Pediatría social

Blog de la Sociedad Española de Pediatría Social

Carta del Presidente de la Sociedad Española de Pediatria Social- XXIII Congreso

leave a comment »

 

Apreciados/as compañeros/as:

Somos conscientes que en las últimas semanas estamos viviendo momentos complicados a nivel social y político.

Desde la Sociedad Española de Pediatría Social queremos manifestar que tenemos por único objetivo, el bienestar de la infancia y la adolescencia más allá de cualquier frontera y diferencia.

Tenemos la oportunidad de dar ejemplo, y demostrar que podemos trabajar para un bien común con respeto y tolerancia.

Por todo ello, os animamos a participar en el XXIII Congreso de la Sociedad Española de Pediatría Social que se celebrará en el Centre Cultural Terrassa, los días 17 y 18 de noviembre de 2017.

Os esperamos con los brazos abiertos en Terrassa.

Jesús García Pérez
Presidente de la Sociedad Española de Pediatría Social

 

 Pulsa aquí para inscribirte

 Pulsa aquí para descargar el programa.

 

 

 

Desde aquí podemos comentar que el XXIII Congreso de la Sociedad Española de Pediatría Social ofrece una excelente oportunidad no sólo de actualizar conocimientos y, como dice el logo del congreso, tejer alianzas, sino también de conocer realidades como las que se intuyen en el primer párrafo de la carta de nuestro presidente.  En medio del ruido “mediático” y las tensiones políticas, los médicos catalanes, y así lo han manifestado publicamente los Colegios Oficiales de Médicos y el Consejo general, estamos dolidos porque el gobierno del estado se ha permitido dudar de la probidad y responsabilidad ética en relación a los heridos y lesionados en el curso de las actuaciones policiales el 1 de octubre. Todos los pacientes asistidos recibieron atención y de todos ellos se cursaron los perceptivos partes de lesiones. Y cada centro informó debidamente de lo que atendió. Si fueron “muchos” o “pocos” es para valoraciones políticas poco prudentes, que no nos atañen. Uno sólo ya es demasiado, como cualquier lesionado cualquiera que sea la circunstancia.

La profesionalidad está por encima de las circunstancias. Y el lugar donde decidamos reunirnos, mientras sea un país libre, es siempre válido. Únicamente que es posible que alguna circunstancia pueda convertir el congreso en internacional.

 

X. Allué (Editor)

 

Anuncios

Written by pedsocial

17 octubre 2017 at 9:52

Adoctrinamiento

leave a comment »

Los pediatras sociales podemos, y es posible que hasta debamos, hacer abstracción de la ideología, religión o adscripción étnica de los pacientes a nuestro cargo. Hacer abstracción no significa ignorar. Sólo evitar enjuiciar, porque como componentes de la realidad social, a menudo inciden en la patología o los problemas de los niños. En la dedicación continuada a proteger a los niños y sus derechos contra todo y contra todos no se pueden escatimar esfuerzos. Aunque hay que hacerlo con tiento y en el respeto a la reconocida libertar de culto, opinión, expresión (que no es lo mismo: opinión tiene, como el culo si se me permite, todo el mundo. Expresar esa opinión sólo tiene uso de quienes así hacen.) o no ser discriminado por razón de sexo, etnia, etc.

Los ejemplos de áreas de fricción abundan, como cuando se argumenta que la mutilación genital (por cierto, femenina y masculina, según sea el profeta que se siga) tiene una justificación religiosa, o cuando se segrega por sexos en los colegios, se imponen vestimentas, también etcetera.

Una parte compleja es la valoración de lo que puede hacer de los derechos de los niños el adoctrinamiento. Ya sea en el ámbito familiar, la escuela, el seminario, madrasa,  yeshiva, o cualquier otra escuela confesional, el propósito central de la educación doctrinal es la inducción de principios concretos y, a menudo excluyentes, que modulan las ideas y el comportamiento en ámbitos que, en las religiones integristas, exceden el puramente religioso. Similar es, en los estados totalitarios principalmente, el adoctrinamiento político.

Los que lo hemos sufrido nos podemos considera supervivientes de la libertad. Pero no olvidamos las dificultades administrativas causadas por haber incluido en nuestra formación, en el bachillerato y en los estudios superiores, las asignaturas de Formación del Espíritu Nacional con la misma categoría que la Anatomía o la Patología Quirúrgica. Traducir el expediente académico a otros idiomas, de paises democráticos, resulta casi imposible si no se acompaña de una explicación vergonzante.

Es de lamentar que, en paises de democracia incipiente o incompleta, la utilización de los niños en actividades supuestamente políticas, ponga en evidencia limitaciones de los derechos de los niños. Hace unas semanas lo hemos manifestado en la entrada del blog dedicada a los derechos de imagen de los menores por parte del estado. Por cierto que ese post es el que más visitas ha tenido en lo que va de año: más de 6.000!!, de lo que nos congratulamos. La presencia de niños en las manifestaciones en Cataluña también merece críticas. Como las merece la denuncia de que en un sistema escolar concreto, por utilizar una lengua tan oficial como el español, se califique de adoctrinamiento la enseñanza.

Los pediatras sociales podemos y debemos hacer abstracción de muchas cosas, pero mantenemos la obligación de denunciar los abusos que afectan a los menores.

X. Allué (editor)

 

Written by pedsocial

9 octubre 2017 at 8:20

Publicado en 1

Tagged with , ,

Elna

leave a comment »

La Maternidad de Elna, también conocida como Maternidad Suiza (en francés Maternité Suisse d’Elne) fue una institución fundada en 1939 por la enfermera suiza Elisabeth Eidenbenz en la comuna francesa de Elna, que permitió el nacimiento de 400 niños cuyas madres, refugiadas de la Guerra Civil Española, se encontraban internadas en campos de concentración del sureste de Francia. También hizo lo propio con 200 más, hijos de mujeres judías perseguidas por el nazismo, durante la Segunda Guerra Mundial. Fue cerrado por la Gestapo en 1944, tras haber ayudado a nacer a 597 bebés.

Hace pues setenta y ocho años que alguien se preocupó por la asistencia al parto en un centro hospitalario, en medio de unas circunstancias terribles y unas penurias de difícil descripción. Cuando ahora se oyen propuestas de partos domiciliarios nos entran algunas dudas sobre su oportunidad. Sí, ya sé que yo nací en el dormitorio de mis padres, en un primer piso, enfrente de Correos, en una pequeña ciudad y por aquí sigo, con una buena parte de mis neuronas intactas. Pero sin la iniciativa de frau Eidenbenz, probablemente pocos de esos casi seiscientos niños hubiesen tenido una oportunidad de supervivencia.

Ah!, por cierto: en Elna es donde estaban las urnas del referendum catalán, que anduvieron buscando policias y guardias civiles varias semanas, sin éxito. Mira que cosas.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

5 octubre 2017 at 6:01

Publicado en 1

Tagged with , ,

La violencia como método persuasivo. Día Internacional de la No Violencia

leave a comment »

Hubo un tiempo en el que los castigos corporales formaban parte de los métodos educativos. Barbaridades como “la letra con sangre entra“, azotar a los niños con correas, con el puntero o la regla de dibujar, la doctrina de “una bofetada a tiempo(sic!)”, o los coscorrones con los nudillos, fueron recursos para modificar conductas o para imponer enseñanzas, que no conocimiento, a los niños.

Las sociedades tardaron un tiempo pero, en la actualidad, la violencia física ha desaparecido de las aulas u otros espacios educativos. Y también en el seno de ls familias. Los derechos de los niños se han extendido y el uso de métodos físicos han entrado a formar parte de los malos tratos infantiles, siendo abandonados en todas las sociedades occidentales.

O quizá en todas no. El gobierno del estado ha decidido que utilizando la violencia de fuerzas policiales se puede reprimir el pacífico ejercicio de la convivencia que consiste en utilizar urnas y papeletas para expresar su opinión política sobre como debe ser su futuro. Tal ha ocurrido en Cataluña tras los intentos fallidos de interceptar urnas y papeletas para que no llegasen a los colegios electorales. Con ello, las fuerzas policiales asaltaron los locales de votación para incautarse de los elementos utilizables para las votaciones. Y para ello utilizaron la violencia física contra pacíficos ciudadanos con golpes, proyectiles de goma, porrazos, tirones de pelo, patadas y pisotones. Y ello sin tener en consideración edades, estados físicos o actitudes. Por los resultados, si pretendían modificar la voluntad de los ciudadanos en la calle, no se puede decir que tuviesen mucho éxito. Poca resistencia debieron encontrar cuando, en todos los altercados, no se produjo ni una sola detención pero, eso sí, un millar de heridos y contusionados.

La foto que acompaña esta entrada de blog (y el video que puede verse en https://www.youtube.com/watch?v=KexACr3j-xA)corresponde al pequeño pueblo de la comarca del Alt Camp, donde tuve la oportunidad de votar, Vilabella. Este municipio de 761 habitantes, instaló el colegio electoral en la escuela local, que aparece en segundo plano en el video. Los más de 50 guardias civiles que asaltaron el pueblo no consiguieron llevarse nada de la escuela y se retiraron, después de golpear a unos cuantos vecinos y conseguir la repulsa de todos. A la conclusión de la jornada votaron 458 ciudadanos. Los resultados los dejo a vuestra imaginación o curiosidad.

Si alguien cree que a palos se va a cambiar la manera de pensar de la gente o que alguien vaya a aprender algo que no sea un disgusto, tendrá que hacer algún esfuerzo de racionalidad que, evidentemente quienes ordenaron la represión policial no hicieron.

Hoy, 2 de octubre, celebran las Naciones Unidas el Dia Internacional de la No Violencia, con una llamada a la paz, la tolerancia, la comprensión y la no violencia. Desde este blog, que con frecuencia nos referimos a los Dias Mundiales que organizaciones internacionales como la UNICEF, la OMS y otras conmemoran, tenemos hoy más motivos para hacerlo.

X. Allué (Editor)

 

Written by pedsocial

2 octubre 2017 at 13:10

Transiciones

leave a comment »

Un par de semanas iniciado el curso escolar se recogen las impresiones de los colectivos de escolares que cambian de ciclo educativo: de Prescolar a Primaria, de Primaria al Instituto, a la ESO, y el salto final al bachillerato.Y también de los enseñantes y de sus familias.

Como todas las transiciones tienen una duración más o menos breve (algunas que yo me sé, parece que son eternas) pueden concentrar en períodos de días toda una suerte de percepciones, emociones, reacciones y sus consecuencias, susceptibles de alterar ciertos equilibrios. Como se trata de realidades con definición cronológica, con fecha concreta, debemos recordar de los niños, que en su crecimiento y desarrollo, por definición, no son todos iguales. Desde luego ni siquiere cronológicamente. De hecho hay todo un año de diferencia entre los que sean nacidos en septiembre,al comienzo del año escolar y los nacidos en el agosto anterior. Y eso se nota, y mucho, especialmente en las de los más pequeños. Pero es que, además, el crecimiento, el desarrollo y su consecuencia: la maduración, no son nunca homogéneos para todas las cohortes de niños. Los hay que evolucionan a un ritmo, mientras otros lo hacen a otro más rápido o mucho más lento. Y eso, además, es cierto para los distintos componentes tanto del desarrollo físico como del mental y emocional. Así como las diferencias de las circunstancias de cada niño en su ámbito familiar, si tiene o no hermanos mayores, si cambia de un entorno urbano a otro, etc.

Algunos sistemas educativos promueven que la enseñanza se realice de forma continuada en un mismo centro durante todos los ciclos. Tal es la práctica de las escuelas confesionales privadas o subvencionadas, que así lo hacen. En la enseñanza pública se van realizando experiencias en los llamados Instituto-escuela, recogiendo la denominación de la famosa experiencia educacional de principios del siglo pasado promovida por la Institución Libre de Enseñanza. Ello todavía con un cierto carácter experimental, ya que el sistema educativo español contempla que los cambios de ciclo comporten cambios de centro educativo.

Seguro que se pueden encontrar partidarios entusiastas y detractores encendidos de uno u otro sistema, tanto entre los enseñantes como entre las propias familias. Lo que piensen los pedagogos lo dejamos para que lo diriman ellos. Lo que sería más interesante fuera conocer la opinión de los protagonistas, los niños, pero los estudios de opinión infantiles, si ya los estudios de opinión en general adolecen de palpables elementos de distorsión, pueden resultar difíciles de interpretar.

La aparición de cierta sintomatología entre los que llegan a los términos de transición educativa, puede que sean llevados a la atención de pediatras y psicólogos, a veces sin que se les ocurra considerar una relación causa-efecto de los estresores de las mencionadas transiciones. Se debe por tanto incluir en la encuesta de evaluación esas realidades para valorarlas en su justo término. Pero, sobre todo, preguntar a los propios niños, a cada niño, ya sean prescolares de 5 años, o adolescentes de 12 o 16.

Como toda la “patología” que tiene que ver con la cronologia circunstancial, tiene en el paso del tiempo su más eficaz remedio.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

25 septiembre 2017 at 16:43

Dificultades

with 4 comments

Este blog utiliza como cuenta de correo (email) de soporte la mía personal, que desde 1995, es decir hace una pila de años, sigue siendo la misma xallue@tinet.cat.

Tinet es la red local que fundamos en mi ciudad al principio de la Internet para uso por los pioneros de la ciudad, su universidad y el entorno próximo. El dominio original era .org, por tratarse de una organización sin ánimo de lucro esponsorizada por la Diputación Provincial. En 2005 y por una serie de razones administrativas, se cambió el dominio a .cat, que corresponde a nuestra ubicación.

Ahora el gobierno del estado ha censurado el dominio .cat en la linea de las acciones represivas llevadas a cabo en Cataluña sin que se haya publicado el contenido de la orden judicial que sostiene esa acción. Una publicación del New York Times (clicar encima)lo explica.

Lamentamos las dificultades que esas decisiones y actuaciones puedan ocasionar a nuestros seguidores.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

23 septiembre 2017 at 19:35

Publicado en 1

Tagged with , , ,

Pediatria defensiva

leave a comment »

Hace un tiempo participé en un coloquio sobre problemas ético de la practica pediátrica, donde aporté cuatro ideas sobre lo que és la Medicina defensiva, en este caso, la Pediatria Defensiva. De la presentación se derivó un capítulo del libro Bioética y Pediatria.               La actuación profesional a la defensiva en el ámbito pediátrico tiene sus causas y sus consecuencias. La medicina defensiva es la práctica de medidas diagnósticas y terapéuticas dirigidas, de manera intencional y primaria, no a promover o proteger la salud del paciente, sino a proteger al médico contra posibles errores o deficiencias por las que pueda ser objeto de críticas o demandas judiciales.
Cuando los médicos realizan pruebas complementarias o procedimientos para reducir el riesgo de una demanda judicial, están practicando medicina defensiva positiva.
Cuando evitan tratar ciertos pacientes o realizar ciertos procedimientos, lo que practican es medicina defensiva negativa.
Las causas pueden estar originadas en el paciente y su entorno: familias que se muestran exigentes, que pertenecen o hacen gala de un estatus social que generan inquietud al profesional. También las minorías étnicas con comportamientos difíciles de controlar o prever, generando prejuicios o temores.
Igualmente, la situación o condición del profesional puede ser un condicionante. Por ejemplo cuando se trata de un profesional poco experto, muy joven o, al contrario, un veterano con las experiencias del gato escaldado. Puede haber también condicionantes con diferencia entre la práctica pública y la práctica privada, pero en ambos sentidos: en la pública porque los exámenes complementarios no generan costes directos a la familia o, justo al revés, porque en la práctica privada una profusión de pruebas puede generar confianzas vicarias.
La adherencia a protocolos y guías clínicas puede conducir a una dilución de los criterios clínicos y con ello excusar responsabilidades. Igualmente, algunos profesionales pueden verse forzados a actuar de una u otra forma por la existencia de objetivos de gestión de la administración responsable de un centro o grupo sanitario que conduzcan a conductas profesionales inapropiadas.
La pediatría defensiva tiene siempre consecuencias para el paciente al distorsionar el diagnóstico, incrementar los exámenes complementarios, conduciendo a que se incluya en el tratamiento prescripciones inadecuadas, por medios o vías de administración inapropiada o también a la omisión terapéutica. Todo ello puede dar lugar a complicaciones y daños a medio y largo plazo. Pero sobre todo inducen una pedagogía errónea sobre la enfermedad y la salud en general.
El profesional que practica una medicina defensiva incurre en una mala praxis en la que, además, no mejora las garantías de la actuación. Dará lugar a una degeneración profesional y pérdida de prestigio y, eventualmente, a conflictos legales, ya que se trata de prácticas perseguibles de oficio o desde la administración.
La sociedad tendrá en consecuencia incrementos de los costes de la sanidad y, en general, una disminución de la calidad asistencial
La práctica profesional a la defensiva es una forma miserable de trabajar porque pone los intereses del profesional por encima de los de sus pacientes. Y, aunque los intereses pudieran ser legítimos, las mas veces ocultan planteamientos mezquinos, miedos, inseguridades y desprecio a la gente.

X. Allué (Editor)

Written by pedsocial

18 septiembre 2017 at 7:00

Publicado en 1

Tagged with , ,