Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

Posts Tagged ‘Lactancia materna

Los niños en el Congreso

with one comment

images-1Resulta casi imposible abstraerse de lo que ha sido el tema de la semana en España: la toma de posesión de los nuevos diputados en el Congreso con la presencia de un lactante en brazos de su madre, candidata a la presidencia por uno de los partidos políticos. Lo que no pasaba de ser un gesto reivindicativo de la condición femenina y de madre se ha convertido en tema de todas las tertulias políticas y todas las columnas de opinión de los periódicos. Como suponemos que todo el mundo ya ha tenido bastante del tema, no vamos a polemizar sobre el gesto, ni sobre la conciliación de la vida familiar con la laboral, ni sobre apegos o lactancias, ni sobre el uso de la imagen de un menor, ni la existencia o no de guarderías en los centros laborales, etc… porque suponemos que cada cual tiene su opinión, todas respetables aunque no fuesen acertadas y en toda caso por encima–o por debajo–de la relevancia de l’anécdota.

De vez en cuando en el Congreso, en las Cortes españolas se presentan personajes a quienes no parece corresponder el lugar. Algún salvaje con subfusiles i pistolas, por ejemplo. O algún jefe de estado impresentable en la tribuna de invitados.

Pero que haya entrado un niño en una sesión nos congratula en tanto que recaba atención para el numerosísimo colectivo de ciudadanos con menos edad de la considerada hábil para ejercer el derecho al voto, y cuyos intereses rara vez son defendidos en las tribunas. Los menores de 18 años en España son algo más de 7 millones quienes, a pesar de los compromisos internacionales adquiridos por el estado, no siempre ven sus derechos respetados, ni su necesidades contempladas, ni su futuro asegurado. Y ello a pesar de que ellos son el futuro.

Nos gustaría ver que la palabra niño ocupa con mayor asiduidad espacios en los discursos. Que se dedican mayores y mejores esfuerzos a la promocion de su salud, de su educación y de su bienestar. Y si para ello fuese conveniente que cada diputado que tenga hijos lo lleva a las sesiones, pues sea. Seguro que algo bueno sacaríamos. Aunque sólo fuese que los diputados se abstuviesen de decir según que cosas en presencia de menores…

X. Allué (Editor)

 

Anuncios

Written by pedsocial

18 enero 2016 at 19:26

Publicado en 1

Tagged with , ,

Seis de 600

leave a comment »

Written by pedsocial

17 agosto 2015 at 10:20

La leche

with one comment

Worldwide_prevalence_of_lactose_intolerance_in_recent_populationsEste blog procura ofrecer información crítica y criterios (que en griego clásico viene a ser lo mismo: κριτικός κριτήριον) para que ayuden a discernir, separar, y decidir o elegir, supremo ejercicio de la libertad, sobre temas sociales que atañan a los niños y su entorno.

A los niños pequeños se les denomina lactantes por su dependencia de la alimentación natural de los mamíferos, a su vez llamados así por la dotación de mamas de las hembras que permitan cumplir con esa dependencia de los seres humanos en sus primeros tiempos de vida. No hay dudas, ni discusiones ni controversias. Hasta que en algún estadio futuro de evolución cambie las cosas, los mamíferos y, concretamente los pertenecientes al género humano son dependientes de la leche, preferiblemente de la leche materna, humana.

Pasado el período de la lactancia, cuya extensión puede ser circunstancialmente variable, el uso de la leche y sus derivados ya no tiene un condicionante natural, biológico. Va a depender de situaciones geográficas, culturales, comerciales, industriales, consuetudinarias o, en definitiva, sociales.

El consumo de leche en la alimentación infantil pasado el período de la lactancia tiene una precisa raíz social, geográfica, eurocéntrica, con la natural extensión cultural a la Norteamérica poblada mayoritariamente por europeos de origen. Casi étnica. Por el contrario, varios miles de millones de habitantes del planeta que no tienen una historia de consumo de lácteos más allá de la lactancia, no poseen la capacidad biológica de digerir el azúcar de la leche, la lactosa, adecuadamente.

Pediatras y nutricionistas han dedicado grandes esfuerzos a promocionar el consumo de lácteos, con gran regocijo por parte de la industria láctica y, especialmente las grandes multinacionales de los alimentos infantiles.

Las ventajas nutricionales giran alrededor de lo que representan los lácteos como aporte proteico por un lado, y por otro el aporte vitamínico, especialmente la vitamina D. Ambas aportaciones han sido contestadas más recientemente. Las proteínas se han reconocido como promotoras de la obesidad infantil y la propiedad antirraquítica de la vitamina D de la leche depende de que esa vitamina se añada a la leche industrializada.

No todo es bueno alrededor de la leche. Ya hemos sido testigos de que la leche, pueda ser vehículo de agentes infecciosos, incluso a pesar de procesos industriales que ya descubrió Pasteur, o su reducción a polvo, de efectos mortíferos para niños pequeños. O de tuberculosis cuando hay dudas de una correcta pasteurización como sucede con derivados lácticos (queso, principalmente) de procedencia casera.

Mientras tanto se producen polémicas un tanto esperpénticas alrededor de la presión social sobre la lactancia natural. Recientemente ha surgido sobre la publicación de un libro sobre la lactancia materna de un pediatra castellonense y los grupos defensores de la lactancia natural, que resultan una muestra más de la escasa fortuna en las expresiones de uno y otros. Ni la intervención prudente de la AEP le ha puesto sentido al lío entre la libertad de imprenta y expresión, la libre elección de la duración de la lactancia y las naturales reivindicaciones de los derechos de las madres en la etapa de la reproducción, y las conciliaciones laborales y profesionales. A veces da la impresión de como si la lactancia natural, tan connatural a nuestra condición de mamíferos, fuese una moda de reciente adquisición. Y que su defensa sea también una cosa reciente, ignorando toda la actividad y esfuerzos de varias generaciones de puericultores, pediatras e instituciones como La Gota de Leche o la Liga Internacional. Cosas de los intransigentes.

Resulta bastante evidente que un producto biológico, una excreta de mamíferos tiene una trascendencia que va mucho más allá de la nutrición, el consumo, la industria, la biología del aparato digestivo o el metabolismo del calcio-fósforo. La leche es un tema social. ¡La leche!!

X. Allué (Editor)

(Imagen adjunta tomada de Food Intolerance Network. Una mapa similar de Encyclopedia Britannica, Inc. incluye más de media Península Ibérica con un 60% de la población intolerante a la lactosa.)

Written by pedsocial

12 febrero 2015 at 9:00

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Lactancia- Texto de la OMS

with one comment

Jugando a dar la teta4La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia y del sistema de atención de salud.

La OMS recomienda el calostro (la leche amarillenta y espesa que se produce al final del embarazo) como el alimento perfecto para el recién nacido, y su administración debe comenzar en la primera hora de vida. Se recomienda la lactancia exclusivamente materna durante los primeros 6 meses de vida. Después debe complementarse con otros alimentos hasta los dos años.

Si se empezase a amamantar a cada niño en la primera hora tras su nacimiento, dándole solo leche materna durante los primeros seis meses de vida y siguiendo dándole el pecho hasta los dos años, cada año se salvarían unas 220 000 vidas infantiles.

A nivel mundial, menos del 40% de los lactantes menores de seis meses reciben leche materna como alimentación exclusiva. Un asesoramiento y apoyo adecuados en materia de lactancia materna es esencial para que las madres y las familias inicien y mantengan prácticas óptimas de amamantamiento.

La OMS promueve activamente la lactancia natural como la mejor forma de nutrición para los lactantes y niños pequeños. En estas cifras y datos se examinan los muchos beneficios asociados a esa práctica, y se muestra que apoyando enérgicamente a las madres es posible aumentar la lactancia materna en todo el mundo.

La lactancia materna también es beneficiosa para las madres. La lactancia materna exclusiva funciona como un método natural (aunque no totalmente seguro) de control de la natalidad (98% de protección durante los primeros seis meses de vida). Reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario en el futuro, ayuda a las mujeres a recuperar más rápidamente su peso anterior al embarazo y reduce las tasas de obesidad.

Además de los beneficios inmediatos para los niños, la lactancia materna propicia una buena salud durante toda la vida. Los adolescentes y adultos que fueron amamantados de niños tienen menos tendencia a sufrir sobrepeso u obesidad. Son también menos propensos a sufrir diabetes de tipo 2 y obtienen mejores resultados en las pruebas de inteligencia.

Las preparaciones para lactantes no contienen los anticuerpos que hay en la leche materna. Si no se elaboran adecuadamente, conllevan posibles riesgos asociados al uso de agua insalubre y de material no esterilizado, o a la posible presencia de bacterias en la preparación en polvo. Puede producirse un problema de malnutrición si el producto se diluye demasiado para “ahorrar”. Mientras que el amamantamiento frecuente mantiene la producción de leche materna, si se usa leche artificial pero de repente se deja de tener acceso a ella, el retorno a la lactancia natural puede ser imposible como consecuencia de la disminución de la producción materna.

Amamantar es algo que se aprende, y muchas mujeres tienen problemas al principio. El dolor en los pezones y el temor a no tener leche suficiente para mantener al bebé son problemas corrientes. Los centros de salud que apoyan la lactancia materna -ofreciendo a las nuevas madres asesores formados al efecto- propician tasas más altas de esta práctica. Gracias a la iniciativa OMS-UNICEF de Hospitales amigos del niño, en unos 152 países hay servicios “amigos del niño” que prestan ese apoyo y contribuyen a mejorar la atención dispensada a las madres y los recién nacidos.

Muchas madres que reanudan su actividad laboral abandonan la lactancia materna parcial o totalmente porque no tienen tiempo suficiente o no disponen de instalaciones adecuadas para dar el pecho o extraerse y recoger la leche. Las madres necesitan tener en su trabajo o cerca de él un lugar seguro, limpio y privado para poder seguir amamantando a sus hijos. Se puede facilitar la lactancia materna adaptando las condiciones de trabajo, por ejemplo mediante la baja por maternidad remunerada, el trabajo a tiempo parcial, las guarderías en el lugar de trabajo, las instalaciones donde amamantar o extraerse y recoger la leche, y las pausas para dar el pecho.

Para cubrir las necesidades crecientes de los niños a partir de los seis meses se deben introducir alimentos sólidos en forma de puré como complemento de la leche materna. Para su elaboración se puede partir de la comida que tome la familia. La OMS destaca que:

  • la lactancia materna no debe reducirse al comenzar a introducir alimentos complementarios;
  • los alimentos complementarios deben administrarse con cuchara o taza, y no con biberón;
  • los alimentos deben ser inocuos y estar disponibles a nivel local, y
  • es necesario bastante tiempo para que los niños pequeños aprendan a comer alimentos sólidos.

(Este texto se corresponde al publicado por la Organización Mundial de la Salud)

X. Allué (Editor)

(En la foto, Nora y Matilda, sorprendidas mirando la tele, juegan a dar de mamar a sus (hijos) muñecos.)

 

Written by pedsocial

27 enero 2014 at 6:25

Publicado en 1

Tagged with , ,

Nuevos colectivos en el ámbito de la salud: La crianza de los niños 2.0

leave a comment »

imagesEste texto forma parte de una comunicación al congreso internacional Encounters and Engagements organizado por el Departamento de Antropología y Trabajo Social de la Universidad de Tarragona “Rovira i Virgili”, y patrocinado por la Asociación Europea de Antropólogos Sociales y Sociedad de Antropología Médica, una sección de la Asociación Americana de Antropología, diseñado para fomentar un encuentro intelectual entre antropólogos médicos académicos de todo el mundo. La presentación estaba incluida en el tema: Nuevo colectivos en el ámbito de la salud. Nuevos medios de participación de los pacientes. El congreso ha reunido más de 600 participantes representando 51 países, desde Islandia a Sudafrica, de Nueva Zelanda al Reino Unido, de Vietnam a Canadá.

_________________________________

Esta presentación es más una observación, más o menos participante, que una investigación planificada actual sobre las prácticas locales de crianza de los hijos.

A lo largo de medio siglo he sido testigo de los cambios en los patrones de flujo de información entre las madres y entre las madres y las familias y los profesionales de la salud. En estos últimos años se ha registrado un crecimiento considerable en el número de páginas web personales, blogs y redes de ciber-sociales (Facebook, Twitter, etc) escritos por y para las mujeres, en relación con la crianza y la maternidad. Esta nueva forma de encuentro se presenta como muy activa y popular, y está definitivamente cambiando los patrones del flujo de información con respecto a la atención a la salud y la educación. Es el uso de nuevas herramientas, teléfonos móviles, “tablets” y portátiles que da acceso a las redes, haciendo que (en su mayoría) las mujeres se encuentren más cerca de otras, un poco como comentaban unas colegas como sucedía en los lavaderos de los tiempos antiguos.

Un área de gran cambio ha sido la lactancia de los bebés. Casi todos los partos tienen lugar en hospitales de Cataluña. Un grupo muy activo de la promoción de la lactancia materna en nuestro hospital se ha trasformado de menos del 40% hasta más del 90% de las madres y los bebés que van a casa con lactancia natural. La tasa desciende bruscamente hacia el final del permiso de maternidad para las madres trabajadoras, que es de 16 semanas. Alrededor de esto un creciente número de grupos de apoyo aparecido en la Internet como páginas web (http://www.dodepit.org/ ) y, más recientemente, las redes sociales. El principal resultado es una prolongación de la lactancia materna durante muchos meses, con exitosas experiencias de lactancia naturales incluso más allá de los dos años de vida.

Más recientemente, profesionales como pediatras, enfermeras, psicólogos infantiles y profesores están utilizando estos métodos de comunicación para orientar, aconsejar e ilustrar la crianza de los niños desde un punto de vista más cientifico-profesional. Algunos esfuerzos tienden a integrar profesionales y padres de familia en torno a un eje de comunicación común donde compartir ideas, experiencias y recomendaciones como PediaTIC (http://www.pediatic.org/). El pasado otoño una reunión nacional de los participantes con más de 200 asistentes se celebró en Lleida con la misma organización que cualquier otra convención o congreso profesional.

Las madres consultan, participan, proponen y hacer comentarios sobre las prácticas y recomendaciones on line y los médicos y los maestros se involucran en el mantenimiento del flujo de información.

Las redes sociales interactivas a través de la Internet son cada vez más importantes en la formación de los patrones de crianza de los hijos, enriquecidos por el flujo continuo de información cruzada y, al mismo tiempo, potencian el empoderamiento de las mujeres en sus responsabilidades maternales. Todo esto cambia también las relaciones y equilibrios de poder entre padres, niños y maestros y profesionales de la salud.

Un adecuado seguimiento de estos fenómenos es esencial para entender el presente y el futuro de las prácticas de cuidado de los niños en nuestra sociedad.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

20 junio 2013 at 6:09

Cuanto puede/debe durar la lactancia materna

with 4 comments

destete-1El Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría recomienda sobre la duración de la lactancia materna:

El patrón de duración de lactancia en los humanos hasta hace menos de 100 años, ha sido de 3 a 4 años con variaciones entre el año y los 7 o más. Todavía hay sociedades y culturas en las que la lactancia prolongada es lo normal. En la actualidad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) recomiendan mantener la lactancia hasta los dos años o más en todos los países del mundo.

  • El amamantamiento es un acto personal entre madres e hijos.
  • La leche de la madre de la propia especie siempre es mucho mejor que la de un animal de otra especie.
  • En el primer año se recomienda ofrecer el pecho antes de las comidas.
  • Los niños que maman por encima del año siguen obteniendo una cantidad sustanciosa de calorías y micronutrientes (hierro, calcio, vitaminas) de la leche que toman de sus madres (en ocasiones, por encima del 50% de las necesidades diarias).
  • Después del primer año y por lo menos hasta el segundo es recomendable que el niño realice al menos 4 tomas de pecho al día, antes o después de las comidas, por la noche, etc. En esta etapa muchos niños maman como postre y cuando están enfermos es lo único que comen.

Cuando la madre desee destetar a su bebé debe hacerlo con delicadeza y paulatinamente. Se puede dulcificar el proceso de varias maneras:

  • Posponer el pecho o darlo con condiciones (cuando termines la comida, cuando vayas a dormir, sólo en casa, o sólo en…) para ir disminuyendo el número de veces que mama.
  • Cuando insista y “no sea el momento elegido”, conviene proporcionarle otro tipo de consuelo: jugar, hacer un puzzle, leer un cuento, hacernos cosquillas, cantar, jugar al escondite, guardar los muñecos, etc.
  • Hablar con el niño, darle alguna explicación de por qué “ahora no se puede” (mamá está cansada, ya comes bocadillos y con tenedor…). Los niños son mucho más comprensivos de lo que se espera, si perciben en sus padres un verdadero deseo de comunicarse y de compartir.
  • Darle muestras de cariño continuamente (no sólo se ama dando el pecho).

Los niños no llegan a ser más o menos independientes según el alimento que hayan tomado, sino el modo en que se les ha dado éste (condicional o incondicional). En realidad no depende del tipo de alimentación, sino del estilo de crianza.

(Información tomada de la web En familia de la Asociación Española de Pediatria)

Written by pedsocial

13 mayo 2013 at 7:03

Publicado en 1

Tagged with , ,

Lactancia materna o lactancia artificial

leave a comment »

A estas alturas del siglo no creo que quepan dudas de que la lactancia natural es, para los mamíferos lactantes, la ideal. Eso incluye a los seres humanos.

Lo que está en controversia son los aspectos sociales de la lactancia. La publicación en el semanario de una conocida publicación periodística de un reportaje sobre la lactancia ha despertado una nueva fase de controversia. Que aparezca aquí el enlace no es para invitarles a que lo lean. El artículo en general no pasa de ser una pieza de periodismo intrascendente como cabe en un dominical. Quizà la portada–que aparece ahí al lado–resulta objetable de entrada por la provocadora utilización del cuerpo de una mujer añadido a la disyuntiva del titular, poco correcta por cuanto se refiere a la mitad del género humano. Son cosas de la libertad de prensa y la lucha por las ventas de periódicos, últimammente bastante deterioradas: cada día se les amarillean las páginas un poquito más.

Quienes han discrepado sonoramente han organizado una campaña de recogida de firmas alrededor de una respuesta escrita que incluye un denso e e innecesario argumentario en defensa de la lactancia materna, a cargo de una farmacéutica. Y cuando digo innecesaria es porque al director de la publicación le da una higa la argumentación en general y la lactancia materna en particular, a menos que le sirva para vender más periódicos. Probablemente fuera más eficaz una propuesta de boicot: hace más pupa.

Quedarán sin argumentar los aspectos sociales de la lactancia materna que, al final, son los determinantes: la libertad de elección, la prolongación de la baja maternal, la normalización de la lactancia en público y en general todo lo que vaya dedicado a la protección de los derechos de las mujeres. Mientras, de los derechos de los niños nos ocuparemos desde aquí con renovado entusiasmo.

X. Allue (Editor)

Written by pedsocial

25 octubre 2010 at 15:26