Pediatría social

Blog de la Sociedad Española de Pediatría Social

Posts Tagged ‘Pediatria social

Enlentecimiento vacacional

leave a comment »

No me acordé de anunciarlo, pero a mediados de julio suelo entrar en un período de enlentecimiento productivo y las entradas de este blog se van espaciando. También es cierto que en esta parte del mundo suelen ser vacaciones escolares, lo que a menudo representa que los padres es ahora cuando no tienen tiempo para nada.

Antaño era cuando se abría la temporada de baños, de baños de mar: de “Mare de deu a mare de Deu” en Levante, o de virgen a virgen. Del 16 de julio NªSª del Carmen al 15 de agosto, la Ascensión. Incluso se decía aquello de “…en agosto, frío al rostro”, aunque eso sólo pasaba en Gijón o en La Coruña si estabas en la playa, o en Burgos, donde dicen que sòlo tienen dos estaciones: el invierno y la del ferrocarril. Con el calentamiento mundial (lo de global es un anglicismo. En español los globos están vacios) el tiempo (que no la “climatología”, que es una ciencia que sólo cambia con los progresos científicos) ya no es lo que era.

Para los que tengan curiosidad, en este blog hay setecientas entradas de temas diversos, relacionados con los derechos de los niños y la Pediatria social. Les invito a clicar en los epígrafes de la nube, aquí a la derecha de la pantalla, y elegir cualquiera. El tamaño de la letra indica las veces que se ha tratado cada tema. Muchas: grande; pequeñas: menos. O simplemente clicar en los archivos mas abajo, ordenados por meses.

Buen verano.

 

X. Allué (Editor)

Anuncios

Written by pedsocial

24 julio 2017 at 7:39

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Profesiones asociadas, aliadas

with one comment

imagesAsí las denominan en inglés: “allied professions“. Son dietistas, fisioterapeutas, mecánicos e ingenieros biomédicos, trabajadores sociales, higienistas dentales, técnicos radiologicos, foniatras y logopedas, terapeutas ocupacionales…y un millón más, sin los que médicos y enfermeras (o médicas y enfermeros, que tanto monta, y cada día más) no podrían completar la atención a los pacientes.

En el ámbito de la Pediatria social, a mi entender, son los trabajadores sociales los más esenciales y necesarios. Muy lamentablemente es una figura escasa en nuestro medio. Escasos en los hospitales e inexistentes en la inmensa mayoría de los Centros de Atención Primaria.

Dolors Colom, que dirige el primer Màster de Trabajo Social Sanitario en el que colaboro, recuerda que en una visita que hizo a los Estados Unidos hace tres décadas, se dirigió al puesto de información de un gran hospital y pregunto por el Trabajador social. “¿Cual?”, le respondieron, “es que hay sesenta”…

Mirad a vuestro alrededor. Cierto es que no ha existido hasta hace poco una titulación específica, pero es que, sobre todo, el sistema sanitario mensoprecia la función del trabajo social…excepto cuando los problemas no tienen solución.

Ya lo hemos escrito en otras ocasiones: la Medicina, el sistema sanitario occidental, cuando no tiene un diagnóstico preciso y un tratamiento específico, lo aparta y lo califica de “social“. Recordad lo que ocurrió al principio de la epidemia por el virus VIH: lo calificaron del sindrome de las cuatro “h”, porque afectaba a hemofílicos, heroinómanos, homosexuales y, curiosamente, haitianos. Pude oir a varios sesudos catedráticos decirlo con solemnidad en conferencias y congresos. Hasta que enfermó Rock Hudson. También en tiempos biblicos la lepra era un problema social. Ahora es el Alzheimer y, en general, la patología psiquiátrica. En los niños fue la malnutrición y ahora es la obesidad. Pudo ser la polio y ahora es el TDAH o el autismo.

Hace un par de días he tenido el privilegio de asistir a una Jornada de estudio sobre el Trabajo Social Sanitario en la que se han puesto de manifiesto la realidad y las necesidades de esa profesión aliada, para mi evidentes, urgentes e inexcusables. Lo más notable ha sido el toque de atención hacia los gestores sanitarios. Se ha reclamado que los Trabajadores Sociales Sanitarios estén directamente ligados a los equipos de gestión y dirección de los centros porque su actividad influye directamente en la gestión del flujo de pacientes. El conocimiento de los recursos sociales y su manejo redunda en una mayor eficacia de los procesos desde el ingreso al alta en los hospitales. Y en los CAP en la conducción de los itinerarios de los pacientes y su evolución en el medio. Si se realiza una contabilidad analítica de los procesos la función de los TSS ahorra dinero. Mucho dinero. Y evita esfuerzos inútiles.

Señor gerente: ponga un TTS en su vida.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

12 noviembre 2016 at 8:51

Hospitales

leave a comment »

imagesMe preguntaban el otro dia si la Pediatría social era una especialidad “hospitalaria” o “extrahospitalaria”. Aún recuerdo que hace muchos años el profesor Manuel Cruz comentando la creacion de las nuevas sociedades de Pediatria de Atención Primaria, no tenía claro si la Pediatria “Extrahospitalaria” no era sólo “Contrahospitalaria“. No tengo tantos años como el profesor Cruz pero si los suficientes para compartir ideas críticas de iniciativas que contenían más personalismos que realidad.

Como en la copla, para quien esto escribe, Pediatría no hay más que una/ y a tí te encontré en la calle.

En el ámbito hospitalario coinciden una serie de situaciones clínicas que requieren una visión social intensa. Desde el nacimiento de los niños, por ahora mayoritariamente hospitalario, hasta las intoxicaciones con psicofármacos recreativos de la adolescencia, la vida de los niños transcurre por un periplo de situaciones que pueden requerir asistencia hospitalaria por problemas sociales.

Unos serán incidentales que requerirán acudir a Urgencias, mientras que otros serán dependientes de especialidades pediátricas como la Neuropediatria o la Psiquiatría infantil. Pero cualquier niño que ingrese en un hospital cualquiera que sea su problema clínico se puede beneficiar de una mirada que tenga en cuenta los componentes sociales de su motivo de ingreso. Desde las relaciones intrafamiliares, hasta el progreso escolar, pasando por su situación en la comunidad.

Y es que todo en Pediatría tiene un componente social o, como también se ha dicho, si no es social, no es Pediatría.

Es lo que queremos recordar a todo el personal sanitario que se ocupa de los niños en el ámbito hospitalario.

X. Allué (Editor)

 

Sobre hospitales: https://pedsocial.wordpress.com/2014/06/19/los-mejores-hospitales/

Written by pedsocial

20 septiembre 2016 at 18:56

Publicado en 1

Tagged with ,

Pediatria social-Medicina de Familia, vistos como asuntos de familia – III

with 3 comments

searchEsta viene a ser la tercera entrada sobre la familia y su contexto en la Pediatria social y se refiere a la práctica profesional de Pediatras y Médicos de familia.

La pràctica de la Pediatria en general, o de la Pediatria General y, también, la de la Pediatria social, se desarrollan invariablemente en el contexto de la familia. Si exceptuamos los niños sin familia y que, legalmente estan bajo alguna custodia designada, la práctica totalidad de los niños acuden a las consultas en compañía de algún miembro de la familia, mayoritariamente la madre. Por evidentes razones naturales, la práctica asistencial descansa sobre la estructura familiar. Para la obtención de información, para disponer del necesario consentimiento, implicito o explícito, y para llevar a cabo el tratamiento o recomendaciones prescritas. Sin la existencia de una estructura familiar concreta, la práctica asistencial es irrealizable. De la constitución de cada familia concreta, su competencia y su calidad dependerá definitivamente que el ejercicio asistencia cobre eficacia. Hasta desde el punto de vista administrativo, la asistencia depende de los recursos de la familia, sean de origen público o sean privados. El derecho a la asistencia que tiene cada niño sólo se puede ejercer mediatizado por la familia. O sea que la asistencia pediátrica es un asunto de familia.

En otros idiomas o culturas, la Pediatría social se reconoce como Pediatria de la Comunidad, Community Pediatrics, en la linea del proverbio africano que dice que “es preciso toda la tribu para criar un niño” que motivó a los primeros Pediatras sociales canadienses.

En este país y por razones no bien explicadas, la Pediatría social continua siendo un compromiso minoritario que profesionaliza a menos de un 1.5% de los pediatras. Lejos pues de las ideas de los pioneros en estas materias que propugnaban que la Pediatria, si no es social, no es Pediatria.

A la hora de organizar la Asistencia Primaria, pilar asistencial principal, los modelos sanitarios se basaron en la profesionalización de facultativos en Medicina Familiar y Comunitaria, actualmente el contingente más numeroso de los médicos asistenciales españoles. Una idea racional deberia contemplar que los médicos de familia atiendan conjuntos en los que existan al menos dos generaciones, para poder considerarlos “familia”. Y eso al margen de los múltiples modelos de familia existentes. Sucesivas decisiones académicas, determinaron que en la formación de los Médicos Residentes en MFyC, el espacio dedicado a la Pediatría se fuera reduciendo a un escaso 2% del periodo formativo (un mes en cuatro años), en el entendimiento que la asistencia infantil no era de su competencia. Con un més de formación dificilmente se alcanza competencia alguna. Y en consecuencia, la Asistencia Primaria Pediátrica queda reservada a los Pediatras. La bondad de esas decisiones y políticas topa con la disproporción de contingentes de profesionales, desvirtuando la realidad que lleva a que la asistencia pediátrica en amplios sectores de la población recae sobre los Médicos de Familia, con el entendimiento de que, por su formación, no deben estar capacitados para realizar tal asistencia. La desproporción se acentua en diferentes espacios: zonas urbanas y zonas rurales, y en el tiempo: horarios comerciales o bien noches y fines de semana de guardia.

A ello se suman las discrepancias “ideológicas” entre la “familia” de los Pediatras y la “familia” de los Médicos de Familia, situación bien trufada de corporativismos diversos que hace difícil encontrar soluciones racionales y de eficacia. Y a un debate que, desde aquí, dejamos abierto a quienes se vean con ánimos de iniciarlo.

Pero cualquiera que fuese la aproximación a la materia, lo cierto es que, y al menos en la práctica actual, lo que no parece tenerse en cuenta es, precisamente , que la asistencia infantil es “un asunto de familia“. Y eso es lo que debe tenerse presente.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

2 junio 2016 at 12:06

8 de febrero, séptimo aniversario

with 6 comments

menorahPues sí, ya hace siete años que se publica este blog. Algo más de 650 entradas o artículos dedicados a la Pediatría social, los derechos de los niños, su crianza y su educación, sanos o enfermos.

Estamos razonablemente orgullosos de haber publicado una artículo cada cuatro días de una variedad de temas. Pero aún más orgullosos de haber contado con la confianza de quienes lo leen.

Esperamos continuar con esta dedicación, contar con vuestra confianza, al tiempo que os animamos a participar y comentar los “post”.

 

X. Allué

Written by pedsocial

8 febrero 2016 at 6:31

Publicado en 1

Tagged with , ,

Temas viejos y temas nuevos de Pediatría social

leave a comment »

1438444833770Una nueva etapa puede empezar en cualquier momento. El curso académico comienza en días distintos en diferentes países y centros (https://en.wikipedia.org/wiki/Academic_term). Hasta hace poco se decía eso de : “En agosto, frío al rostro” aunque creemos que se refiere a la segunda quincena porque, en cambio, los primeros días de agosto siempre han sido los más calurosos culminando con el día 10, San Lorenzo, patrono de parrillas y sartenes (y de Huesca). Pero hacia el 15, en las latitudes más septentrionales ( y en Burgos) efectivamente un cierto fresquillo invita al jersey y la colcha por las noches. En muchos “college” , las universidades para pregrados en los Estados Unidos, la tercera semana de agosto ya muestra movimiento.

Es a quienes ya hayan concluido sus vacaciones y vivan en países frescos, o disfruten del invierno en el hemisferio sur, a quienes nos dirigimos. Porque los que están ahora en Salou, en Ibiza o en Marbella, poco tiempo van a dedicar a los blogs profesionales. A menos que las noticias les asalten con inquietudes. Por ejemplo, esta semana hemos visto muertes de niños en accidentes (Cerezal de Aliste, Zamora) o degollados por su padre (Moraña, Pontevedra) muestra de dos de las principales causas de muerte infantil en nuestra sociedad donde las enfermedades comunes mantienen un bajísimo saldo de mortalidad. Ya lo dijimos en otra ocasión: los niños no se mueren, los matan (o se matan).

Lo que resulta evidente es que esas causas de muerte infantil son decididamente de origen social. No son infecciones ni neoplasias, ni enfermedades degenerativas o malformaciones. Y es en el ámbito de la Pediatría social donde han de hallarse las respuestas.

Los accidentes son eso, accidentales. Pero caben medidas preventivas. Sin conocer detalles del luctuoso suceso de Cerezal de Aliste nos cabe la sospecha de que fuese posible que las medidas de seguridad de los menores no fuesen las adecuadas, a la vista de que del tremendo choque sobrevivieron los dos ocupantes del vehículo más mayores que ocupaban los asientos delanteros. Además de que por la hora del accidente y el lugar y origen de los viajeros se pueden suponer largas horas de conducción, desde Francia a Portugal.

Que la perversidad de un padre le lleve a acabar con la vida de sus hijos en el curso de un proceso de separación matrimonial, es otro episodio de violencia doméstica en su grado más extremo. Mal camino lleva la prevención de la violencia machista en esta parte del mundo, donde las causas son varias sin excluir un substrato cultural más o menos ancestral. Los agentes y profesionales dedicados a la atención social se ven normalmente sobrepasados por este tipo de acontecimientos. Es la sociedad en su conjunto la que debe plantearse la vigilancia y el manejo de las situaciones así como mantener un elevado grado de alerta en las situaciones de conflictividad doméstica. No va a bastar con llamadas al teléfono 016.

Temas viejos que se hacen nuevos por los acontecimientos de cada día.

X. Allué (Editor)

 

Por si a algún lector se le ha olvidado o no lo sabe: este blog admite comentarios, y los recibe con satisfacción. Y responde.

Written by pedsocial

3 agosto 2015 at 8:07

Publicado en 1

Tagged with , , , ,

600 entradas o posts

with one comment

600En los últimos cinco años hemos publicado con periodicidad que ha pretendido ser regular, un par de entradas o “posts” por semana. Ahora hemos alcanzado las seiscientas.

Los temas son diversos y la mayor parte intemporales, de manera que se pueden repasar.

Y con ello nos tomamos un respiro veraniego.

Hasta pronto.

 

X. Allué (editor)

Written by pedsocial

3 julio 2015 at 17:08

Publicado en 1

Tagged with , ,