Pediatria social-Social Pediatrics

Blog de Pediatria Social

Posts Tagged ‘virginidad

La sombra de Maria Goretti

leave a comment »

En este turbio mundo de los abusos sexuales, las opiniones publicadas se alinean según creencias o ideologías a cual más esperpéntica, todas ellas fruto de condicionantes o, más bien, atavismos culturales. A pesar del salto dado en el reconocimiento de los derechos de la mujeres en los últimos decenios, la realidad consuetudinaria nos avisa de lo que queda todavía por recorrer.

Algo tan simple como entender que la actividad sexual incluye un acuerdo y consentimiento mutuo aún sigue en disputa. El machismo ancestral reclacitrante sigue sin entender que “no es no”, que “hasta aquí bueno, pero más allá, no” y que eso vale en todas las situaciones y en todas las edades.

En el caso de la relaciones sexuales con menores, la ley ya es suficientemente explícita en dictaminar que la edad ya es determinante por encima del consentimiento y no hace falta que se explicite una negativa.

Algunos juristas psicópatas, como el juez discrepante en la sentencia de la Manada pretenden que una negativa deba ser acompañada de una resistencia física evidente, en defensa de no se sabe bien qué derechos detentan los hombres sobre la mujeres.

Parte puede ser fruto de su educación. En pleno nacional-catolicismo aquí, en 1950 el Vaticano canonizó a Maria Goretti, una niña preadolescente italiana asesinada por resistirse a una agresión sexual. La historia de Maria se remonta al cambio de siglo en un villorrio de la roñosa Italia de la época, cuando un desalmado la apuñaló once veces con un punzón por resistirse a sus pretensiones. Algo lamentablemente bastante común en muchas latitudes, lo de la santidad se argumentó por el perdón que ofreció al agresor la niña agonizante y la defensa de su virginidad (!). A los escolares se nos vendió como el sacrificio supremo en la protección de la virtud y modelo a seguir.

Por ahí debe quedar mucho desnortado que pretenden argumentar que la discrepancia o la resistencia ante propuestas indeseadas debe llevarse hasta poner la vida en riesgo.

Maria Goretti y todas sus predecesoras vírgenes y mártires ¿murieron por no perder su virginidad? Aparte del derecho que indudablemente asiste a toda mujer de decidir cuando y con quien quiere mantener su primera relación sexual, en nuestro modo de entender la virginidad es una construcción machista. Viene arrastrada desde la antigüedad del Oriente Medio y sacralizada en diferentes religiones por parte de clérigos más preocupados en cómo entrar en una vagina que cómo entrar en el reino de los cielos.

Todavía vamos a necesitar más tiempo y energía para enseñar las realidades a tanto energúmeno, con toga, sotana o bermudas que se resisten a entender que la mujeres no estan en el mundo para su disfrute o para la maternidad.

X. Allué (Editor)

Nota: Prometo que este tema hace tiempo que le voy dando vueltas. Que lo publique hoy, 6 de junio, dia que la Iglesia católica celebra su efeméride, es tan casualidad como que hace unas semanas hiciese una referencia a Jeanne d’Arc el día de su fiesta. El santoral da para mucho.

 

.

Anuncios

Written by pedsocial

6 julio 2019 at 12:42

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Pedofilia institucionalizada

with 3 comments

01Cualquier psiquiatra medianamente instruido os explicará que la pedofilia es un trastorno del comportamiento adulto erraizada en una inmadurez sexual, una incapacidad de enfrentarse sexualmente a personas adultas y una pulsión por el poder sobre los más débiles. Incluye un abanico de actos, comportamientos, conductas y ideaciones que van desde la mera afición a contemplar imágenes o masturbaciones compulsivas hasta los más abyectos crímenes. En el objeto de la obsesión no siempre se diferencia entre los sexos. La sociedad, sin embargo, condena con mayor contundencia la pedofilia homosexual, una evidencia más del machismo imperante. En cambio, la pedofilia heterosexual femenina cuenta–y desde tiempo inmemorial–con una integración social llamativa.

Casi tres años después de protagonizar una portada en la revista Vogue, se renueva la controversia sobre la modelo infantil Thylane Blondeau al aparecer en la portada de Jalouse. No se trata de juzgar el buen gusto de las revistas de moda, especialmente las francesas, ni la profusión del uso de imágenes y de niños en publicidad. Sólo señalar que existe una pedofilia institucionalizada o digamos, cultural, tolerada de manera diferente según las sociedades.

Pero, y en todo caso, conviene señalar que se mantiene y para el regodeo o interés principalmente de hombres adultos.

Algo tiene que ver la tradición ancestral y extendida del culto a la virginidad femenina. Varias religiones sacralizan hasta extremos del fanatismo la virginidad. Cristianos, budistas, musulmanes, de diferente forma y liturgia, entienden la virginidad como un valor de enorme importancia. Esta va desde venerar la persistencia más o menos inexplicable de la integridad himeneal post-puerperal, hasta considerar la disponibilidad de numerosas mujeres núbiles en un paraíso prometido. Se trata de creencias religiosas y, como tales, respetables en su concepción. Menos respetables, sin embargo, en las connotaciones sociales que imponen o condicionan. En la misma linea de superstición (superstitio significa “por encima” de la comprensión) se incluye la mutilación genital femenina.

Se promueve la virginidad prenupcial y, aparentemente, una forma de asegurarla es que las mujeres sexualmente “disponibles” sean cada vez más jóvenes, niñas. De ahí vienen los matrimonios infantiles que hemos denunciado en este blog desde hace tiempo.

La moda, las modas, las tendencias o La Moda, en genérico, contribuyen significativamente a las construcciones culturales. En todo tiempo, pero especialmente hoy día en la sociedad de la comunicación. Pero, a la vez, se encuentran influenciadas por condicionantes sociales de raíz profunda. La controversia de Thylane Blondeau tiene una visión diferente en Francia que en la Gran Bretaña o los Estados Unidos, con cultura protestante más o menos calvinista, que son más pacatos. Pero por encima se extiende un machismo poderoso.

Como me recordaba recientemente una mujer con amplios contactos en el mundo de la moda de vestir, la frase de Cocó Chanel de que las mujeres se visten para las mujeres pero se desnudan para los hombres, está en el origen de la moda actual del depilado púbico. Tiende a “infantilizar” el aspecto de la mujer desnuda. Otra concesión a la pedofilia.

Conviene tener en cuenta que la defensa de los derecho de los niños tiene muchos frentes, desde la sacristía hasta la pasarela, desde el Corán o la Biblia hasta el Vogue. No lo perdáis de vista.

 

X. Allué (Editor)

 

Written by pedsocial

27 marzo 2014 at 9:57