y excesivos.

Que si, que la Rambla de mi pueblo no es el sambódromo de Rio ni se trata de un desfile de Victoria’s Secret. Pero lo que no cabe duda es que NUESTRA POBLACIÓN ESTÁ GORDA!!!

A ver que hacemos, ahora que nadie guarda la Cuaresma…

 

X. Allué (Editor)

(No fotos. Las que tenemos pueden herir la susceptibilidad de los lectores…y las tomamos sin permiso)

Written by pedsocial

11 febrero 2013 at 6:05

Publicado en 1

Tagged with , , ,