Pediatría social

Blog de la Sociedad Española de Pediatría Social

8 de febrero, séptimo aniversario

with 4 comments

menorahPues sí, ya hace siete años que se publica este blog. Algo más de 650 entradas o artículos dedicados a la Pediatría social, los derechos de los niños, su crianza y su educación, sanos o enfermos.

Estamos razonablemente orgullosos de haber publicado una artículo cada cuatro días de una variedad de temas. Pero aún más orgullosos de haber contado con la confianza de quienes lo leen.

Esperamos continuar con esta dedicación, contar con vuestra confianza, al tiempo que os animamos a participar y comentar los “post”.

 

X. Allué

Written by pedsocial

8 febrero 2016 at 6:31

Publicado en 1

Tagged with , ,

ETS (Enfermedades de transmisión sexual) en víctimas de abusos sexuales

leave a comment »

imgresAñadir el agravio a la agresión es la extensión de la lacra de los abusos sexuales. Hace muchos años (tantos como 43!!), el primer artículo que publiqué cuando aún era residente (*) fue una revisión de casos de gonorrea infantil. Unos cuantos eran infecciones verticales adquiridas en el momento del parto, las que motivan la utilización del método Credé de prevención de la oftalmía neonatal por gonococos, mediante la instilación rutinaria de una colirio antiséptico en la conjuntiva de los neonatos. Los demás eran por relaciones sexuales que, al tratarse de niños pequeños, eran evidencia cierta de abusos sexuales.

No han cambiado mucho las cosas. En todo caso de abusos sexuales infantiles es mandatorio realizar pruebas diagnósticas de ETS. Y la contraria también es cierta: en todo caso de ETS infantil hay que establecer el diagnóstico y la consiguiente denuncia de abusos sexuales.

Pero hay que ir aún más allá. Conviene establecer las necesarias medidas preventivas de los efectos a largo plazo de la ETS en las víctimas de abusos. Una de ellas es la vacunación contra el virus del papiloma humano.

La revista Lancet nos lo recuerda en un  artículo del pasado noviembre: HPV vaccination for victims of childhood sexual abuse

En el texto, además, se menciona que las víctimas de abusos sexuales tiene además otros riesgos de carácter más “social”, como puede ser la promiscuidad, la ausencia de medidas preventivas, el abuso de alcohol y tabaco, en períodos ulteriores de su vida (http://www.who.int/publications/cra/chapters/volume1/0000i-xxiv.pdf).

Hay que estar alerta.

X. Allué (Editor)

(*): “Gonococcal infections in infants and children. Lessons from fifteen cases”, X. Allué, T. Rubio, H.D. Riley. Clin. Pediatr (Phila) 1973, 12:584-588 

 

Written by pedsocial

1 febrero 2016 at 6:47

Publicado en 1

Tagged with ,

Tratamiento de Trastorno de Déficit de Atención – TDA-H revisitado

leave a comment »

imagesHace unos días el periódico La Vanguardia publicaba que instituciones y profesionales habían firmado un documento de rechazo al protocolo para el tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención publicado por la Conselleria de Salut de la Generalitat catalana.

http://www.lavanguardia.com/vida/20160121/301571547369/catalunya-entidades-rechazan-la-medicalizacion-del-protocolo-del-tdah-en-los-ninos.html 

Nosotros no hemos tenido acceso al listado, pero en la misma página web de La Vanguardia aparece el siguiente comentario firmado con las sigla “lma”

He mirado, una por una, las asociaciones que han firmado el rechazo al Protocolo para TDAH realizado por la Conselleria de Salud. En él no hay -como erróneamente se dice en el artículo- ni una sola asociación de familiares  de afectados por TDAH, ni de Catalunya ni del resto del estado que hayan apoyado este consenso. En cambio, en dicho listado hay asociaciones tan peregrinas como centro de constelaciones familiares, Associació Socio Cultural Ràdio Nikosia, centros de odontología, de arterapia, partidos políticos locales, centros culturales, etc. que ya me dirán cuál es su relación con el TDAH y qué conocimiento tienen del mismo. Se diría que han ido mendigando firmas para engrosar dicha lista, pues aparte de los psicoanalistas, no creo que el resto de entidades que han firmado tengan la más mínima idea de lo que es el TDAH y de lo que es el rigor científico.  

Curiosamente, en este listado no hay ni un solo Hospital de Catalunya. Otra gran parte de la lista de firmantes, son por supuesto, todos los practicantes de la psiquiatría y psicología psicoanalítica, de dentro y de fuera de Catalunya. Parece que los psicoanalistas están nerviosos pues se les tambalea el chiringuito del psicoanálisis que durante largas décadas ha tiranizado el mundo de la psiquiatría de este país. A ver si se enteran de una vez de que la ciencia avanza, de que hay otras tendencias, de que la evidencia científica mundial, a día de hoy, va por otros derroteros.

Por poner dos ejemplos, pueden consultar una entidad sobradamente acreditada en el ámbito científico y clínico como es el Observatorio de Salud de la Infancia y la Adolescencia del Hospital Sant Joan de Deu (http://www.faroshsjd.net/adjuntos/1840.1-TDAH-1- Cast.pdf) y la Guía de Práctica Clínica sobre el TDAH en Niños y Adolescentes, elaborada y publicada por el Ministerio de Sanidad:  

http://www.gencat.cat/salut/depsan/units/aatrm/pdf/gpc_tdah_hiperactividad_aiaqs2010_compl.pdf  y por último, aquí se puede ver (http://www.adhd-day.com/es/tdah/ ) en la que podrá ver la gran cantidad de asociaciones de pacientes y de entidades de reconocida solvencia médica y científica de ámbito nacional e internacional que apoyan un adecuado diagnóstico y tratamiento del TDAH que nada tiene que ver con el psicoanálisis. 

…que se explica solo. Nuestra natural resistencia a los protocolos “oficiales” no es mayor que nuestra desconfianza por agrupaciones de entidades y profesionales, todas ellas respetables, pero que se mueven en el ámbito de la asistencia privada.

En este blog hemos publicado bastante sobre TDA-H:

https://pedsocial.wordpress.com/2012/07/23/trastorno-de-deficit-de-atencion-con-hiperactividad/

https://pedsocial.wordpress.com/2014/05/15/el-tda-h-y-su-generalizacion-en-el-lenguaje/

https://pedsocial.wordpress.com/2014/01/30/tiempo-cognitivo-lento-un-nuevoviejo-diagnostico/

https://pedsocial.wordpress.com/2013/12/26/la-venta-del-trastorno-de-deficit-de-atencion-cono-sin-hiperactividad/

https://pedsocial.wordpress.com/2014/03/10/tdah-en-ninos-y-en-ninas/

https://pedsocial.wordpress.com/2013/11/20/el-sueno-de-los-ninos-autistas-o-con-tda-h-y-los-aparatos/

https://pedsocial.wordpress.com/2012/10/15/amfetas-para-el-cole/

https://pedsocial.wordpress.com/2015/12/10/trapicheos/

…por lo menos ocho post que, entendemos, ofrecen una amplia visión de nuestra manera de entender el problema y la información que manejamos.

El protocolo que se menciona en La Vanguardia es el publicado por el Área de Salud Integral del Norte de Barcelona, editado en catalán (http://www.gencat.cat/salut/botss/html/ca/dir2887/tractament_tdah_bcn_nord.pdf) que no es ni mejor ni peor que otros, pero en cualquier caso, consensuado por profesionales de prestigio y experiencia.

Vosotros mismos.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

26 enero 2016 at 20:28

Publicado en 1

Tagged with , ,

El escorbuto, una patología social

leave a comment »

imagesEl escorbuto atrae memorias de navegantes perdidos en los mares del sur, pero hasta no hace mucho era un diagnóstico a plantearse en lactantes y niños pequeños con síntomas sugerentes. Quien esto escribe tuvo la lamentable oportunidad de todavía ver casos de escorbuto en los años 60 del siglo pasado en Barcelona: puro escorbuto carencial asociado a prácticas nutricionales erróneas por desconocimiento e incultura.

En otro tiempo, el escorbuto se nos ha planteado como diagnóstico diferencial ante hematomas subperiósticos en casos de maltrato físico infantil y, al menos en una ocasión, haber testificado ante un tribunal en un juicio en relación a ello.

Que en el país de las naranjas, en Valencia, se de un caso de escorbuto a estas alturas de la historia no deja de ser llamativo. En el número de febrero de la revista de la American Academy of Pediatrics se recoge un artículo de Isidro Vitoria y cols.: “Improper Use of a Plant-Based Vitamin C–Deficient Beverage Causes Scurvy in an Infant” http://pediatrics.aappublications.org/content/early/2016/01/15/peds.2015-2781 En este caso no se trata de una carencia fruto de la ignorancia o, como antaño de la pobreza, sino de una prescripción errónea mantenida con una cierta contumacia por parte de la familia. El uso de una leche de almendras aparece en la raíz de la carencia, que el País Valenciano también es el país de las almendras, como nos recuerdan los turrones cada Navidad.

La utilización de sucedáneos de la leche de vaca, o quizá digamos, substitutos, ha tenido un amplio desarrollo entre las sociedades occidentales y, también, en este país en los últimos años. La existencia de conocidas intolerancias a algunos componentes de la leche, como la lactosa o las proteínas, ha popularizado las bebidas a base de soja, avena y, también almendra. Esta última muy popular en forma condensada, que se fabrica en Tarragona desde los años 30 del siglo pasado(http://www.almendrina.com/castellano/index.htm) tiene múltiples usos. Los movimientos ecologistas han cabalgado sobre las intolerancias a la leche de vaca, ofreciendo el adjetivo de “natural”, “vegetal” y “ecológico” a todos esos productos. Ese “eco-prestigio” debe estar en el origen de que la familia del caso mencionado mantuviesen la dieta tanto tiempo como para que el síndrome carencial se instaurase. La idea predominante es que las leches vegetales son “mas sanas” y los probióticos la llave a la fuente de la eterna juventud.

Todo ello, pues, componentes socio-culturales de la dieta y los comportamientos nutricionales de la sociedad actual. Que el diagnóstico diferencial del escorbuto incluya el maltrato físico nos acerca además a considerar que las originalidades dietéticas pueden justificarse en cualquier adulto, pero en los niños pueden muy bien ser una forma de maltrato.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

21 enero 2016 at 6:57

Los niños en el Congreso

with one comment

images-1Resulta casi imposible abstraerse de lo que ha sido el tema de la semana en España: la toma de posesión de los nuevos diputados en el Congreso con la presencia de un lactante en brazos de su madre, candidata a la presidencia por uno de los partidos políticos. Lo que no pasaba de ser un gesto reivindicativo de la condición femenina y de madre se ha convertido en tema de todas las tertulias políticas y todas las columnas de opinión de los periódicos. Como suponemos que todo el mundo ya ha tenido bastante del tema, no vamos a polemizar sobre el gesto, ni sobre la conciliación de la vida familiar con la laboral, ni sobre apegos o lactancias, ni sobre el uso de la imagen de un menor, ni la existencia o no de guarderías en los centros laborales, etc… porque suponemos que cada cual tiene su opinión, todas respetables aunque no fuesen acertadas y en toda caso por encima–o por debajo–de la relevancia de l’anécdota.

De vez en cuando en el Congreso, en las Cortes españolas se presentan personajes a quienes no parece corresponder el lugar. Algún salvaje con subfusiles i pistolas, por ejemplo. O algún jefe de estado impresentable en la tribuna de invitados.

Pero que haya entrado un niño en una sesión nos congratula en tanto que recaba atención para el numerosísimo colectivo de ciudadanos con menos edad de la considerada hábil para ejercer el derecho al voto, y cuyos intereses rara vez son defendidos en las tribunas. Los menores de 18 años en España son algo más de 7 millones quienes, a pesar de los compromisos internacionales adquiridos por el estado, no siempre ven sus derechos respetados, ni su necesidades contempladas, ni su futuro asegurado. Y ello a pesar de que ellos son el futuro.

Nos gustaría ver que la palabra niño ocupa con mayor asiduidad espacios en los discursos. Que se dedican mayores y mejores esfuerzos a la promocion de su salud, de su educación y de su bienestar. Y si para ello fuese conveniente que cada diputado que tenga hijos lo lleva a las sesiones, pues sea. Seguro que algo bueno sacaríamos. Aunque sólo fuese que los diputados se abstuviesen de decir según que cosas en presencia de menores…

X. Allué (Editor)

 

Written by pedsocial

18 enero 2016 at 19:26

Publicado en 1

Tagged with , ,

Partos domiciliarios en Occidente: Ontario y Oregón

leave a comment »

imagesLa opción de que las mujeres paran fuera de instituciones sanitarias se plantea en los países occidentales, del llamado primer mundo, como una contribución a la vida natural y un rechazo a las imposiciones de la biomedicina que es hegemónica en el mundo.

Como en tantas otras opciones en el ámbito de la salud materno-infantil, las opiniones suelen contener más factores subjetivos, emocionales, culturales o, incluso, económicos, que no racionales o científicos.

Desde la Pediatría social debemos ofrecer el máximo respeto por todas las opiniones porque la razón y las razones dependen de una gran variedad de circunstancias. Pero lo que resulta ineludible es la preminencia de la salud e integridad del recién nacido por encima de cualquier otra consideración. El objetivo de toda gestación y de todo parto es la generación de niños, seres humanos, en la mejor de las condiciones posibles. Suponiendo que esta premisa es incontestable, todo lo demás es condicionable y, de alguna forma, secundario.

Traer hijos al mundo es un asunto que lleva varios miles (millones) de años sucediendo y como especial responsabilidad de las hembras de la especie por razones obvias. Y eso no merece discusión: las mujeres paren y las mujeres deciden. Pero también es obvio que el resultado de todo el proceso de la gestación y posterior crianza de la descendencia ha ido mejorando considerablemente con el tiempo y, especialmente con la contribución de la medicina científica en los ámbitos preventivos, diagnósticos de las dificultades y terapéuticos de los problemas que surjan, hasta conseguir que el descenso de la mortalidad infantil y la supervivencia con integridad se acerque a la práctica totalidad de las gestaciones. Tal es una novedad en la historia de la humanidad. Ni siquiera los privilegios de los poderosos en el pasado podían evitar los fracasos repetidos en la supervivencia de la descendencia, de lo que son buenos ejemplos la mortalidad neonatal e infantil de las clases reales europeas hace 150 años, equivalente a la actual de las sociedades más primitivas y desprotegidas en países pobres.

El nacimiento fuera de los ámbitos hospitalarios en sociedades avanzadas se argumenta como satisfacciones sociales y culturales. La responsabilidad exige valorarlo y validarlo.

Eso es lo que ofrecen dos estudios recientes, ambos en países (estados o provincias) de los más avanzados del mundo como son el estado de Oregón en la costa oeste de los Estados Unidos y la provincia de Ontario, la más rica y desarrollada del Canadá. La prestigiosa revista New England Journal of Medicine publica el último día del año pasado (http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMsa1501738) un estudio que indica que la mortalidad perinatal en los partos domiciliarios es ligeramente superior que en los hospitalarios, aunque en ambas situaciones es muy baja. El Canadian Medical Association Journal a su vez publica una semana antes (http://www.cmaj.ca/content/early/2015/12/22/cmaj.150564) los resultados de los partos extrahospitalarios en embarazos de bajo riesgo dentro de un sistema asistencial integrado. En este caso no encuentran más diferencias que, en los partos domiciliarios, hay lógicamente una menor cantidad de procedimientos intervencionistas.

Lo evidente es que las diferencias en los resultados se corresponden con unos sistemas asistenciales diversos, más favorable para un sistema integrado como el canadiense. Este es el tipo de información que puede ayudar a la toma de decisiones de un tema tan trascendente como un parto y con ello, ofrecer a las madres y a las familias lo más favorable para unos resultados óptimos.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

14 enero 2016 at 6:01

Pobre niño rico; “affluenza syndrome”

with one comment

imagesUna nueva incorporación a la semiología de los problemas psicosociales de los niños la constituye el “affluenza syndrome” o síndrome del niño rico. Las personas con este síndrome de opulencia son extremadamente ricos, lo que hace que pierdan su contacto con la realidad, la normalidad, la sociedad y la moral cívica. No están interesados en nada ni nadie que no sea ellos mismos, sus riquezas y seguir acumulando más dinero. Los psiquiatras lo consideran como un trastorno grave de la personalidad: la persona afectada no se detendrá ante nada si se trata de sus propiedades, su coche, su dinero o sus abogados.

Affluenza es una neologismo resultado de una composición de “affluence”, riqueza, e “influenza”, gripe, en inglés

Hace un par de años, en el estado de Texas, Estados Unidos, Ethan Couch, un zangolotino de 16 años de edad, atropelló cuatro personas con su coche intencionalmente, sin selección previa, borracho y habiendo consumido un tranquilizante mayor. Gracias a una habilidosa defensa, ni siquiera tiene que ir a la cárcel por ello, ya que un juez decidió que los argumentos de los abogados defensores tenían razón y la riqueza (o el mal uso de ella) es una enfermedad mental, descrita–más o menos–por Hamilton y Denniss(*).

El debate sobre la responsabilidad de los delitos y su substrato psiquiátrico y, en especial, cuando se trata de menores, puede extenderse notablemente. La diversidad de los sistemas judiciales y dentro de ellos, los criterios de aplicación de los códigos y leyes, alejan estas cuestiones de la práctica diaria de quienes nos ocupamos de los niños, su salud y sus derechos.

Hace ya seis años, y por estas misma fechas, nos ocupábamos de estos aspectos de las conductas infantiles haciéndonos eco de un estudio clasificatorio de modelos familiares (https://pedsocial.wordpress.com/2010/01/10/familias-modelos-educativos-y-conflictividad-pobre-nino-rico/). Todavía mantiene su vigencia en cuanto sitúa las conductas infantiles en el seno de diferentes modelos familiares y la responsabilidad de la estructura familiar en la educación de los hijos. Como se menciona, tal no es un gran descubrimiento, en la linea de las casta de los galgos o las astillas de los palos del refranero castellano. Pero puede hacernos reflexionar y concentrar la atención en lo que rodea a los niños.

X. Allué (Editor)

_______________

Written by pedsocial

11 enero 2016 at 6:57

Publicado en 1

Tagged with , , , ,

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 87 seguidores