Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

Posts Tagged ‘derechos de los niños

Adoctrinamiento

leave a comment »

Los pediatras sociales podemos, y es posible que hasta debamos, hacer abstracción de la ideología, religión o adscripción étnica de los pacientes a nuestro cargo. Hacer abstracción no significa ignorar. Sólo evitar enjuiciar, porque como componentes de la realidad social, a menudo inciden en la patología o los problemas de los niños. En la dedicación continuada a proteger a los niños y sus derechos contra todo y contra todos no se pueden escatimar esfuerzos. Aunque hay que hacerlo con tiento y en el respeto a la reconocida libertar de culto, opinión, expresión (que no es lo mismo: opinión tiene, como el culo si se me permite, todo el mundo. Expresar esa opinión sólo tiene uso de quienes así hacen.) o no ser discriminado por razón de sexo, etnia, etc.

Los ejemplos de áreas de fricción abundan, como cuando se argumenta que la mutilación genital (por cierto, femenina y masculina, según sea el profeta que se siga) tiene una justificación religiosa, o cuando se segrega por sexos en los colegios, se imponen vestimentas, también etcetera.

Una parte compleja es la valoración de lo que puede hacer de los derechos de los niños el adoctrinamiento. Ya sea en el ámbito familiar, la escuela, el seminario, madrasa,  yeshiva, o cualquier otra escuela confesional, el propósito central de la educación doctrinal es la inducción de principios concretos y, a menudo excluyentes, que modulan las ideas y el comportamiento en ámbitos que, en las religiones integristas, exceden el puramente religioso. Similar es, en los estados totalitarios principalmente, el adoctrinamiento político.

Los que lo hemos sufrido nos podemos considera supervivientes de la libertad. Pero no olvidamos las dificultades administrativas causadas por haber incluido en nuestra formación, en el bachillerato y en los estudios superiores, las asignaturas de Formación del Espíritu Nacional con la misma categoría que la Anatomía o la Patología Quirúrgica. Traducir el expediente académico a otros idiomas, de paises democráticos, resulta casi imposible si no se acompaña de una explicación vergonzante.

Es de lamentar que, en paises de democracia incipiente o incompleta, la utilización de los niños en actividades supuestamente políticas, ponga en evidencia limitaciones de los derechos de los niños. Hace unas semanas lo hemos manifestado en la entrada del blog dedicada a los derechos de imagen de los menores por parte del estado. Por cierto que ese post es el que más visitas ha tenido en lo que va de año: más de 6.000!!, de lo que nos congratulamos. La presencia de niños en las manifestaciones en Cataluña también merece críticas. Como las merece la denuncia de que en un sistema escolar concreto, por utilizar una lengua tan oficial como el español, se califique de adoctrinamiento la enseñanza.

Los pediatras sociales podemos y debemos hacer abstracción de muchas cosas, pero mantenemos la obligación de denunciar los abusos que afectan a los menores.

X. Allué (editor)

 

Anuncios

Written by pedsocial

9 octubre 2017 at 8:20

Publicado en 1

Tagged with , ,

Rankings, listados y clasificaciones

leave a comment »

Las agencias e instituciones de ámbito internacional publican listados y clasificaciones de paises en función de su situacion ante diversos valores, en lo que nos concierne, los relacionados con la salud y el bienestar infantil. Como en todas las evaluaciones, se representa una foto fija de un momento concreto, lo que tiene un interés relativo. Más interés tiene observar la evolución en el tiempo y ver progresos o deterioros.

A poco que se observen, aparecen escasas sorpresas: los ricos van bien, los pobres van mal y los de enmedio hacen lo que pueden. Los extremos suelen mantenerse, en especial por la parte de abajo, protagonizado desde hace demasidado tiempo por los paises africanos del Sahel. Los mejores de la lista, aparte de los micropaises que, por su tamaño, son poco valorables: Andorra, Liechtenstein, San Marino o Monaco. Son la mayor parte de los paises europeos, menos España, Italia, Hungría o Grecia, que están más allá del lugar 40, de los 196. Siguen Japón, Chile o Australia.  Los Estados Unidos, lamentablemente para ellos, nunca ocupan un lugar que sea paralelo a su riqueza y desarrollo, por debajo del 56.

Uno de los “rankings” que hemos visto recientemente, de la ONG Humanium, se refiere a los derechos de los niños. Los factores que evaluan han formado parte de entradas de este blog en más de una ocasión:

 

Mortalidad de menos de 5 años;
Esperanza de vida al nacer ;
Educación;
Pobreza ;
Bajo peso al nacer ;
VIH;
Trabajo infantil ;
Matrimonio infantil ;
Mutilación genital femenina ;
Registro de nacimientos;
Impacto ecológico en el futuro de los niños;
Derechos y libertades;
El sentimiento de satisfacción con la vida;
Guerra y otras situaciones violentas

Obviamente no todos los factores son idénticos ni igualmente trascendentes. Unos son causas y otros consecuencias. Unos son biológicos, al menos hasta cierto punto, y otros son sencilla y llanamente SOCIALES, culturales o políticos. Pocos escapan a la responsabilidad de los estados, por lo que estos resultan determinantes a la hora de proteger el futuro de su población: la población infantil.

 

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

16 junio 2017 at 12:29

Los niños son (deben ser) invulnerables

leave a comment »

Lucía Caram és un personaje mediático que anda dándole vueltas a lo de que “el hábito no hace al monje” literalmente. Ni tampoco a la monja. Desde hace poco impulsa un proyecto con el nombre de Invulnerables incorporado a la lucha contra la pobreza infantil y la defensa de los derechos de los niños.

Clérigos y religiosas de vez en cuando sobresalen en su participación en los medios de comunicación de masas. Pueden ser manifestaciones artísticas como la ya casi olvidada Jeanne Deckers Soeur Sourire, una dominica belga que cantaba canciones populares hace 50 años. O Teresa Forcadas, una médico intensivista que se hizo monja benedictina, activista política y, al tiempo, crítica de la opresión de la grandes empresas farmacéuticas.  Y hace muchos más años, siglos, Teresa Sánchez de Cepeda y Ahumada. Son fenómenos, o personajes ocasionales cuya existencia no debería sorprender si se tiene encuenta la miríada de órdenes religiosas femeninas que existen (número que, se dice, ni siquiera conoce el papa…), realidad estadística .

Un día de estos deberíamos repasar el valor extraordinario aportado por las monjas de las diversas adscripciones cristianas a la asistencia sanitaria en occidente. Quizá toque a los (o las ) antropólogos de procedencia formativa de enfermería, herederas de las prácticas. Tan herederas que la enfermeras tituladas en el reino Unido aún se llaman “sister” (y los enfermeros también!). Poco que ver con las denostables prácticas de algunos clérigos católicos, ya denunciadas en este blog.

El proyecto de Lucía Caram contiene unos cuantos aspectos sólidos, tanto organizativos como ejecutivos, al que deseamos todos los éxitos posibles. Y por ello merece difusión. La controversia ayuda a la difusión. Que Lucía Caram haya conseguido alistar al conocido actor Nacho Vidal, una persona con experiencias familiares de una cierta complejidad, añade interés a la curiosidad.

La protección a los niños y sus derechos admite todos los esfuerzos.

 

X. Allué (Editor).

 

Written by pedsocial

16 mayo 2017 at 11:16

La participación de los niños en la justicia juvenil

leave a comment »

Nuestro amigo José Maria Sánchez Bursón, prestigioso jurista con especial dedicación a la infancia, cuyo blog Infancia y sociedad del conocimiento aparece enlazado en la columna de la derecha, nos hace llegar este Manual para adecuar los sistemas de justicia juvenil europeos a los menores que publica el Observatorio Internacional de Justicia Juvenil que, con sede en Bruselas, nace en 2002 con el fin de promover una justicia juvenil global y sin fronteras, y desde entonces se ha ido configurando en torno a diferentes señas de identidad. Su web, concebida en un principio como una plataforma de intercambio de conocimiento y buenas prácticas a nivel internacional entre profesionales, organizaciones, administraciones, etc., en la actualidad es un espacio a través del cual conocer y participar del enfoque integral y multidisciplinar sobre la concepción de justicia juvenil que el Observatorio promueve.

Se describe así : Este manual tiene el propósito de proporcionar conocimientos a los profesionales que trabajan con niños en conflicto con la ley, estando específicamente orientado a la mejora de la comunicación con los menores. En él se abordan en los distintos capítulos temas relacionados con los derechos legales de los menores, las técnicas de entrevista, la psicología del niño y las habilidades pedagógicas. El manual tiene como objetivo aportar información y dar nuevas orientaciones a la aplicación de las disposiciones de la Directiva de la Unión Europea relativa a las garantías procesales de los menores sospechosos o acusados en los procesos penales. Se aporta información en relación al contenido de la directiva y la forma de aplicarla, en congruencia con otras normas internacionales y europeas relevantes en materia de justicia juvenil. Es parte de un paquete de formación compuesto del manual, un kit de herramientas para profesionales y una serie de vídeos caracterizando a menores en conflicto con la ley. La publicación ¿Puede escucharme alguien? La participación de los niños en la justicia juvenil: Manual para adecuar los sistemas de justicia juvenil europeos a los menores ha sido preparada por el Departamento de Derecho de la Infancia de la Universidad de Leiden, y es parte del proyecto Mejorando los sistemas de justicia juvenil en Europa: Formación para profesionales (Improving Juvenile Justice Systems in Europe: Training for Professionals) dirigido por el Observatorio Internacional de Justicia Juvenil y llevado a cabo con la colaboración de The Ludwig Boltzmann Institute of Human Rights (Austria); Hope for Children – UNCR Policy Centre (Chipre); Rubikon Centrum (República Checa); Association Diagrama (Francia); Ministerio Griego de Justicia (Grecia); Istituto Don Calabria (Italia); Providus Center (Letonia); Ministerio Portugués de Justicia (Portugal); Fundación Diagrama (España); Include Youth (Irlanda del Norte, Reino Unido); Finish Forum for Mediation (Finlandia); University College Cork (Irlanda).

De lectura recomendada.

 

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

27 abril 2017 at 8:55

700

with 3 comments

700700 es el número de entradas publicadas en este blog desde 2009. Queremos agradecer al casi medio millón de visitantes su interés y a quienes han realizado comentarios, nuestro reconocimiento.

Si hemos satisfecho su curiosidad, ilustrado su inteligencia o mejorado sus conocimientos, nos sentimos muy contentos y justificados. Si hemos, de alguna forma, ofendido, desinformado o equivocado a alguno de ellos, ofrecemos nuestras más sinceras excusas y permanecemos abiertos a sus críticas.

En esa línea continuaremos intentando aportar lo que buenamente podamos en la defensa de los niños, sus derechos y los de sus familias, estimulando la profesionalidad de quienes dedican sus esfuerzos a la protección de la salud, la educación, la crianza y el bienestar de los niños.

Nos tomamos una breve pausa, para volver en unas semanas con, esperamos, ánimos renovados por el descanso.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

14 julio 2016 at 6:07

Publicado en 1

Tagged with , ,

La protección de los derechos de los menores en la pasada legislatura

leave a comment »

Child poverty-SpainNo me da el tiempo para revisar todo el Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados en busca de cuáles han sido las actuaciones dedicadas a promover la protección de los derechos de los menores en este país. Tengo la impresión, por lo que me viene a la memoria de que el saldo es más bien magro. Me da la sensación de, como reza el verso de Martí Pol, “todo está por hacer“, pero no me queda claro, como continua, que “todo es posible“. Un parlamento con mayoría absoluta no ha hecho mucho y, viendo el panorama desde las últimas elecciones y lo que parece que se espera de las próximas en unas semanas, no es como para albergar grandes esperanzas.

No vamos a relatar todo lo que está pendiente, aunque sólo fuera todo aquello que figura en los tratados internacionales que ha signado el estado español y que no cumple. Lo que más nos duele sigue siendo la pobreza, porque el derecho a una vida digna es de lo más elemental y parece evidente que rescatando bancos a 22.000 millones el chute y poniendo trabas a las iniciativas para compensar la pobreza energética no se ayuda mucho.

Ya sabemos que todo eso es política y que los políticos parecen estar en el némesis de su prestigio; los que ocupan el poder, más aún. Pero como tambien entendemos que, por ahora, el sistema que tenemos para elegirlos no admite mejoras, por lo menos repasemos nuestras conciencias antes de otorgarles nuestro voto. Y decimos nuestras conciencias porque si miramos las suyas o, para el caso, sus programas electorales, se nos pasaran las ganas de votarles.

X. Allué (Editor)

(En el gráfico, tasa de población infantil viviendo con una renta por debajo del 50% de la media, por paises. El Reino de España, el quinto por la cola…)

 

Written by pedsocial

30 mayo 2016 at 6:00

Lo que votarían los niños

leave a comment »

Los que no votanLa organización Save The Children llama la atención sobre el hecho de que los niños, los menores de 18 años, no pueden votar. Y se atreve a enunciar lo que podrían votar los niños si pudiesen votar:

https://www.savethechildren.es/actualidad/los-ninos-no-votan-en-las-elecciones-generales?utm_source=firm&utm_medium=email&utm_content=Boton&utm_campaign=LosQueNoVotan

Los temas incluyen la pobreza, la violencia, la educación , la cooperación internacional, la crisis de los refugiados en Europa y la tragedia de Siria, y ofrecen un medio para dirigirse a los diferentes partidos que se presentan a las elecciones generales del próximo 20 de diciembre, solicitando que tengan en cuenta las propuestas de SavetheChildren.

Esta loable iniciativa si algo peca es de quedarse corta y estar revestida de un cierto grado de ingenuidad. Creer que los partidos van a tomar en consideración unos objetivos como los expuestos no pasa de invitarles a que los incluyan en unos programas electorales que, habitualmente, no tienen la más mínima intención de cumplir. El ejemplo lo da el actual partido en el gobierno que a lo largo de la legislatura procedió a incumplir sistemáticamente la mayor parte de sus promesas electorales. Y los otros partidos, como no ganaron sus respectivas elecciones, tampoco tuvieron oportunidad para cumplir nada.

La mayoría de los niños mantienen una visión positiva de la realidad. Los más pequeños, aún en la fase mágica del desarrollo de la personalidad, esperan siempre un futuro mejor y que los adultos lo harán posible. Los adolescentes, con más experiencia de la vida, suelen tener un alto sentido moral aunque la realidad que les rodea les obliga a mantener un creciente grado de escepticismo. Los más mayores a menudo expresan que su deseo no es tanto votar sino más bien botar a los componentes de las estructuras políticas, aunque sólo sea por un rechazo a las estructuras de poder.

No es predecible lo que votarían los niños. Cuando se ha bajado la edad del voto, como en el ensayo de referendum por la independencia de Cataluña que se celebró el 9 de noviembre de 2014, que se permitió votar a los mayores de 16 años, la mayor parte votó lo mismo que sus padres.

Lo que fácilmente votarían los niños, los menores de 18 años, es una reforma de la ley electoral que equiparase las edades de los derechos de una manera uniforme: que la mayoría de edad fuese la misma para todo.

Así, la edad laboral, la del permiso de conducir, la de poder votar, la de mantener relaciones personales–sexuales u otras–, la de decidir sobre su propio cuerpo, deberían coincidir en el calendario. Ya sabemos que la madurez de los niños (y las niñas) es variable, mediatizada por factores como la educación, la cultura, la fecha de nacimiento durante el año, el nivel social, la geografía o incluso el orden de nacimiento entre hermanos. Y que también tenemos el deber los adultos de evitar que se abuse de los menores por sus propia inmadurez. Todo esto queda abierto a controversias, pero es evidente que la situación actual está envuelta en una arbitrariedad palmaria y carente de soporte científico.

De lo que sí estamos seguros es de que la capacidad de discernir la realidad de las promesas electorales que pueda alcanzarse a los 18 años, va a seguir en una ingenuidad genérica, habitual y continuadamente defraudada por los políticos. Por eso los adultos jóvenes, de entre 20 y 30 años, en su mayoría renuncian a votar.

Educadores y políticos todavía tienen que trabajar mucho para conseguir que los más jóvenes contribuyan con sus votos a la toma de decisiones.

X. Allué (Editor)

(La foto que acompaña este “post” es de SavetheChildren)

Written by pedsocial

23 octubre 2015 at 9:27