Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

Posts Tagged ‘Sueño

El sueño de los adolescentes – II

with one comment

La entrada anterior no ha tenido mucha acogida. Ni comentarios. Pero el sueño de los adolescentes sí los merecen.

Desde aquí hamos hablado un par de veces del sueño de los niños (https://pedsocial.wordpress.com/2017/07/03/dulces-suenos/)  y de los desayunos (https://pedsocial.wordpress.com/2018/02/02/desayunos-breakfast-at-tiffanys/) que en secuencia condiciona la actividad diaria.

Pero el sueño de los adolescentes y, de hecho, de todo el mundo, está sometido a condicionantes sociales que suelen ir a contrapelo de la biología. Los que estudian los ritmos circadianos insisten en que no coinciden necesariamente con las 24 horas en que hemos decidido dividir el día desde que Julio César ordenó el calendario hace 2000 años y Gregorio XIII lo actualizó hace 500. Las horas romanas, adaptadas por San Benito en una época en que no había relojes, tenían más o menos minutos según la época del año.

La variación en el hemisferio norte de la duración del día y la noche dependiendo de la estación condiciona la actividad por la existencia o no de luz natural. No es igual madrugar en enero que en julio. O retirarse a dormir cuando aún es de día.

Pero desde que hay relojes, los horarios sociales son determinantes de los períodos de sueño y vigilia por encima de la biología. La absurda asignación del huso horario al estado español a GMT +1 en lugar de GMT que es el que corresponde por la geografía, tiene su origen en la voluntad del último dictador español de alinearse con en Tercer Reich, y es otro condicionante. A lo que se suma la no menos absurda decisión de aplicar el cambio de una hora de invierno a verano y viceversa, demostradamente inútil como ahorro energético.

Todo ello incide sobre las decisiones políticas (y, por tanto, sociales) de los horarios laborales, comerciales y escolares. Ningún gobierno ha sido capaz de introducir una racionalidad que pudiese consensuarse entre todos.

Los medios de comunicación y, especialmente, la televisión, también deciden de forma arbitraria como repartir los horarios de programación. Supuestamente se adaptan a horarios sociales, pero realmente son los condicionantes de la actividad de las familias al final del día.

Y no menos social es la hispánica siesta. Los biólogos aseguran que dormir un rato a mitad de la jornada tiene notables efectos de regeneración neuronal y sináptica. Unos veinte minutos o media hora. Otra cosa es la siesta de pijama, orinal y palmatoria de la burguesía decimonónica. Pero los adolescentes escolarizados no tienen dónde.

En cualquier caso, racionalizar horarios puede hacer más por el sueño de los adolescentes y, con ello, el aprendizaje de un ritmo de sueño y vigilia para el resto de la vida.

Indagar en la composición del sueño en las entrevistas con adolescentes que acuden a la consulta puede revelar las claves de numerosos problemas y comportamientos. Una tarea a realizar.

 

X. Allué (Editor)

( La imagen que ilustra esta entrada es de Wikipedia)

 

 

Anuncios

Written by pedsocial

16 mayo 2019 at 8:02

Publicado en 1

Tagged with , , ,

El sueño de los adolescentes

leave a comment »

La neuropediatra MariaJosé Mas publica en su blog una excelente aportación sobre el sueño de los adolescentes:

https://neuropediatra.org/2019/05/13/el-sueno-en-la-adolescencia/

¿Comentarios?

 

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

13 mayo 2019 at 9:06

Publicado en 1

Tagged with , ,

Dulces sueños

with one comment

En el pico del cambio de estación, con las noches más cortas en el hemisfero norte, además de final de período escolar y las vacaciones que pueden incluir desplazamientos a residencias estivales o volver a casa de los abuelos, puede resultar difícil mantener las rutinas de los niños a la hora de irse a la cama. El calor y la humedad ambiente tampoco ayudan. Todo ello puede contribuir a dificultar el sueño con las consecuencias a corto plazo de despertares tardíos, malhumor matutino, y desorden en la actividad diaria y, a largo plazo, la pérdida de rutinas difícil de recuperar y hasta detenciones del crecimiento cuando la segregación de la GH puede alterarse con patrones de sueño superficiales.

Lo fácil es recomendar el mantenimiento de las rutinas previamente establecidas contra viento y marea. Aquello de “lavarse los dientes, leer un libro, y ponerse a dormir a la misma hora”, previo oscurecimiento de la habitación y desconexión de toda la electrónica: móviles, tablets, televisiones, radios, etc. en el dormitorio.

Lo difícil es conseguirlo en un camping de playa, en casa de parientes con otras costumbres o cuando precisamente encontramos el relajo y el ocio con el cambio de rutinas. Pues lo importante es adaptarse, y recordar al menos la duración de sueño para los niños:

Se recomiendan las siguientes horas de sueño:
Los bebés de 4 meses a 12 meses deben dormir de 12 a 16 horas por 24 horas (incluidas las siestas) 
Los niños de 1 a 2 años de edad deben dormir de 11 a 14 horas por 24 horas (incluidas siestas) 
Los niños de 3 a 5 años de edad deben dormir de 10 a 13 horas por 24 horas (incluidas las siestas) 
Los niños de 6 a 12 años de edad deben dormir de 9 a 12 horas por 24 horas 
Los adolescentes de 13 a 18 años de edad deben dormir de 8 a 10 horas por 24 horas 

Y una cierta consistencia tanto en las rutinas como en las transgresiones de la rutinas.

Dulces sueños.

 

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

3 julio 2017 at 6:37

Publicado en 1

Tagged with , ,

El sueño de los niños

with one comment

Bella durmienteHace casi tres años que no nos hemos referido al sueño de los niños. Algo que ocupa casi la mitad del tiempo infantil merece más atención, como reclamábamos en el texto de diciembre de 2013.

La Academia Americana de Pediatría nos recuerda de nuevo la importancia del sueño y su relación con la salud mental. Es cierto que ahora dormimos menos que nuestro abuelos y, sobre todo, los niños mayorcitos y los adolescentes durante los meses vacacionales se van a la cama tarde.

El actual sistema de horarios lo hace difícil pero conviene recordar que la siesta no es un invento para vagos, sino un excelente método de regeneración neuronal.

Que descanséis. Buenas noches.

 

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

27 agosto 2015 at 20:18

Publicado en 1

Tagged with , ,