Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

Posts Tagged ‘escuelas

Vuelta al cole -2019

leave a comment »

Vuelta al cole de Is4k

Lluvias, descenso térmico, inicial caída de la hojas de los árboles, migración de aves, silencio de las cigarras anuncian un incipiente otoño que sucede el, por todos los informes, el verano más cálido de la historia reciente. Y con ello el inicio del calendario escolar.

En este blog saludamos el comienzo postveraniego del año escolar casi cada año, por lo que el año académico tiene de simbólico y cultural. Aquí un poco tarde si lo comparamos con otros países de nuestro entorno. En el norte de Europa comienzan la segunda quincena de agosto, con el frío al rostro. La “rentrée” francesa puntualmente el 1 de septiembre. En Catalunya el 12, que antes de la Diada del 11 de septiembre no se mueve nada, mientras los docentes se reorganizan.

Ya hemos explicado que esto son cosas del hemisferio norte, por el clima y la duración del día y la noche. Pero en muchísimos otros lugares la inclinación del eje de la tierra con respecto al sol no son tan determinantes de los calendarios escolares. El largo y cálido verano sirve para las zonas templadas o subtropicales.

Si el verano escolar es largo es una convención que tiene más connotaciones sindicales y culturales que pedagógicas. Una encuesta de esta semana pasada, de esas que corren por la Internet, en español, viene a decir que el 72% de los encuestados consideran las vacaciones escolares estivales como demasiado largas. Pero la encuesta no explica si los encuestados son ciudadanos en general, enseñantes aburridos en escuelas sin niños o padres desesperados que ya han agotado sus recursos de colonias, campamentos o abuelos disponibles para que se ocupen de los críos sin cole. A los que seguro no les han preguntado es a los niños. Y ahí lo dejo.

Los pediatras y médicos de Atención primaria pueden percibir este período preescolar por revisiones más o menos programadas y peticiones, igualmente más o menos insólitas, de certificaciones o recomendaciones para las escuelas de niños con necesidades. En dos semanas aparecerán las consuetudinarias infecciones virales del confinamiento de niños en los espacios cerrados de las aulas.

(Conviene revisar el cumplimiento del calendario vacunal!!)

Ánimo, que solo es el primer septiembre del resto de vuestras vidas.

X. Allué (Editor)

Anuncios

Written by pedsocial

11 septiembre 2019 at 7:34

Cuando el abusador es el maestro

leave a comment »

abus brand close up closed

Photo by Pixabay on Pexels.com

Me cuesta ponerlo así en el titular por el enorme respeto que me mercen todos los dedicados a la enseñanza en general y los maestros en concreto. Un abusador infantil en la escuela no es un maestro; es un monstruo, un psicópata o un hijo de puta en ese orden o el inverso.

Unos padres de una población cercana, preocupados por cambios en el comportamiento de su hijo, principalmente una regresión en su control de esfínteres, sospecharon que no estaba siendo bien tratado en el parvulario. La sospechas se confirmaron cuando tomaron la iniciativa de ponerle al niño una grabadora y comprobaron los insultos, las vejaciones a su niño y, por cierto, también a otros porque el registro alcanzaba a grabar lo que ocurria en el aula.

El caso puesto en conocimiento de las autoridades judiciales y académicas ha llegado a los medios y, de momento cautelarmente, se ha separado al abusador (abusadora en este caso) del niño y de la escuela.

Presunciones de inocencia aparte, los hechos seguirán el recorrido judicial que se estime oportuno. Ello no es demasiado reconfortante porque a la vista de como funciona el sistema judicial en esta parte del mundo, por lo que sé, se mantiene una considerable distancia entre la justicia, la ley, el derecho, la verdad, la realidad y la razón. Además, lo que se ha hecho al niño no va a tener ya remedio. Vendrá la superación, ayudada por la resiliencia de la víctima. La disposición e inteligencia de los padres tendrá una gran importancia también en pasar las páginas necesarias para que el trancurso del tiempo alivie las consecuencias. Pero el mal ya está hecho y no podemos fácilmente cuantificarlo. Ya hemos explicado varias veces que los malos tratos pueden dejar huellas perennes en las víctimas. Hasta incluso modificar su genoma, su epigenoma, de manera que incluso puedan afectar a los descendientes de la víctima en transmisión trans-generacional.

Lo que entiendo menos es que la situación no fuese detectada por el otro personal docente de la escuela. Las plantillas escolares no son muy grandes, la convivencia es próxima y continuada…¿ De verdad en esa escuela nadie había notado el comportamiento anómalo de la abusadora? ¿Ningún supervisor había notado nada?

Como para hacérselo mirar. En esto de los malos tratos no hay inocentes. La negligencia en su detección cuando suceden en un establecimiento público genera también responsabilidades. El sistema escolar no es perfecto, pero los niños son demasiado importantes como para que sucedan cosas como las relatadas y no se hayan podido evitar o prevenir.

Los que nos ocupamos de los niños desde fuera de la escuela también tenemos la obligación de estar atentos a situaciones que puedan afectar a los menores y contribuir a la detección de desafueros como los relatados.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

17 junio 2019 at 19:25

Votaciones, escuelas y educar a los niños: el 1 de Octubre de 2017

leave a comment »

Este es un blog de Pediatría social. Como tal se ocupa frecuentemente de la vida escolar de los niños y sus relaciones con la salud. También con cierta frecuencia nos hacemos eco de la celebración o conmemoración de fechas concretas del calendario que sirven para recordarnos situaciones o acontecimientos, como son los días mundiales que suelen proclamar instancias internacionales como la UNESCO, la UNICEF (debería ser “el” UNICEF, porque la “F” es de fondo, masculino en español) o la OMS.

En Catalunya, el 1 de octubre este año, rememora los acontecimientos que tuvieron lugar a lo largo y ancho del país con la celebración de un referendum sobre la independencia y la represión policial que intentó impedirlo.

Para la celebración de las votaciones se eligieron los centros escolares de barrios y pueblos. Con el propósito de disponer de los locales, los centros fueron ocupados desde el dia antes y a la largo de la noche. A la hora del inicio de las votaciones se abrieron los colegios, se dispusieron de las correspondientes urnas y del sistema de registro de votaciones. En la mayor parte de los centros se celebró el proceso electoral sin incidencias.

Como quiera que el gobierno del estado consideraba la celebración del referendum como ilegal, amplios contingentes de policía antidisturbios se desplegaron en diferentes barrios y pueblos con la orden de requisar las urnas e impedir las votaciones. Ante la resistencia de la gente a la entrada de la policía se produjeron asaltos y palizas a los congregados, ocasionándose destrozos en las escuelas y lesiones a los que pacíficamente protegían los locales de las votaciones. Los centros atacados por la policía fueron diversos y dispersos en toda la geografía. Hacia el mediodía la actuación policial se interrumpió. La interpretación general fue que la orden de cesar la actuación policial coincidió con la aparicion en los noticiarios internacionales de las imágenes de la violencia policial. Las votaciones continuaron el resto del día y los resultados fueron de una mayoría del 90% a favor de la independencia y la creación de un nuevo estado en forma de república para Catalunya.

Evidentemente todos los alumnos de los colegios tuvieron conocimiento de los acontecimientos, muchos fueron testigos presenciales y otros apreciaron los destrozos en las instalaciones escolares. Y, por tanto, los incorporaron a sus experiencias vitales. Un año después esos acontecimientos son recordados.

Hasta aquí el relato. Hemos hecho un esfuerzo gramatical de omitir adjetivos calificativos. Y otro esfuerzo personal de enjuiciar los acontecimientos, sus antecedentes, las decisiones y las gestión de toda la situación por parte de unos y otros, y de nuestra opinión, que la tenemos.

Entendemos que los niños no deben ser ajenos a la historia. Conocerla contribuye a su educación y su desarrollo intelectual. Cuando, además, los acontecimientos suceden en su “territorio”, como es la escuela, tienen derecho a que se les explique que ha pasado.

Los demás, cualquiera que sea la ideología, la posición política o las creencias, debemos anotar la fecha en el calendario porque el 1 de octubre ocupa ya un lugar preeminente en la historia de este país.

 

X. Allué (Editor)

425 videos del 1 de octubre de 2018   (Clicar encima)

Written by pedsocial

1 octubre 2018 at 8:29

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Octubre, octubre

leave a comment »

imgresLa insistencia del título de la novela de José Luis Sanpedro me dejó marcado el mes, no se si como admonición o como nostalgia. La acción transcurre en 1975 y de eso hace ahora 40 años. Ese mes marcó, por fin, un cambio histórico en este rincón del mundo.

Por aquel entonces daba comienzo al curso académico, al año judicial y casi al ciclo de la agricultura, oficialmente instalado el otoño.

Octubre es el mes de las vacunas. La de la gripe estacional entre otras. El MMWR ya publicó en agosto algunas puntualizaciones sobre la dosificación para niños entre los 6 meses y los 8 años.

En octubre, en las zonas menos cálidas, también veremos los primeros casos de bronquiolitis VRS. Algo sobre lo que mantener las alertas.

Octubre es un buen mes, asentados ya los críos en las escuelas, de evaluar y detectar las dificultades del aprendizaje o las deficiencias sensoriales que puedan repercutir en ello.

Un buen mes para trabajar.

X. Allué (editor)

Written by pedsocial

1 octubre 2015 at 8:31

Publicado en 1

Tagged with , , , ,

Los festivos intersemanales y los niños

with 3 comments

calendarioEsto lo publicamos en diciembre de 2011, pero como nada ha cambiado, ni siquiera con las elecciones catalanas(!!), lo volvemos a publicar.

El calendario laboral contiene las aleatorias coincidencias de festivos entre semana que, en nuestra cultura, con la posibilidad de no trabajar los días laborables que quedan en medio se han dado en llamar “puentes”. Concretamente este año, la coincidencia de la celebración de la Constitución (6 dic) en martes y la festividad religiosa de la Inmaculada Concepción (8 dic) en jueves, han dejado la semana a trozos.
En un país que contempla lejanamente el compromiso calvinista con el trabajo, estos acontecimientos son recibidos con un cierto alborozo, aunque cada vez menos generalizado.
Los trabajadores por cuenta ajena, los servidores públicos que no realizan turnos continuados y pocos más pueden disfrutar de este ocio periódico. Pero los trabajadores por cuenta propia, los autónomos y los servidores públicos que cubren turnos completos como los sanitarios, las fuerzas del orden o los bomberos, tiene pocas oportunidades o, incluso se pueden ver obligados a trabajar más.
Los empresarios y quienes tienen en cuenta productividades, con la excepción de algunos de hostelería y comercios, contemplan este tipo de festivos como indeseables y costosos.
Las escuelas optan por realizar los festivos de forma más bien aleatoria teniendo en cuenta la autonomía de los centros actualmente vigente. Esto no siempre coincide con las preferencias de todos los padres, que pueden tener más dificultades de conciliar sus horarios y compromisos laborales con los de sus hijos.
Los niños en general reciben bien los festivos porque las obligaciones pueden resultar tediosas y, en cambio, la libertad de disponer de su tiempo para juegos u ocio es siempre bienvenida.
Lo cierto es que la variedad de horarios y calendarios no parece tener mucha trascendencia sobre los rendimientos académicos. Pero las irregularidades del calendario desde el punto de vista educativo no son precisamente lo mejor para inculcar responsabilidades a los más jóvenes.
En un mundo que camina hacia sistemas más libres en la forma de concebir el trabajo pero que, a la vez, exigen un mayor compromiso personal, que los niños entiendan que el esfuerzo autoexigido va a ser la forma más común de ganarse la vida, la profusión de fiestas no ayuda mucho.
En cualquier caso, una racionalización en la distribución de los festivos a lo largo del año sería necesaria.
Probablemente las fiestas ancestrales como las de los solsticios (de verano, por San Juan y de invierno, Navidad) y los de la primavera (Pascua) y la cosecha (fiestas de septiembre) tienen una distribución lógica. Los otros festivos, políticos o religiosos, deberían espaciarse y unirse a los fines de semana.
Seguro que los niños tendrían pocos problemas en aceptarlo y los padres más facilidades para conciliar su vida laboral con la familiar.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

28 septiembre 2015 at 8:52

Publicado en 1

Tagged with , ,

Horarios

with 2 comments

El comienzo del año académico pone de nuevo sobre el tapete el tema de los horarios españoles. Las costumbres son difíciles de cambiar, pero cada vez es más evidente que la distribución de los horarios de las jornadas laborales, comerciales y escolares en este país resultan escasamente racionales. Y algo habrá que hacer.

De entrada la asignación de la hora oficial del estado a GMT+1, es decir, una hora antes de la que marca el famosísimo meridiano de Greenwich resulta un despropósito geográfico, cuyo origen está en una disposición del gobierno provisional golpista del general Franco durante la Guerra civil española. La preferencia por mantener el mismo horario que el III Reich llevó a adelantar una hora la que mantenía el gobierno de la República. El meridiano de Greenwich “entra” en territorio español más o menos por Broto–de donde proceden mis antepasados–en la provincia de Huesca, cruza la autopista de Zaragoza a Barcelona cerca de Bujaraloz, y “sale”, hacia el sur, por el Grao, el puerto, de Castellón. En efectividad, del territorio del estado, sólo las Baleares y Cataluña están al este del meridiano “0”. El huso horario GMT abarca casi la totalidad del territorio (ver imagen ahí al lado).imgres-1

Lo racional sería volver a “la hora antigua” que decía mi abuela.

Luego está la gaita del cambio de hora de invierno y verano. Por más que lo intenten, sus promotores no me han convencido de su utilidad ni de su supuesto ahorro de energía. Los americanos lo llaman “daylight saving time“, el ahorro de luz diurna, una idiotez solemne en un país enorme que tiene partes por encima del paralelo 48, por ejemplo en North Dakota donde en invierno apenas tienen 6 horas de día, hasta el paralelo 26, en Corpus Cristi, Texas que tiene casi 12. En España suelen decir que se ahorra un euro por persona con el cambio de hora. Siempre he pensado que desearía que me dijesen a quien he de darle el euro ese y que me dejen en paz. Aunque vaya a parar a los bolsillos de los mismos ladrones de la compañías eléctricas.

Pero lo más esperpéntico es la distribución horaria de la jornada laboral, escolar o comercial.

Por lo que respecta a los horarios laborales es una vergüenza que sindicatos y patronales mantengan unos horarios que: 1º son más prolongados que en cualquier otro país de nuestro entorno, 2º coinciden con la productividad más baja también de ese entorno. ¡Hace falta ser imbéciles!

Los horarios comerciales tampoco se entienden. En los dos extremos del mundo comercial, como pueden ser los grandes almacenes y centros comerciales por un lado y los recientes bazares chinos o tiendas de pakis por el otro extremo, hacen los horarios que les da la gana. En cambio, el comercio llamado “tradicional”, que está sufriendo una crisis de considerabilisimas dimensiones, mantiene unos horarios irracionales, con un cierre al mediodía que deja las calles desiertas, para reabrir a unas horas en que una posible conciliación con la vida familiar de los tenderos se hace imposible. Y ligado a todo ello la oprobiosa tiranía de los horarios de las televisiones, que se comen las mejores horas de sueño de la gente.

Y que más decir del horario escolar. Ni jornada partida ni “horario corrido” se adaptan a los que puedan ser las necesidades de las familias trabajadoras. No conozco ningún enseñante que se encuentre satisfecho ni con el horario que hace, ni con el que por algún cambio se ve obligado a hacer. Las familias desearían que alguien les entretenga el niño hasta que pueden ellos hacerse cargo, los enseñantes entienden que eso es una mal uso de su tiempo y dedicación y los pobres niños son las víctimas propiciatorias del abandono de unos y la irritación de los otros. Encima llegan al cole con sueño, mal desayunados, pasan hambre porque los horarios de comedor o la pausa de mediodía no se ajustan a los ritmos circadianos de la alimentación, por la tarde están inaguantables por lo cansados y encima muchos padres se empeñan en proporcionarles actividades extraescolares para satisfacción única de los progenitores…

La Asociación para la racionalización de los horarios españoles que en su día fundó Ignasi Buqueras i Bach lleva años luchando, con lamentablemente poco éxito, por conseguir hacer entrar en razón a los dirigentes politicos a quienes incumbe la responsabilidad de poner algo de sentido común en semejante desbarajuste.

Mientras tanto, los que nos ocupamos de los niños debemos tener en cuenta esta situación y no darla por “normal”. Varios trastornos, tanto del comportamiento como del aprendizaje, pueden tener su origen en horarios desorganizados o irracionales. En la consulta del pediatra, del trabajador social o en las entrevistas de los tutores escolares, se debe guardar un espacio para inquirir sobre los horarios familiares, su ordenación, su relación con las comidas, con el ocio, con el sueño y su regularidad. Son aspectos de la información de tanta importancia como la composición familiar, la situación social o los antecedentes de enfermedades. Y muchas veces la clave que explica los trastornos o las dificultades.

Que luego se puedan aplicar modificaciones que racionalicen los horarios y que ello tenga eficacia, es ya una harina de un costal diferente.

Mientras queda apoyar AROHE y gritarles a los políticos que a ver cuando empiezan a tomárselo en serio esto de los horarios.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

17 septiembre 2015 at 6:09

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Todos al cole

leave a comment »

Back to schoolEl comienzo de curso escolar este año resulta fuertemente influenciado por la política. Añadiría que lamentablemente porque uno desearía la más absoluta de las normalidades en el mundo escolar y el de los niños. Pero la evolución de los tiempos es la que es y desde aquí sólo podemos relatarla en lo que nos afecta.

Por un lado es el segundo curso con una nueva ley de educación, la LOMCE o desgraciadamente denominada ley Wert por ser ese personaje, actualmente retirado de la escena política, el ministro que la propició. La ley ha sido ampliamente contestada tanto por parte de los ámbitos académicos escolares como por parte de los gobiernos de las Comunidades Autónomas que tiene transferidas las competencias en Educación. Y ello hasta el punto que varias CCAA no aplicaran las propuestas de la ley.

Por otro, éste primer trimestre anuncia al menos dos procesos legislativos electorales que pueden ser determinantes en relación con las escuelas y la legislación sobre educación: las elecciones autonómicas catalanas anunciadas para el próximo 27 de septiembre, y las elecciones generales a Cortes tentativamente programadas para el mes de diciembre.

Las elecciones catalanas han sido anunciadas como “plebiscitarias” al entenderse que pueden representar un momento decisivo sobre el movimiento independentista de Cataluña. Las elecciones generales concluyen una legislatura con un gobierno con mayoría absoluta del Partido Popular que muy probablemente no se renovará. En ambos casos las “cosas” no serán igual tras las dos convocatorias electorales.

No se si la comunidad educativa, siempre abnegada, altamente respetable y vocacionalmente dedicada a los niños, podrá eludir reflejar la realidad política de la actualidad en las aulas. Soy de los que creo que la política no debe excluirse de la escuela y que los niños tienen derecho a conocer la realidad y participar en ella con el conocimiento que, según la edad, puedan alcanzar. Por tanto entiendo que es una responsabilidad de los educadores de facilitarlo e incluir la educación en la vida de relación en sus enseñanzas, con toda la variedad y diversidad que corresponde. Nunca me he visto sorprendido por la claridad con la que muchísimos niños comprenden y explican esa realidad. Lo aprenden en casa y, también, en el cole.

Los profesionales sanitarios y sociales, pediatras, médicos de familia, enfermeros, trabajadores sociales, psicólogos, etc. implicados con la infancia, suelen compartir un conocimiento y experiencia de “primera linea” que ya quisiéramos tuviesen los dirigentes políticos. Y eso les ayuda a ser algo más sensibles a las políticas de la política que quizá otros estamentos. Juntos con los enseñantes no deben eludir la responsabilidad de compartir su visión de la realidad y, en el momento que se tenga la oportunidad, participar activamente en los procesos electorales. La política, también, es una cosa demasiado seria para dejarla sólo en manos de los políticos.

Y los niños, que son la sociedad del futuro, deben ser incluidos en el conocimiento.

 

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

14 septiembre 2015 at 6:20

Publicado en 1

Tagged with , , ,