Pediatría social

Blog de la Sociedad Española de Pediatría Social

Posts Tagged ‘Twitter

La defensa de los niños por los pediatras

leave a comment »

imgres-1Justo cuando desde aquí recordábamos las redes sociales como una herramienta para médicos de niños nos llegan nuevas actividades de los colegas del otro lado del charco en defensa de los niños y, precisamente, por la redes sociales.

Autodenominados “Twittetricians”  que mal traducimos como “Pediatras twiteros” a falta de otra mejor (bienvenidas las aportaciones!!) son muchos :   @DrEmilyMD , que han aprovechado el  , la Conferencia Legislativa de la Academia que se esta celebrado este (comienzo) de semana en Washington DC, para juntarse y comunicarse. (Los congresos en USA ya no se celebran en fin de semana, sino más bien la principio. Las razones son múltiples y se acomodan a horarios laborales…)

Por aquí también los hay: @lamamapediatra lleva 15.k twitts, Jesús @jmartinezal orienta padres despistados, @MasTwitts  parlotea con  , Rubén cuelga hasta vídeos @rubengp , y los Pediatres del Poniente del levante @pediatresdp  no paran de ilustrarnos. Y un millar más, cada cual a su aire (y yo sin  poder seguirlos a todos…)

Los pediatras americanos se están preocupando crecientemente de la defensa de los niños. Allí se conoce como “child advocacy” que incluye en el término algo de “abogacía”, de defensa legal de los niños. A veces contra todo y contra todos. En parte con aportaciones a los esfuerzos de los legisladores … y en contra de las incongruencias y menosprecios de los niños.

En todas partes cuecen habas y allí las cuecen  gordas y en forma de armas de fuego, responsable de un número extraordinario de muertes infantiles. Modificar la legislación sobre las armas será sólo un paso más en defensa de los indefensos.

Por aquí no faltan las agresiones “legales” a los derechos de los niños. Los legisladores aún no se acuerdan de las víctimas secundarias de la violencia doméstica. Las protecciones en el tráfico rodado o en el mundo del consumo continúan pensadas para proteger adultos. La legislación escolar del gobierno del Partido Popular, atrincherada en ideologías sectarias, ignora a los niños, para convertirlos en adultos más ignorantes y menos libres. Las restricciones en materia de salud, vacunas o comedores escolares ofenden la inteligencia además de maltratar a los menores y más frágiles.

Pero el poder de la comunicación está cambiando de manos. Los grandes medios están perdiendo credibilidad, a fuerza de actitudes mastuerzas y promoción de la basura. Los medios que conocemos como “sociales”, principalmente de gestión libre e individual, montados en la Internet, van ganado adeptos e influencia. Y con ello nos están también creando una responsabilidad. Los que nos cuidamos de los niños, los que protegemos sus derechos por vocación y por obligación profesional, tenemos que prodigar los esfuerzos para extender la ideas de la defensa y protección de los menores de edad. Contra todo y contra todos.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

16 junio 2014 at 10:37

Redes sociales para pediatras sociales

leave a comment »

imagesA veces se tiene la sensación de que se camina por terreno trillado cuando insistimos en que la redes sociales están aquí para usarlas. Y, más concretamente, para utilizarlas en la asistencia sanitaria, en la asistencia sanitaria de los niños. Se pueden repetir hasta la saciedad pero aún sorprende la sorpresa que manifiestan algunos de los recién llegados al mundo asistencial, como los nuevos residentes MIR, que admiten que no usan Twitter, facebook, Linkedin, WhatsApp. YouTube o cualquiera de los otros programa o aplicaciones en su trabajo.

Alguno hay que parece aún no haber salido del siglo XX, cosa triste para gente tan joven, pero probablemente aún sumergidos en la niebla de los estudios intensivos del final de la carrera y el examen MIR, que les han aislado de la realidad que les rodea. Nada más que excepciones que confirman una regla según la cual, parece que establecen una frontera entre su vida personal y la profesional.

No quisiéramos tener que volver la vista atrás, cuando hace 50 años nos iniciamos en la práctica de la Medicina. La comunicación era esencialmente oral. La historia clínica era una ficha de cartulina donde apenas había espacio para la identificación del paciente y el diagnóstico. A los pacientes se les daban órdenes, no recomendaciones (“por orden facultativa“), lo mismo que al resto del personal sanitario.

(Para los nostálgicos: la mayor parte de las comunicaciones por escrito se hacían con el ubicuo y todopoderoso P-10. Análisis, ingresos, traslados, consultas, ambulancias, sillas de ruedas… lo que fuera. Con una papela bastaba para todo)

No hay excusa para no usar el WhatsApp para recordar a otro que le toca guardia, del Twitter para anunciar un evento, sesión o publicación, del Linkedin para actualizar el curriculum, o del facebook para compartir lo que nos contaron en el último congreso. Pero además sirve para comunicarse con los pacientes, anunciarles citas o cambios, para interesarse por su evolución o actualizar recomendaciones. Y un millón de cosas más.

Sólo hay que mantener los criterios eternos y universales de procurar el beneficio del paciente, el respeto a los colegas y personal asistencial, cumplir con las regulaciones, custodiar la confidencialidad y permanecer abiertos a las críticas. En el caso de la Pediatría, contamos además con que el sujeto enfermo, está siempre atendido por otra persona, habitualmente los padres, quienes pueden estar siempre en condiciones de atender una terminal electrónica y responder. Quede camino pero hay que andarlo.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

5 junio 2014 at 7:32

Publicado en 1

Tagged with , , , ,

Pediatria social en Twitter

with one comment

En el reciente XX Congreso de Pediatria Social celebrado en Granada, se presentaron las actividades de la sociedad y, entre ellas, la de este blog. A la conclusión introduje la propuesta de crear una dirección de la SEPS (por cierto y recuerdo que se aprobaron las modificaciones de los estatutos que incluyen que la SPS es ahora SEPS, con la “E” por Española, requierimiento de identificación al parecer exigido por diferentes convenios) en Twitter. Se comentó brevemente y se dirigieron las miradas a los presentes más jóvenes, como invitándoles a poner en marcha este tipo de actividad. No se concretó nada, pero siendo como era en esa ocasión el más mayor (el más viejo, vaya) de los presentes, me hizo cierta gracia la llamada a la juventud. Curiosamente y después, en otra actividad, un ingeniero informático, joven por supuesto y que colaboraba en el evento, me argumentó sobre el tema, indicando que Twitter no era para instituciones… La argumentación no se prolongó, pero si la AEP tiene una cuenta en Twitter, la American Academy of Pediatrics, Obama y Rubalcaba también, no creo que nos haga daño.

No hubo oposición en la asamblea y como estoy en edad de hacer un poco lo que me plazca, a partir de hoy creo una cuenta en Twitter, aunque ya hace tiempo que el “hashtag” #Pediatriasocial ha sido utilizado.

Los “twiteros” ya sabéis como funciona y a los demás os estimulo a que perdáis esos tres minutos que cuesta aprenderlo. Estos medios de comunicación están ahí y es de bobos no utilizarlos. Quizá en un par de años utilizaremos otra cosa pero, de momento, es otra ventana abierta de la Pediatria Social.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

13 octubre 2011 at 8:07

Publicado en 1

Tagged with , ,

“Bullying is for losers” es TT en twitter

with 3 comments

No quisiera despistar a los lectores con un titular relativamente incomprensible para quien no participe activamente en la redes sociales. Tampoco espero ofender a nadie explicándolo:

La frase “Bullying is for losers” en inglés se puede traducir como “el acoso escolar es propio de perdedores“. En estos días, ya avanzado el comienzo de curso, las primeras experiencias de acoso escolar empiezan a ser evidentes. Los matones opresores ya se han percatado de las posibles víctimas, sus corifeos se empiezan a juntar y las víctimas comienzan a contemplar horrorizados que sus vidas se van convirtiendo gradualmente en un infierno.

Alguna de estas víctimas se ha percatado que los acosadores, los “bully“, en realidad son unos mentecatos y que la violencia que ejercen es fruto de las frustraciones de perdedores. Y se ha atrevido a poner esta frase que lo resume en la red social Twitter este domingo pasado (25 SEP). Como parte de este extraño fenómeno de la comunicación instantánea, la frase se ha convertido en el tema de tendencia (Trending topic, TT en corto) de mayor popularidad, con miles de mensajes.

Los “twits” son mensajes cortos de hasta 140 caracteres que permiten enlaces con direcciones de Internet, con imágenes, traducciones y otros programas que permiten mensajes más largos. Los temas (“topics“) se pueden etiquetar como referencia para que otros los citen mediante el símbolo # , lo que se denomina “hashtag“.

No es malo que el hashtag #BULLYING IS FOR LOSERS extienda la concepción de que el acoso en la escuela es algo indeseable propio de individuos incapaces de relacionarse normalmente, que recurren a la violencia como remedio a sus propias frustraciones.

Para quienes nos ocupamos de la atención a los niños cabe resaltar lo que la breve frase implica. El acoso queda como denunciable, condenable, indeseable. Y por todo ello las víctimas deben ser protegidas. Pero también implica que los abusadores, los “bully“, son unos perdedores mentecatos, es decir individuos con problemas de salud mental y, por ello, susceptibles de recibir asistencia. De ser adecuadamente diagnosticados y, eventualmente, tratados.

El acoso escolar nos da trabajo. Y hay que afrontarlo.

X. Allue (Editor)


Enhanced by Zemanta

Written by pedsocial

25 septiembre 2011 at 19:02

Los recortes en sanidad y su repercusión social

with 4 comments

Me resulta imposible abstraerme de la realidad que en estos momentos afecta a los servicios sanitarios en la comunidad autónoma donde resido. Quisiera desproveer este comentario de cualquier interpretación partidista-partidaria política, aunque resulte difícil por tratarse de una situación generada por un gobierno concreto, con una composición política concreta y en un momento concreto. No es que quiera evitar unas críticas directas a lo que resulta ser una política social nefasta y una política económica de difícil comprensión y de resultados inciertos porque, aunque sea un fenómeno local, tiene modelos y consecuencias en muchos otros lugares del mundo occidental

El “recorte inglés” ya tuvo lugar recientemente cuando el gobierno británico decidió reorganizar el Nacional Health Service. Obama apenas ha podido modificar el sistema sanitario asistencial en Estados Unidos. Barbas de vecinos.

La realidad es que en las democracias occidentales la política social ha dejado de ser atractiva y el dominio del neoconservadurismo camina hacia una limitación del gasto social y a una privatización de los servicios. Lo que resulta menos aceptable es que esta política de recortes suceda en unos territorios—ya no se si se puede decir países—donde se dedica al gasto sanitario apenas un 6% del PNB, frente a un 8 o 9% que dedican la media de los países de la OCDE de la que formamos parte. Se va a reducir en donde ya se dedicaba menos.

Mientras en España se ha presumido de tener un sistema sanitario de calidad, al que se atribuyen mejoras sociales como la reducción de la mortalidad infantil y el incremento de la expectativa de vida de nuestra población. Un buen sistema sanitario que, encima, cuesta menos que en otros sitios. Entonces, ¿porqué modificarlo? ¿porqué recortarlo?

Que nadie crea que esto no va a tener repercusiones. Si nos creemos al New England Journal of Medicine, los recortes cuestan muertos. Y yo suelo creerme lo que dice el NEJM.

Además va a haber repercusiones en el ámbito social. Las medidas restrictivas van a empeorar la marginación y la exclusión de los más desfavorecidos, alargaran listas de espera y aumentaran la angustia y el sufrimiento de la gente. Como grupo, como sociedad, vamos a estar peor y además nos va a costar más caro.

Sobre el copago, lo que sigue es el resumen de twits de mi red social:

. Ya es primavera en los recortes a la inglesa: Cuando las barbas del NHS veas pelar pon las del ICS a remojar #icscat

. Los recortes en la sanidad pública no es privatizar. Es sólo decir que los que no van a ser atendidos se vayan a la privada #icscat

. Los recortes en la sanidad pública no es el copago. Es que los que quieran ser atendidos se lo paguen a otros proveedores de salud #icscat

. El copago no es pagar dos veces por un mismo servicio. Es pagar a unos porque los otros no te dan el servicio que ya has pagado #icscat

. Hay que reducir el estado de bienestar porque no es sostenible hasta que no haya quien lo aguante #icscat #crisis

. Cuando se hayan recortado lo suficiente los servicios sanitarios estarán a un precio que haga posible venderlos #icscat

. Cuando era monaguillo me comía los recortes de las hostias. A ver que hago ahora con los recortes. O con las hostias ¿Sugerencias? #crisis

. Algunos recortes van a recortar/acortar la vida de unos cuantos. No lo digo yo, lo dice el NEJM http://bit.ly/eMUD7G #icscat

. #Sanidadpublica El cons. Boi Ruiz dice que los recortes no afectaran lacalidad asistencial. El 94% de lectores de mi periodico dicen que si

.El PP Madrid dice que quien quiera una vasectomía o ligadura de trompas que se lo pague http://bit.ly/egO4Jb I aqui? #icscat #sanidadpublica

.En la CA de Madrid el PP ya tiene su plan de copagos y recortes http://bit.ly/hKcLbM ¿Donde esta la de aqui? #icscat #Sanidadpublica

La gran excusa es la crisis económica, el déficit de tesorería, que no hay dinero, vamos. Pero todos sabemos que dinero hay, solo que se destina a otras cosas. Es lo que decide la administración, es decir, quienes nos gobiernan. A menos que les digamos, alto y fuerte, que no. Que no lo hagan. Que hagan otra cosa o que lo hagan de otra manera. Parece que ha llegado el momento de decirlo a gritos

X. Allué (Editor)

(La imagen es un chiste de Faro, aparecido en DT el domingo 3 de abril)

Written by pedsocial

6 abril 2011 at 6:28

Publicado en Sin categoría

Tagged with , , ,

La redes sociales y la Pediatría social

leave a comment »

No vamos a descubrirlas ahora, pero indudablemente las redes sociales cada día cobran mayor protagonismo en la comunicación y también en la distribución del conocimiento.

Existe en el mundo académico una cierta—quiero decir cierta en el sentido de verdadera, no en el de escasa—prevención hacia lo que se publica en la red. Algunos profesores, tanto de enseñanza de bachillerato como universitarios, literalmente prohíben a sus alumnos el uso de la Internet, cuando su obligación seria enseñar cómo utilizar Internet, de la misma manera que se enseña a buscar bibliografía o a moverse por una biblioteca.

Parece como si, hasta ahora, todo lo publicado en papel, tuviese marchamo de calidad. No creo que haga falta recordar todas las sandeces y patrañas que se han publicado a lo largo de la historia. Por otro lado se aduce la fiabilidad de las publicaciones revisadas por iguales (peer reviewed) como garantía de calidad. Tampoco vamos a recordar los innumerables fraudes que se han arropado en colegas y de los que el asunto Wakefield mencionado hace poco en este blog sólo es uno de los más sonados.

Ni siquiera el prestigio de las publicaciones resiste una crítica por que sean publicadas en papel. El asunto Wakefield mencionado se publicó en The Lancet, que aún tardó ocho años en rectificar, siendo una revista con una impecable historia de más de un siglo y medio de servicio a la ciencia médica. Revisiones recientes encuentran más errores—y algunos con categoría de garrafales—en la Encyclopedia Britannica que en Wikipedia que, en cualquier caso, te ofrece la posibilidad de corregir los errores on line tu mismo y en el acto.

La redes sociales conectan a la gente y, sobre todo, facilitan información para el acceso a páginas web y blogs cuyo contenido, en cualquier caso, puede ser contrastado.

Facebook, Twitter o YouTube abren puertas y ventanas también para el cuidado y la protección de los niños. Y, últimamente y de forma especial para la protección de los derechos de los niños en lugares como Egipto, donde un habitante de cada tres es menor de 15 años—18 millones de niños—que están desde el viernes pasado en el camino de recuperar sus libertades democráticas. Porque yo creo que los derechos democráticos son también derechos de los niños.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

13 febrero 2011 at 19:54