Pediatría social

Blog de la Sociedad Española de Pediatría Social

Posts Tagged ‘vacaciones

Lapso

leave a comment »

Vacaciones en enero han motivado la desatención a este blog.

De vuelta.

 

XA

Written by pedsocial

5 febrero 2017 at 19:53

Publicado en 1

Tagged with ,

Vuelta al cole ¿ya?

leave a comment »

imagesHace un par de años saludábamos la segunda quincena de agosto con una pregunta: ¿Vuelta al cole? . Me enseñaron que en los titulares no deben figurar signos de interrogación. Resulta un poco pretencioso comenzar un escrito planteando una pregunta y luego intentar que lo que siga sea la respuesta. En esta ocasión el titular parece la respuesta a un anuncio cuando se les plantea a padres y alumnos todavia con sabor a sal en la piel de los baños de mar o con la mirada perdida de la contemplación de espacios abiertos vacacionales.

En un tercio de los países europeos, el año escolar se inicia oficialmente en el primero de septiembre. En los cinco países nórdicos, así como en los Países Bajos, Suiza y Liechtenstein, y también en Escocia, comienza entre mediados y finales de agosto. En el sur de Europa, la fecha de inicio por lo general es en la segunda quincena de septiembre (España, Grecia, Italia, Malta y Portugal). A simple vista las razones se pueden buscar en el clima: los veranos más calurosos invitan poco al estudio. Pero eso es sólo en Europa, porque hay millones de personas que viven en zonas donde las temperaturas son cálidas a lo largo de todo el año y no por eso se cierran las escuelas.

Los grandes almacenes hace ya semanas que van anunciando sus ventas de material escolar, vigilantes constantes del calendario y su repersusión en el consumo.

Personalmente recuerdo que, por una seria de cuestiones más administrativas que otra cosa, durante los siete años de mi bachillerato, de los 10 a los 17 años, el curso no comenzaba hasta después del Pilar (12 de octubre), y el 20 de mayo ya habían concluido los exámenes de fin de curso. Luego, durante la carrera en los últimos años, compatibilizar los estudios con el servicio militar obligatorio llevaba consigo concluir el año escolar también en mayo. Por la época, la ocupación militar tenía más de campamento de verano que de milicia, otra forma de ocio. En cualquier caso, vacaciones estivales de casi cinco meses hicieron de mi lo que soy y ya no voy a cambiar… Pero eso no va a ser óbice para entender que el calendario escolar, que bien puede ampliarse en su duración, beneficia la educación cuando se interrumpe por períodos más o menos breves que rompan rutinas y ofrezcan otras experiencias. Otra cosa es que se pueda compatibilizar con la vida laboral de los padres. Pero en todo el gran panorama de la conciliación de trabajo y familia, especialmente para las mujeres, el calendario escolar es sólo una parte. Y queda mucho por hacer.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

18 agosto 2016 at 6:23

Publicado en 1

Tagged with , ,

Verano, rebajas, vacaciones

with 3 comments

2013-06-08 14.14.53En esta parte del planeta el verano meteorológico coincide con el final del curso escolar y con el grueso de los períodos vacacionales que se suelen distribuir en los meses de julio, agosto y buena parte de septiembre.

También suelen iniciarse las rebajas comerciales, sobre todo en los grandes establecimientos y cadenas, de una buena parte de los artículos de invierno, para reducir stocks y preparar la nueva temporada que se inicia con el curso escolar en el otoño. Estos fenómenos socioculturales afectan a poco más del 50% de la población. Para los que no tienen hijos, o recursos o, simplemente trabajo, el verano apenas representa algo más que temperaturas cálidas. El ocio es otra cosa.

Para los niños lo más significativo es la ausencia del compromiso escolar, en un país donde la enseñanza es obligatoria. Sin querer entrar en el debate y, desde luego, sin contar con la opinión de los propios niños, el período vacacional estival es desde muchos puntos de vista un poco prolongado. Así lo afirman pedagogos, muchos padres y también lo creemos nosotros. (Sin embargo aún no hemos olvidado nuestra adolescencia con vacaciones desde el 10 de mayo hasta después del Pilar… obviamente en otros tiempos y circunstancias).

Como entendemos que el tiempo no está hecho para “perderlo”, además de recordar los riesgos que el ocio puede comportar por razones múltiples (más horas de vida al aire libre, menos control, menos ropa, actividades y juegos con más componentes de riesgo, cambios de hábitos, etc.), queremos recordar a padres y profesionales la conveniencia de ser proactivos y planificar las actividades del verano teniendo en cuenta todas las variables y la importancia de hallarle utilidad al ocio vacacional.

Por otro lado y en cualquier caso, también se reducirá la presencia de este blog, coincidente con la habitual disminución de la audiencia en los meses estivales. Por ello deseamos un buen verano a quienes no nos acompañen, esperando recuperarles en septiembre.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

1 julio 2013 at 7:00

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Colonias

with 3 comments

El origen de colonia viene del latin, nombre derivado de “coló” que viene a significar labranza o cultivo. Los romanos adjudicaron la calificación de colonia a las ciudades que creaban en territorios conquistados, primero en el entorno próximo de Roma (colonias latinas) y luego a todo lo largo y ancho del imperio. Yo vivo en una ciudad fundada como colonia hace 2200 años y más tarde nombrada “triunfal” por César Augusto: COLONIA VRBS TRIUMPHALIS TARRACO. Viví mi infancia en una casa encima de la que fuera de una dama hispanoromana, Annia Caleria Faustina, o al menos allí encontraron en las ruinas al hacer los cimientos, un hermoso busto a ella atribuido. Y pasaba los veranos en el puerto–quiero decir en medio del puerto, nadando en el agua o pescando–porque entonces no había barcos. O sea que yo no me tenía que ir de “colonias” a ningún sitio.

Las colonias de verano son para muchos niños de nuestra sociedad una aventura estival con aceptación diversa. En instalaciones en zonas rurales que acogen niños durante estancias de una o dos semanas y les aproximan a la vida al aire libre y el contacto con la naturaleza y el mundo rural de animales y plantas, la práctica de mandar a los niños “de colonias” ha tenido una amplia aceptación entre la población urbanita.

En general los niños se benefician de la experiencia, adquieren conocimientos y hábitos, aprenden a convivir en comunidad y el ejercicio de la vida al aire libre resulta estimulante y benéfico. Algunos, sin embargo, pueden vivir mal la experiencia de separación o no adaptarse bien al entorno y las personas, niños o mayores, con quienes han de compartir los días de vacaciones.

Lamentablemente éste año y a causa de la recesión económica y las dificultades que genera para familias e instituciones, la afluencia a las casas de colonias ha disminuido un tanto. En algunos casos se ha favorecido a que los padres realicen sus vacaciones también en la casa de colonias, generalmente más económico que destinos turísticos y hoteles lo que tiene el atractivo de que padres e hijos comparten las experiencias y el inconveniente de que los padres no tiene la oportunidad de “descansar” de los hijos al alejarlos temporalmente del hogar.

En cualquier caso y en la medida de lo posible, las colonias veraniegas infantiles representan una experiencia recomendable. Aunque, como todo, es una buena idea preparar las cosas adecuadamente y con tiempo, compartir con los hijos las decisiones y la elección de tiempos y espacios, y tomar las elementales medidas de prevencion contra los accidentes o incidencias que pueden acompañar al cambio de vida a otro medio, quizá sin coches pero con bichos.

X. Allue (Editor)

Written by pedsocial

16 julio 2012 at 7:31

¡Vacacioooooneeeees!!!!!

leave a comment »

Vacaciones escolares. Final del curso académico. Supongo que el alarido debe tener más de una lectura. El adolescente liberado de las obligaciones escolares seguro que le da un sentido distinto que el escolar de primaria, el universitario o, naturalmente, el profesorado. Y es difícil valorar lo que puede representar para los padres.

La natural función de custodia de los niños que el sistema escolar ejerce durante las horas lectivas se ve modificada sensiblemente por las vacaciones. Para las familias en las que ambos padres (…tienen la fortuna de estar…) están ocupados en tareas laborales por cuenta ajena o propia, qué hacer con los hijos se convierte en un problema.

En nuestra sociedad han proliferado las “colonias veraniegas” o los centros de ocio (en Catalunya, esplai) dependientes de organizaciones diversas, publicas, privadas o de organizaciones no-gubernamentales o religiosas, pero todo ello dista mucho de cubrir a toda la población escolar y casi siempre representan un dispendio añadido para las familias.

En la amplia franja mediterránea, donde la temporada turística ocupa a muchas familias, los horarios prolongados y la extensión de la jornada laboral a los fines de semana en la hosteleria y otros servicios, colocar a los niños entraña dificultades añadidas. La ayuda de la otra generación, la de los abuelos ha sido siempre un gran recurso: irse a pasar el verano al pueblo para muchos fue la solución y, además una gran experiencia de regresar al contacto con el mundo rural y su forma de vida, más próxima a la naturaleza, a los espacios amplios, a los animales y las plantas. Lamentablemente el tremendo éxodo migratorio del campo a la ciudad de los últimos cincuenta años ha dejado los pueblos desiertos, cuando no abandonados y ya no hay familiares de referencia si es que alguna vez los hubo. Con todo, resulta una de las mejores opciones, familiar o surrogada, pues permite a los niños “urbanos” entender lo que es un entorno casi olvidado con enormes posibilidades educativas tanto en materias como en modos de vivir.

Por otro lado, las vacaciones, el ocio y el cierto desorden que las acompaña presentan nuevas oportunidades de riesgos, sobre todo de accidentes. Los de tránsito por la mayor movilidad y porque los niños pasan más tiempo en la calle, expuestos a atropellos. Los ahogamientos por el uso generalizado de piscinas. Y, en general, las caídas, las intoxicaciones y otros favorecidos por el descuido.

Otro tanto puede decirse de la exposición a los agentes meteorologicos por la vida al aire libre y, sobre todo, la exposición a los rayos solares. Además de las cremas protectoras cabe recordar que lo mejor para el sol es la sombra: sombra, sombrilla, sombrero, sombrajo…

En resumen, las vacaciones tienen su lado menos deseable y desde nuestro ámbito reclaman un esfuerzo de vigilancia, consejos y prevención renovados.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

28 junio 2012 at 8:01

Publicado en 1

Tagged with , , ,

21 de junio, solsticio de verano

leave a comment »

Suele ser en esta parte del Mediterráneo la fiesta de adoración al sol, la fiesta del fuego. Que además sea el Dia de los “Skaters” o la fiesta nacional de Groenlandia sólo quiere decir que hay días para todo.

Pero suele coincidir con el final del curso escolar y sus celebraciones, preludio de las verbenas de San Juan y una día con una noche breve que invita a ritos de paso y jolgorio general.

También la oportunidad de planear las actividades veraniegas de los niños de manera que el ocio, en nuestra sociedad, largo de las vacaciones no se convierta en una pérdida de tiempo. Probablemente las largas vacaciones sea algo a cambiar antes de que nos lo hagan los vigilantes de la Comunidad Europea, con o sin “rescate”.

Los que nos ocupamos de los niños y nos responsabilizamos de su futuro debemos intentar organizar la pausa estival de manera que sea de provecho para la salud física y mental de los menores.

X. Allué (Editor)

Enhanced by Zemanta

Written by pedsocial

21 junio 2012 at 8:08

Publicado en 1

Tagged with , , , ,

Ahogamientos, accidentes sociales

with 4 comments

Todos los accidentes tienen algún componente y casi siempre consecuencias sociales. El ahogamiento, o su forma más común, el casi ahogamiento, por traducir del inglés “near-drowning” que presupone que la víctima de una inmersión prolongada llega con vida a la asistencia médica, es un acotencimiento que las primeras semanas del verano hacen cotidiano.

Ayer falleció un niño que estaba de colonias en Barcelona y en nuestro servicio de Urgencias ingresó otro en grave estado, ahora en una UCI en muerte cerebral.

En las revisiones de ahogamientos que hemos hecho ( 68 casos, SEUP, 2007 )coincide la edad, entre el año y los cinco, la hora del día, generalmente la tarde, un sábado, el agua dulce, o sea, piscinas, el primer día de las vacaciones y, en nuestro entorno, los niños de veraneantes europeos, sensiblemente de la Europa del Este.

Comparativamente el mar se cobra menos víctimas, más a menudo adolescentes y coincidiendo con condiciones peligrosas del mar por temporales o conductas de riesgo en zonas de acantilados con corrientes y olas.

La única actitud es la preventiva. La estrategia para prevenir los accidentes por inmersión en la infancia debe basarse en: proteger piscinas,
usar sistemas de flotación, enseñar a nadar a los niños, y procurar siempre su supervisión por un adulto cuando estén cerca del agua. Lamentablemente simple.

X. Allue (editor)

Enhanced by Zemanta

Written by pedsocial

14 julio 2011 at 17:08

Publicado en 1

Tagged with , , ,