Pediatría social

14 abril 2014

Spring break-Semana Santa-Vacaciones de primavera

Archivado en: 1 — Etiquetas: , , — pedsocial @ 15:18

imagesDepende la geografía y de la cultura, alrededor del equinoccio de primavera, o de la luna de Nissán, justo cuando se dejan atrás los fríos del hemisferio norte, la gente se suele tomar un descanso. Al menos los escolares, sus profesores y los que tiene la fortuna de tener trabajo. El ocio de unos será, sin embargo el neg-ocio de los otros, cuando abren establecimientos hoteleros y otras dependencias y servicios de hostelería y restauración.

Ingleses y norteamericanos han institucionalizado el período de ocio primaveral con un viaje “al sur” de adolescentes en lo que se convierte en un cierto “rito de paso” que combina la juerga, el deporte, la playa y el consumo de alcohol y otros tóxicos recreativos. Probablemente resulte inevitable cuando se junta gente joven sin supervisión, que difícilmente van a aceptar reconvenciones o censuras. Lo que no debe ser óbice para que las personas responsables las ejerzan.

Las celebraciones religiosas tradicionales de muchas localidades españolas de la semana santa, que rememora la pasión de Cristo, componen un esceHuevosnario de manifestaciones litúrgicas con otras folklóricas y gastronómicas. En algunas, como la bendición de las palmas del domingo que abre la semana, el protagonismo es de los niños. La semana se cierra con la Pascua, con todas sus tradiciones y ritos, que en varios sitios también dedica a los niños la caza de huevos multicolores o las tartas historiadas que los padrinos regalan a sus ahijados. Para muchos la renovación de las tradiciones lleva a volver al lugar de origen y a visitar familiares y antepasados.

Desde aquí deseamos a todos una buena Pascua y volveremos el martes 22.

X. Allué (editor)

 

9 abril 2014

El manifiesto de The LANCET, por una salud universal (en español)

Archivado en: 1 — Etiquetas: , , , — pedsocial @ 11:20

globePara comodidad de los lectores de habla hispana hemos traducido el Manifiesto publicado recientemente por la revista The Lancet y reproducido en este blog hace unos días, por su interés y trascendencia.

El manifiesto.

Este manifiesto para la transformación de la salud pública exige un movimiento social para apoyar las acciones de salud pública colectiva en todos los niveles de la sociedad – personal, comunitaria , nacional , regional , global y planetaria. Nuestro objetivo es responder a las amenazas con que nos enfrentamos : amenazas para la salud y el bienestar humanos , las amenazas a la sostenibilidad de nuestra civilización , y las amenazas a los sistemas naturales y humanos a medida que nos mantienen. Nuestra visión es la de un planeta que alimenta y sostiene la diversidad de la vida con las que coexistimos y de la que dependemos. Nuestro objetivo es crear un movimiento por la salud del planeta .
Nuestra audiencia incluye a profesionales de la salud y profesionales de la salud pública, los políticos y los responsables políticos, los funcionarios internacionales que trabajan en la ONU y en los organismos de desarrollo y académicos que trabajan en nombre de las comunidades. Por encima de todo , nuestro público incluye a toda persona que tenga un interés en su propia salud, en la salud de sus semejantes, y en la salud de las generaciones futuras.

La disciplina de la salud pública es esencial para la visión , debido a sus valores de justicia social y equidad para todos , y su enfoque en las acciones colectivas de las gentes interdependientes y con poder y sus comunidades. Nuestros objetivos son proteger y promover la salud y el bienestar, para prevenir la enfermedad y la discapacidad, para eliminar las condiciones que dañan la salud y el bienestar, y para fomentar la capacidad de recuperación y adaptación. En la consecución de estos objetivos, nuestras acciones deben responder a la fragilidad de nuestro planeta y nuestra obligación de proteger los entornos físicos y humanos en los que existimos.

La salud planetaria es una actitud ante la vida y una filosofía para vivir. Se enfoca a las personas, no las enfermedades, y se basa en la equidad, no la creación de sociedades injustas. Buscamos minimizar las diferencias en materia de salud de acuerdo a la riqueza, la educación , el género, y el lugar donde se vive. Apoyamos el conocimiento como una fuente de transformación social, y el derecho a alcanzar, progresivamente , los niveles más altos posibles de salud y bienestar.
Nuestros patrones de consumo excesivo son insostenibles y en última instancia, provocar el colapso de nuestra civilización. Los daños que siguen causando en nuestros sistemas planetarios son una amenaza para nuestra existencia como especie. Los logros alcanzados en la salud y el bienestar en los últimos siglos , incluso a través de las acciones de salud pública , no son irreversibles; que pueden perderse fácilmente , una lección que no hemos aprendido de las civilizaciones anteriores. Hemos creado un sistema económico mundial injusto que favorece a una pequeña élite de ricos por encima de los muchos que tienen tan poco.

La idea de progreso sin restricciones es una ilusión peligrosa del ser humano: el éxito trae nuevas amenazas, potencialmente aún más peligrosas. Nuestra tolerancia con el neoliberalismo y las fuerzas transnacionales dedicadas a extremos muy alejados de las necesidades de la gran mayoría de las personas, y especialmente a los más desfavorecidos y vulnerables, sólo se está profundizando la crisis que enfrentamos. Vivimos en un mundo donde la confianza entre nosotros, nuestras instituciones y nuestros líderes, está cayendo a niveles incompatibles con las sociedades pacíficas y justas, contribuyendo así a la amplia desilusión con la democracia y el proceso político .

Se requiere una urgente transformación en nuestros valores y nuestras prácticas basadas en el reconocimiento de nuestra interdependencia y la interconexión de los riesgos que enfrentamos. Necesitamos una nueva visión de la acción cooperativa y democrática en todos los niveles de la sociedad y un nuevo principio de lo que se conoce como “planetismo”(1) y el bienestar para todas las personas en esta tierra. Un principio que afirma que debemos conservar , mantener y hacer flexibles los sistemas planetarios y humanos en que la salud depende, dando prioridad al bienestar de todos. Con demasiada frecuencia, los gobiernos se comprometen , pero no actúan; la rendición de cuentas independiente es esencial para garantizar el seguimiento y la revisión de estos compromisos, junto con las medidas correctoras oportunas.
La voz de la salud pública y la medicina como la conciencia independiente de la salud del planeta tiene un papel especial que desempeñar en el logro de esta visión. Junto con las comunidades empoderadas , podemos enfrentar a los intereses creados y las fuerzas que ponen en peligro nuestro futuro. Un poderoso movimiento social basado en la acción colectiva en todos los niveles de la sociedad garantizará la salud del planeta y, al mismo tiempo, apoyará el desarrollo humano sostenible.

Richard Horton, Robert Beaglehole , Ruth Bonita, John Raeburn , Martin McKee, Stig Wall.
The Lancet , London NW1 7BY , Reino Unido (RH ); Universidad de Auckland , Auckland , Nueva Zelanda ( RBe , RBO ); Departamento de Salud Pública de la Universidad AUT , Auckland , Nueva Zelanda (JR ); Departamento de Servicios de Salud de Investigación y Políticas , Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical de Londres , Reino Unido (MM ); y el Departamento de Salud Pública y Medicina Clínica de la Universidad de Umeå , Umeå , Suecia ( SW)

_______________________

(1) Nota del T, que soy yo:

Planetismo. El planetismo recoge una idea de los años 70 del siglo pasado que entiende el planeta Tierra como un organismo vivo en el que los que lo habitamos, hombres, animales, plantas y piedras, somos una parte interrelacionada y vital para la supervivencia del organismo total. Con partidarios y detractores, no es más que una idea.

X. Allué (Editor)

7 abril 2014

México lindo

Archivado en: 1 — Etiquetas: , , — pedsocial @ 4:04

mexicoLeopoldo Vega Franco es el editor de la Revista Mexicana de Pediatría, que inicia cada número con un editorial. Desde este rincón apreciamos su peculiar estilo, caracterizado por una intensidad y entusiasmo por la salud de los niños notable.

Sorprende a la vez las temáticas y el lenguaje transatlántico. Invito a quien lo lea que haga el esfuerzo de “oír” los textos con el característico acento mexicano porque le añade calidad… y calidez.

Aunque a veces se justifica afirmando que los editoriales deben introducir a los contenidos de cada número de la revista, suele viajar por diferentes paisajes culturales para regresar, siempre, al compromiso con la crianza y la salud de los niños y las responsabilidades de los pediatras. O, en algunos caso, para exhortarles a escribir bien y huir del lucro comercial.

No son malas recomendaciones en este ámbito donde el manoseo del lenguaje y el recurso a extranjerismos plagan la literatura biomédica hasta hacerla ininteligible. A los extranjerismos también se les llama “barbarismos”, que etimológicamente quiere decir lo mismo. Lo malo es cuando sólo son realmente barbaridades. El uso de vocablos ingleses ha venido a substituir a los “latinajos” de cuando el latín era la lingua franca de los ámbitos doctos. En ambos casos, y lamentablemente, el uso no era tanto de dar uniformidad al conocimiento sino substraerlo de la gente de la calle, de los pacientes, para dar una apariencia científica a lo que, a menudo, sólo ocultaba ignorancia y venalidad.

Lo del comercialismo de la profesión es harina de un costal diferente. Las mermas en los emolumentos de los profesionales que está causando el actual estado de la economía y, más concretamente, los recortes de los gobiernos en los presupuestos sanitarios, van a empujar naturalmente a “buscarse la vida” a los facultativos. Eso es perfectamente legítimo mientras no sea a expensas de deterioros en la dedicación. Como dice el Dr. Vega, “que en su práctica diaria como pediatra no se haga acompañar por el dios Mercurio: dios de los comerciantes“. Por el bien de los niños.

X. Allué (editor)

2 abril 2014

El buen y el mal uso de la asistencia sanitaria

Archivado en: 1 — Etiquetas: , , , , — pedsocial @ 6:11

Urgencias, de 0 a 24 horasY entonces va el presidente de la Organización Médica Colegial y se descuelga con una propuesta de sanción para los que, supuestamente, hagan mal uso de los servicios asistenciales sanitarios.

El Dr Rodriguez Sendín  opina, puesto que obviamente se trata de una opinión, que 1: existe gente que hacen mal uso de la asistencia sanitaria; 2: que no se hace nada por evitarlo y 3: en vista de lo cual esos ciudadanos deben ser perseguidos y sancionados. Ya hemos dicho antes que las opiniones son como el culo: todo el mundo tiene una, o uno. Y por ello, no vamos a negarle al ilustre doctor que exponga la suya.

Sin embargo, no es una opinión única. Hay bastantes personas que opinan lo mismo y aportan anécdotas de conocidos o de salas de espera. Lo mismo que algunos facultativos y trabajadores sanitarios que, más o menos agobiados por su tarea, repiten la mantra de que la gente abusa. Por otro lado, parece como si este tema tenga algo de viejuno. Algo de un pasado, reciente, pero pasado.

Personalmente el tema me ha ocupado en el pasado. Hace casi veinte años escribí una tesis doctoral con la experiencia de servicios de urgencias con el subtítulo de Factores Socioculturales En La Oferta y La Demanda de Las Urgencias Pediátricas que luego se publicó como libro “Urgencias. Abierto de 0 a 24 horas”, todavía disponible en Amazon ( o, si alguien está muy interesado, se lo puedo proporcionar). La tesis es que la demanda y la oferta de los servicios de urgencias es más dependiente de factores sociales que de ninguna otra cosa.

Resumiendo, la gente va a Urgencias principalmente porque está abiertas. Disponibles. 24 horas al día. 365 días al años y 366 los años bisiestos. Mientras que el resto del sistema asistencial suele abrir de 08.00 a 20.00 y sólo de lunes a viernes. O sea que de las 168 horas de la semana, solo 6o, es decir el 35% del tiempo, los servicios asistenciales de Atención Primaria permanecen abiertos. El otro 65% sólo hay abiertos los servicios de Urgencias. Sobre todos las larguísimas otras 60 horas seguidas que van desde la tarde del viernes a la mañana del lunes.

Después hay mil razones más, desde la demora que representa la programación de las consultas en Atención Primaria hasta el prestigio de los hospitales como centro de atención. Desde la conveniencia horaria para quienes dependen de horarios laborales, hasta la hipocondría multidemandante de algunos pacientes.

Ya hace tiempo que los hospitales han adoptado sistemas de triaje para facilitar la asistencia en los servicios de urgencias y, los más modernos, han adaptado sus estructuras físicas a la demanda que van recibiendo.

También van mejorando los sistema de información y citas para evitar que los pacientes se olviden de recoger sus análisis o pruebas complementarias o de su presencia en las listas de espera, aspectos que también preocupan al Dr. Rodriguez Sendín en su cruzada de lucha contra en mal uso de la asistencia.

En mi experiencia casi todo ello debe solucionarse con los propios recursos del sistema y no multando a nadie.

En todo caso, quien tiene la responsabilidad de canalizar los flujos asistenciales y la optimización de su utilización es el propio sistema sanitario. Con previsión y organización. Con conocimiento y buena comunicación. Las medidas represivas no son más que una muestra de incapacidad, impotencia e inoperancia. Mal rollo.

Antes de acabar de escribir esta entrada ya he tenido oportunidad de escuchar, en diferentes emisoras de radio, unas cuantas críticas serias (de periodistas, tertulianos y, también, de presidentes de colegios de médicos y representantes sindicales) a las opiniones del señor presidente del Consejo General de Colegios de Médicos. No creo que con ello se vaya a zanjar la cuestión, así que en subsiguientes entradas seguiremos tratando el tema.

X. Allué (Editor)

31 marzo 2014

The Lancet Manifesto on planetary health

Archivado en: 1 — Etiquetas: , — pedsocial @ 10:01

 

27 marzo 2014

Pedofilia institucionalizada

Archivado en: 1 — Etiquetas: , , , , , , , — pedsocial @ 9:57

01Cualquier psiquiatra medianamente instruido os explicará que la pedofilia es un trastorno del comportamiento adulto erraizada en una inmadurez sexual, una incapacidad de enfrentarse sexualmente a personas adultas y una pulsión por el poder sobre los más débiles. Incluye un abanico de actos, comportamientos, conductas y ideaciones que van desde la mera afición a contemplar imágenes o masturbaciones compulsivas hasta los más abyectos crímenes. En el objeto de la obsesión no siempre se diferencia entre los sexos. La sociedad, sin embargo, condena con mayor contundencia la pedofilia homosexual, una evidencia más del machismo imperante. En cambio, la pedofilia heterosexual femenina cuenta–y desde tiempo inmemorial–con una integración social llamativa.

Casi tres años después de protagonizar una portada en la revista Vogue, se renueva la controversia sobre la modelo infantil Thylane Blondeau al aparecer en la portada de Jalouse. No se trata de juzgar el buen gusto de las revistas de moda, especialmente las francesas, ni la profusión del uso de imágenes y de niños en publicidad. Sólo señalar que existe una pedofilia institucionalizada o digamos, cultural, tolerada de manera diferente según las sociedades.

Pero, y en todo caso, conviene señalar que se mantiene y para el regodeo o interés principalmente de hombres adultos.

Algo tiene que ver la tradición ancestral y extendida del culto a la virginidad femenina. Varias religiones sacralizan hasta extremos del fanatismo la virginidad. Cristianos, budistas, musulmanes, de diferente forma y liturgia, entienden la virginidad como un valor de enorme importancia. Esta va desde venerar la persistencia más o menos inexplicable de la integridad himeneal post-puerperal, hasta considerar la disponibilidad de numerosas mujeres núbiles en un paraíso prometido. Se trata de creencias religiosas y, como tales, respetables en su concepción. Menos respetables, sin embargo, en las connotaciones sociales que imponen o condicionan. En la misma linea de superstición (superstitio significa “por encima” de la comprensión) se incluye la mutilación genital femenina.

Se promueve la virginidad prenupcial y, aparentemente, una forma de asegurarla es que las mujeres sexualmente “disponibles” sean cada vez más jóvenes, niñas. De ahí vienen los matrimonios infantiles que hemos denunciado en este blog desde hace tiempo.

La moda, las modas, las tendencias o La Moda, en genérico, contribuyen significativamente a las construcciones culturales. En todo tiempo, pero especialmente hoy día en la sociedad de la comunicación. Pero, a la vez, se encuentran influenciadas por condicionantes sociales de raíz profunda. La controversia de Thylane Blondeau tiene una visión diferente en Francia que en la Gran Bretaña o los Estados Unidos, con cultura protestante más o menos calvinista, que son más pacatos. Pero por encima se extiende un machismo poderoso.

Como me recordaba recientemente una mujer con amplios contactos en el mundo de la moda de vestir, la frase de Cocó Chanel de que las mujeres se visten para las mujeres pero se desnudan para los hombres, está en el origen de la moda actual del depilado púbico. Tiende a “infantilizar” el aspecto de la mujer desnuda. Otra concesión a la pedofilia.

Conviene tener en cuenta que la defensa de los derecho de los niños tiene muchos frentes, desde la sacristía hasta la pasarela, desde el Corán o la Biblia hasta el Vogue. No lo perdáis de vista.

 

X. Allué (Editor)

 

25 marzo 2014

Tuberculosis, una infección con notables connotaciones sociales.

Archivado en: 1 — Etiquetas: , , , — pedsocial @ 19:39

tuberculosisLas enfermedades infecciosas o, como se decía, infectocontagiosas, tienen una historia larga. Precisamente por su contagiosidad tambén llamadas enfermedades trasmisibles, mantienen un notable componente social: son enfermedades a menudo compartidas. Muchas de ellas requieren contactos íntimos, con intercambio de flúidos corporales, otras pueden ser de contacto más remoto o bien mediante vectores transmisores, en general insectos.

Ahora hace 132 que Robert Koch publicó el hallazgo del bacilo causante de una enfermedad transmisible que ha causado millones de víctimas a lo largo de la historia, y que continua afectando a millones de personas en el mundo: la tuberculosis. Y, notablemente a los niños: un millón cada año

Se han identificado casos de tuberculosis ósea en tumbas del antiguo Egipto, y más tarde en Roma y sus colonias. Personajes famosos murieron de “consunción”, como se conocía la forma crónica de la infección. Su extensión llevó a llamarla “la peste blanca“: peste por su amplia distribución y blanca por no causar el cuadro de insuficiencia respiratoria y asfixia que la peste pulmonar–ésta causada por la Yersinia o Pasteurella pestis–causa en los casos mortales que tornaba cianótica la cara de las víctimas. Contrastaba en cambio la palidez de las víctimas con las chapetas rosadas de las mejillas.

Las formas clínicas son variadas dependiendo de la edad, la froma de contagio y las condiciones subyacentes. Por mi edad he tenido la lamentable oportunidad de ver casos de todas las formas: tuberculosis pulmonar, miliar, meningitis, tuberculosis ósea, renal, ovárica, cutánea, y hasta nódulos mesentéricos en necropsias. Hoy día los problemas más acuciantes son la existencia de bacilos multiresistentes y la asociación con el SIDA, que a veces son la misma cosa.

Las connotaciones sociales incluyen:

- La infeccion se adquiere en el entorno social próximo

- Exclusión y estigmatización de los pacientes y sus familias

- Asociación con la pobreza, el hacinamiento y la falta de atención sanitaria adecuada

- La necesidad de medidas de aislamiento en los casos agudos, que separan los niños de sus familiares contagiosos

- Conflictividad con el sistema escolar, que no siempre entiende que los niños con tuberculosis no son contagiosos

- Dificultades de cumplimiento de los tratamientos (compliance) por lo largos y costosos

Lamentablemente aún queda tiempo antes de que podamos considerar la infección por el Mycobaterium tuberculosis como algo del pasado. Mientras tanto, además de afilar nuestros recursos diagnósticos, utilizar nuestro arsenal terapéutico con precisión y organizar el control epidemiológico de manera eficaz, debemos aportar el apoyo necesario para que los componentes sociales puedan también minimizarse.

X. Allué (Editor)

24 marzo 2014

Cosas que un pediatra NO debe hacer

Archivado en: 1 — Etiquetas: , , — pedsocial @ 6:12

Rhonda Acholonu, MDNiño…/eso no se hace, eso no se dice, eso no se toca…/” Tantas recomendaciones a los niños sobre lo que NO…

Sean las que sean las recomendaciones educativas y pedagógicas, las más veces todo pasa por prohibiciones, limitaciones, actitudes disuasorias, imposiciones negativas. Mucho más que las positivas. En cambio a los profesionales se les enseña lo que deben hacer, en positivo. Bueno, pues no. Hay cosas que mejor no hacer y a pesar de que los pacientes, los padres de los pacientes las demandan injustificadamente.

La American Academy of Pediatrics, publica un modulo de autoaprendizaje sobre procedimientos y prescripciones que no están justificadas, cosas que es mejor no hacerlas:

Las nuevas recomendaciones basadas en la evidencia son:

- No prescribir altas dosis de dexametasona ( 0.5mg/kg por día) para la prevención o tratamiento de la displasia broncopulmonar en el prematuro infantil.

- No llevar a cabo analíticas de detección de alergias a los alimentos, sin consideración previa de la historia médica.

- Evitar el uso de bloqueadores de los ácidos y agentes de motilidad como la metoclopramida (genérico ) para el reflujo gastroesofágico fisiológico … que se presente sin esfuerzo , sin dolor, y sin afectar el crecimiento. No utilizar medicación en el denominado “escupidor feliz”.

- Evitar el uso de cultivos de despistaje para la detección y el tratamiento de la bacteriuria asintomática .

- Los monitores de apnea en el hogar infantil no deberían usarse rutinariamente para prevenir el síndrome de muerte súbita del lactante.

Además, una lista completa de AAP de elegir sabiamente recomendaciones está disponible on line.

Las primeras 5 recomendaciones son:

- Los antibióticos no deben ser utilizados para aparentes enfermedades respiratorias virales ( sinusitis , faringitis , bronquitis ) .

- No se deben usar medicamentos para la tos y el resfriado común, y en general para las enfermedades respiratorias en niños menores de cuatro años de edad.

- La tomografía computarizada ( TAC) no es necesaria en la evaluación inmediata de traumatismos craneales leves.

- Los estudios de neuroimagen (TAC, Resonancia magnética) no son necesarios en un niño con convulsiones febriles simples .

- Los TAC scans no son necesarios en la evaluación rutinaria de dolor abdominal.

La demanda social y la gratuidad de las exploraciones en un sistema sanitario público, universal y pagado con los impuestos, conduce a menudo a una profusión de actuaciones inútiles, cuando no perjudiciales, y de complacencia. Antes de que los políticos recortadores de prestaciones sociales y sanitarias acaben por destruir todo el sistema, debemos aplicarnos en demostrar que los niños no son los causantes de ningún despilfarro. Ni los pediatras tampoco.

X. Allué (Editor)

20 marzo 2014

Cómo evitar accidentes infantiles …en Europa

european-mapYa hemos explicado que los accidentes son, en los países del primer mundo, la principal causa de mortalidad infantil después de período neonatal. Y que una buena parte de los accidentes infantiles suceden en el ámbito doméstico.

El hogar se convierte en peligroso por la multitud de artilugios, achiperres, utensilios, chismes y “cosas” susceptibles de producir lesiones a los niños. Muchos de los cuales son manufacturados y, por lo tanto, sometibles a regulación industrial de seguridad.

El Ministerio de Sanidad español, que a menudo calificamos de inútil, redundante y ocupado por una titular de dudosa trayectoria socioeconómica, retransmite lo que nos dice la Alianza Europea para la Seguridad Infantil (European Child Safety Alliance). El proyecto EuroSafe tiene como objetivo  prevenir las lesiones infantiles. Con el fin de reducir el riesgo de lesiones en los niños relacionadas con productos de su vida diaria, la Alianza ha publicado la  “Guía sobre seguridad de los productos” que ha sido traducida al español por el Ministerio. Esta guía, proporciona información sobre distintos productos que expertos europeos en seguridad infantil han identificado como potencialmente peligrosos, y que pueden suponer un riesgo de lesiones para la infancia. Su propósito es advertir a padres, cuidadores y educadores de los motivos por los que estos productos se han considerado potencialmente peligrosos y de cómo utilizarlos correctamente para evitar que originen lesiones en la población infantil.

La lista de productos analizados incluye

(por orden alfabético)

Andadores
Asientos en automóviles
Asientos o anillos de baño
Baúles para juguetes
Bicicletas
Bolsas de plástico
Camas elásticas
Camas para adultos
Chupetes y sonajeros
Cordones de persianas y cortinas
Cordones, cuerdas corredizas y bisutería para niños
Cunas
Detectores de humo y monóxido de carbono
Encendedores sin mecanismos de seguridad
Equipamiento de las áreas de juego y superficies.
Fuegos artificiales
Literas
Parques y corralitos.
Persianas internas
Piezas pequeñas (globos, pilas, imanes, canicas, etc.)
Pijamas infantiles y ropa de cama
Porterías de fútbol y balonmano
Puertas y barreras de seguridad
Sonajeros
Tronas para niños

Para revisar, entender, elaborar instrucciones y trasmitir a los padres.

X. Allué (Editor)

17 marzo 2014

Pelo… y su importancia social

Archivado en: 1 — Etiquetas: , , , , , — pedsocial @ 6:15

XA smiley baldface2(Por abreviar, nos referiremos al pelo de la cabeza, el cabello, de caput-cabeza y pilus-pelo)

Casos

1.- Ella tiene apenas dos años y medio. Hablándole, en el asiento de atrás del automóvil mientras volvemos del cole, vemos una ambulancia. Comento que yo también he de ir al hospital a que me miren la piel de la cabeza. Me dice, enseguida:

–¿Te van a poner pelo?

–Upps!

A esa temprana edad es capaz de distinguir la notable lisura de mi calva y la no menos notable ausencia de pelo. Y que eso es una carencia. También ha tenido su experiencia personal. En septiembre, su madre, harta de pelear con la infestación de piojos, los tirones de la liendrera, el pringue de los insecticidas capilares y la intransigente actitud de los directores de la guardería, le cortó el pelo al cero. Aunque no se enteraba mucho, con la cosa de la ropa unisex y sin pircing, su madre tuvo que sonreír cada vez que le decían “¡Qué niño más rico!”…

2.- Tiene siete años y desde recién nacida lleva una válvula de Holster. Es muy mona, rubia de pelo lacio. La puñetera válvula se obstruyó y hubo que reemplazarla cuando faltaba un mes y medio para su primera comunión. En el antequirófano se quedó la melena. Ahora ya está bien, pero hay que lidiar con que si una peluca o un gorro para el cole y un hábito con capucha para el vestido de primera comunión. Vaya lata.

3.- Ya los habéis visto por ahí, pero sobre todo en las series televisivas “Planta 4ª” y “Polseres vermelles” (Pulseras rojas The red band Society): niños con cabezas peladas por efecto de la quimioterapia oncológica. Una parte del precio de la supervivencia.

Los paleontólogos os explicarán que el pelo es muy probablemente un atavismo en esta especie que somos los H. sapiens (algunos menos “sapiens”) y que en el proceso evolutivo es posible que lo perdamos del todo. Nuestros antepasados eran notablemente peludos. Al mono desnudo sólo que queda pelo en la cabeza, en las axilas y alrededor de los genitales, además de algo de vello en antebrazos y piernas.

Y los antropólogos os mostrarán numerosas culturas o etnias, cuyos miembros se rapan la cabeza. La verdad es que las etnias africanas lo deben hacer por comodidad, porque los rizos (o las “rastas”) se ensucian y enredan. Mis dos nietas africanas están hartas de trencitas, pero en Europa las niñas con la cabeza pelada despiertan demasiada curiosidad y molestias. Los sikh no se lo cortan en toda la vida y numerosos musulmanes obligan a sus mujeres a ocultar sus cabellos “para no provocar a los hombres”.

Y los historiadores de la moda os mostrarán los pelucones del siglo XVIII en la corte parisina. Por cierto, plagados de piojos. Mantenidos como símbolo de autoridad por los magistrados ingleses, aunque ahora sólo para los casos de justicia penal.

Llevar el pelo largo le costó la vida al hijo de David, Absalón, según dice la Biblia (II Samuel, 18, 14). Y a Sansón (Jueces, 16. 19) también le dio problemas, aunque siempre he creído que lo que le cortó Dalila aquella noche fue otra cosa y por eso perdió la fuerza.

Dentro de 100 años, todos calvos, dice el refrán. Obviamente, algunos como yo, mucho antes. Pero cuando un niño o niña pierde el pelo por razones biomédicas se debe actuar con suficiente tacto y sensibilidad para contrapesar lo que la pérdida representa. En el área simbólica hasta puede tener un cierto efecto de amputación. Si es posible hay que anunciarlo, decir la verdad y no promover esperanzas sobre la recuperación que puede muy bien no producirse. No van a valer las referencias a otras personas, en general adultos, porque ya se entiende que la calvicie es algo que sucede con la edad y, cuando se es pequeño, pues “no toca”.

También hay que trasmitir las necesarias cautelas al personal de los centros educativos, escuelas o colegios, y a la familia extensa, para evitar comentarios o actitudes innecesarias o insensibles.

Lo que sea para que los menores no tengan la sensación de que, como siempre, los adultos les “toman el pelo”, literalmente.

X. Allué (Editor)

(NOTA: Por una vez, y sin que sirva de precedente, esta entrada de blog la ilustra una foto mía. La razón es obvia)

Older Posts »

El tema Silver is the New Black Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 48 seguidores